En artículos anteriores te hemos enseñado a proteger tus manos en CrossFit y a valorar si merece la pena usar guantes mientras entrenamos; pero a bien seguro, te ronda por la cabeza aplicar magnesio en tus manos para ejercitarte. En los gimnasios es bastante común ver a deportistas aficionados que se embadurnan en este polvo blanco para realizar dominadas, subir la cuerda o hacer peso muerto.  ¿Es necesario usar magnesio para tener un mayor rendimiento? ¿Cuál es su función realmente?

La mayoría hemos escuchado que el magnesio se usa para evitar la aparición de los molestos callos en las manos; pero más allá de un problema estético, esta sustancia ayuda a mantener un mejor agarre controlando que no nos resbale la mano por el sudor.

¿Qué tipos de magnesios existen?

Es cierto que hasta hace poco, su uso tan solo era demandado por escaladores o halterófilo; en la actualidad, es un complemento que puedes llevar al gimnasio para mejorar tus marcas y rendir más eficiente. Eso sí, intenta no ir de listillo y aplicar magnesio para realizar cualquier movimiento. He visto a unos cuantos que lo usan para hacer el pino, cuando realmente no es nada necesario.

Aunque solo te hayas fijado en el magnesio en polvo, también existe en su versión líquida. En cuanto al polvo, muchos tienen cierto amor-odio con este formato. Pese a ser mucho más asequible de precio, es menos duradero en las manos y ensucia demasiado. Estamos ante un claro ejemplo de que lo barato a largo plazo se convierte en más caro.
En cambio, el magnesio líquido no ensucia, se usa muy poca cantidad y es más práctico. La diferencia de precio tampoco es muy elevada, apenas 5€ de diferencia.

También encontrarás magnesio sólido, en forma de piedra o tiza, pero quizá esté más enfocado a los escaladores que para un entrenamiento de gimnasio.

¿Realmente es aconsejable?

No seré yo quien te diga que no uses el magnesio, ni que te compres 5 kg. Su uso pasa exactamente igual que con los guantes; hay personas que lo recomendarían sin dudarlo porque ellos obtienen un buen resultado, y otras que dirán que es un gasto de dinero inútil.

El magnesio es más barato que los guantes, lo puedes encontrar en distintos formatos y no te creará sudor en las manos. El problema que puedes encontrar es que en tu gimnasio esté prohibido su uso porque ensucia demasiado y tienes que estar aplicándolo constantemente para que realice su función.

¿Controla el sudor? Sí, de hecho hay deportistas que lo usan en la espalda o el cuello para apoyar las barras de peso. Debes tener cuidado de no abusar de su aplicación o acabarás resecando tus manos demasiado.

Mi consejo es que pruebes tanto con el magnesio como con los guantes. Sé tú mismo quien decida qué te ayuda más en los entrenamientos. Es posible que acabes desechando ambas opciones y prefieras tener un contacto natural con el material deportivo.
Si entrenas al aire libre y las barras de calistenia resbalan demasiado, puedes usar un método más rudimentario como es la arena o la tierra.