Realizar entrenamiento de peso no es tan simple como parece. Si eres un principiante, seguro que has observado que hay personas que realizan repeticiones rápidas y otros más lentas. ¿Cómo debes entrenar tú? ¿Es mejor una de las dos opciones?

Los ejercicios anaeróbicos están enfocados a aumentar la masa muscular gracias a la tensión que se ejerce. Puedes realizarlos con máquinas, mancuernas, barras o pesos libres, pero debes tener claro cuál es tu objetivo. La velocidad te dará diferentes tipos de resultados: de forma rápida ganarás más fuerza muscular y de forma lenta estarás ayudando  a estimular el crecimiento de tus músculos. Ambos entrenamientos son correctos.

Hacer repeticiones lentas

Podríamos decir que una repetición lenta se realiza en unos 10 segundos. Cuando levantamos el peso, estamos haciendo la fase “positiva de la repetición, que debe durar unos 4 segundos. Al llegar arriba, nos deberíamos detener unos 2 segundos para llevar al límite la resistencia y luego bajar. La bajada se llama fase “negativa y tardaremos otros 4 segundos hasta llegar a la posición inicial.

Cuando levantamos peso de forma lenta, estamos prolongando en el tiempo la tensión muscular y aumentamos el flujo sanguíneo. Es por eso que este tipo de entrenamiento esta creado para dar forma a la musculatura y aumentar su tamaño.

levantar peso bodypump

Repeticiones rápidas

Para hacer repeticiones a un tempo rápido de levantamiento es necesario que tengas una buena técnica y cuides la postura durante el ejercicio. Si hacemos un mal movimiento rápido, estaremos aumentando las posibilidades de lesionarnos.

Realizarlas de forma rápida reduce la tensión de los músculos y puede ayudarte a levantar progresivamente un mayor peso. Con el tiempo ganarás potencia y fuerza, te sentirás más fuerte aunque tus músculos no tengan el mismo volumen que si entrenas de forma lenta.

Ambos entrenamientos son válidos e incluso puedes compatibilizarlos durante la semana para realizar entrenamientos más completos. Así veras aumentada tu masa muscular y jugarás con ganar fuerza poco a poco. Es decir, de forma lenta es posible que logres coger un mayor peso porque harás menos repeticiones. En cambio, de forma rápida tendrás que aguantar con un mismo peso a buen ritmo. No te avergüences si al principio no eres capaz de hacer repeticiones rápidas con más de 5 kilos.

El descanso es fundamental

No importa el tipo de entrenamiento que hayas realizado, tus músculos sufren pequeños desgarros mientras están siendo entrenados. Es muy posible que te sientas un poco dolorido durante las 24-48 horas después, por lo que necesitaran descansar correctamente para que esas fibras se recuperen, crezcan y se hagan más fuertes.