¿Los músculos tienen memoria?

¿Los músculos tienen memoria?

Carol Álvarez

Seguro que todos hemos escuchado la mítica frase de que los músculos tienen memoria y que no se pierde todo el progreso después de haber estado un tipo fuera de los entrenamientos. ¿Pero existe la memoria muscular?

Caer enfermo, la jornada laboral o las lesiones pueden apartarnos temporalmente del deporte y perder nuestra forma física de manera considerable. Ante esta situación, muchas personas apuestan por la memoria que dicen tener los músculos. ¿Es esto verdad?

¿Qué es la memoria muscular?

La memoria muscular es el acto de cometer una tarea motora específica en la memoria a través de la repetición. Aunque los músculos en sí mismos no pueden recordar nada, están llenos de neuronas conectadas a su sistema nervioso que desempeñan un papel en el aprendizaje motor.

Cualquier movimiento requiere actividad cerebral, y repetir un movimiento, incluso los más complicados, suficientes veces desencadena patrones reconocibles en las regiones del cerebro responsables de las habilidades motoras. Conduciendo así a un movimiento aprendido que requerirá menos capacidad intelectual en el futuro.

Se necesitan aproximadamente 10.000 horas para dominar una habilidad. Sin embargo, es probable que se requiera mucho menos tiempo para obtener los beneficios de la memoria muscular para el entrenamiento de hipertrofia. No hay una sola respuesta sobre cuánto tiempo dura la memoria muscular. Sin embargo, se cree firmemente que la memoria muscular puede durar mucho tiempo en los humanos, hasta 15 años y posiblemente incluso de forma permanente. Otros estiman un tiempo más modesto de 3 a 6 meses.

El levantamiento de peso brinda más beneficios de los que solo se ven en el exterior. También altera la fisiología de los músculos. Mejoraremos la eficiencia neuromuscular y fortaleceremos esa conexión entre cerebro y cuerpo.

Cuando levantamos peso, creamos nuevas vías neuronales dentro de tu SNC (Sistema Nervioso Central). Cuando volvemos a hacerlo después de un tiempo libre, estas vías ayudan a volver a aprender estos movimientos más rápido que cuando los creamos. No se están creando nuevas vías, sino que se están reactivando viejos caminos que ya hemos hecho, aunque hayan estado inactivos por un tiempo.

hombre con memoria muscular

¿Cómo funciona?

El fenómeno de la memoria muscular se discute más comúnmente cuando se analiza la atrofia muscular, o cuando deja de entrenar durante largos períodos de tiempo, lo que resulta en una posible pérdida de masa muscular.

Muchos creen que la memoria muscular nos permitirá recuperar el tamaño y la fuerza de los músculos con bastante rapidez. Sin embargo, la memoria muscular es más el resultado de habilidades motoras aprendidas y menos del crecimiento muscular. El origen de la confusión es el hecho de que lograr la memoria muscular tiende a ir de la mano con un mejor rendimiento y un aumento de las células musculares, los cuales juegan un papel clave en la ganancia de masa.

Cuando logramos la hipertrofia en el gimnasio, nuestras fibras musculares experimentan un aumento de un tipo de células conocidas como mionúcleos. El trabajo principal de estas células es ayudarnos a fortalecernos y aumentar el tamaño de nuestras fibras musculares.

Muchos estudios sugieren que, aunque las fibras musculares pueden disminuir de tamaño cuando dejamos de entrenar, la cantidad de mionúcleos parece permanecer estable incluso durante períodos prolongados y en músculos atrofiados. Hasta tres meses de inactividad. Por lo tanto, esas células todavía están allí cuando volvemos al gimnasio, listas para sintetizar proteínas y fusionar fibras musculares más rápido que la primera vez.

Efectos al retomar el entrenamiento

Que los músculos tienen memoria es algo cierto, siempre que ayudemos a ese recordatorio mediante la estimulación. No tendremos resultados de un día para otro, pero sí será más fácil recuperar el nivel frente a una persona que nunca se ha ejercitado.

Entrenar musculación provoca que las fibras musculares estén recibiendo estímulos para crecer y aumentar el volumen. Conforme más nos entrenamos, más cantidad de fibras aparecen para mejorar nuestro volumen y fuerza. El que realiza este tipo de rutinas sabe que conseguir músculo es algo progresivo y lento en tiempo, así que ni lo conseguiremos de la noche a la mañana ni desaparecerá tan rápido como pensamos.

Al dejar de entrenar durante un periodo de tiempo considerable, los músculos se siguen manteniendo con el mismo número de fibras, lo que sucede es que con el paso del tiempo y la nula estimulación acaban por atrofiarse. El tono muscular empieza a desaparecer poco a poco, pero las fibras siguen manteniéndose siempre que llevemos una alimentación adecuada para evitar que consumamos el músculo.

memoria muscular entrenamiento

¿Cómo se usa?

La memoria muscular es un factor a considerar cuando se trata de reconstruir fuerza y ​​masa después de un período de inactividad, pero no es la única consideración. La rapidez con la que puede recuperar la masa perdida depende del nivel de condición física inicial, el tiempo sin pesas y la nutrición.

Las personas con masa muscular más grande que no tienen acceso a su equipo de entrenamiento (barras, máquinas de fuerza, etc.) tendrán más dificultades para mantener su tamaño que las personas más pequeñas que pueden mantener sus músculos a través de formas alternativas de acondicionamiento físico (como entrenamientos de banda y ejercicios de peso corporal).

La ingesta de alimentos también es un factor importante: si el cuerpo está acostumbrado a consumir suficientes calorías para impulsar los entrenamiento de gimnasio y de repente dejamos de comer tanto, ese déficit calórico conducirá a una disminución de tamaño. Si nos vemos obligado a tomar un descanso del gimnasio, nos aseguraremos de no escatimar en la ingesta de proteínas.

No hay motivo para entrar en pánico si no hemos podido hacer un entrenamiento intenso durante un tiempo; si hemos dedicado la mayor parte de la vida a mantenernos en forma y comer bien, volveremos a la normalidad pronto.

El músculo no tiene memoria

Estrictamente hablando, los músculos no tienen la capacidad de adquirir, almacenar y recuperar información de la forma que lo hace el cerebro. Cuando las personas se refieren a la «memoria muscular», normalmente se refieren a una de dos cosas:

  • El fenómeno de las fibras musculares que recuperan tamaño y fuerza más rápido de lo que lo hicieron en primer lugar.
  • La forma de “memoria procedimental” que hace que volver a aprender una tarea física (como montar en bicicleta) sea mucho más fácil que aprenderla la primera vez, incluso si no hemos hecho ese movimiento durante mucho tiempo.

Aunque estos no son técnicamente tipos de memoria, usamos la palabra «memoria» porque a menudo parece que los músculos «recuerdan» cómo hacer cosas que les hemos «enseñado» previamente (aunque en realidad es el cerebro eso es recordar la habilidad, y solo le estamos diciendo a los músculos qué hacer).

¡Sé el primero en comentar!