Consejos para participar en un triatlón

Consejos para participar en un triatlón

Sofía Pacheco

Un triatlón es una competición de alta intensidad donde tienen cabida 3 modalidades diferentes de deportes y que está considerado modalidad olímpica. Normalmente se empieza nadando, después una carrera en bicicleta para terminar corriendo. Una prueba física no apta para cualquiera, pero que podemos intentar si nos preparamos a fondo durante un largo periodo de tiempo. Con los consejos que daremos a continuación, nos será más fácil la preparación y no abandonar, a menos que sea de extrema necesidad. Solo recomendamos participar si somos capaces de hacer todas las pruebas en menos de 2 horas, que es el tiempo máximo según el reglamento de esta modalidad olímpica.

El triatlón es un deporte que a su vez mezcla otros 3 deportes, es una prueba de resistencia y suele tener unas distancias aproximadas que van desde los 200 metros hasta los 1.000 metros de natación, desde los 5 km hasta los 40 km de ciclismo y desde 1,5 km hasta los 20 km de running. Una prueba que pondrá al límite nuestra resistencia física y mental.

En casi todos los municipios más importantes de España suelen realizarse este tipo de pruebas deportivas de forma anual, algunas inclusos sirven para participar en competiciones a nivel provincial, autonómico o nacional.

Consejos para la prueba de natación

Normalmente estas pruebas se realizan en mar abierto (las más duras), en desembocaduras de ríos, en ríos, pantanos, lagos, etc. Es interesante saber exactamente dónde para que el día de la prueba vayamos seguros.

Controlar el terreno

Ya hemos hecho spoiler, pero es que es crucial conocer el terreno, la distancia, la climatología, el estado del agua, la profundidad, etc. Todo esto nos ayudará a estar más seguros y confiados el día del triatlón. Al conocer el espacio, podremos practicar en esa misma agua o en una similar, ya que no es lo mismo una piscina con condiciones ideales que nadar en mar abierto con oleaje y temperatura por debajo de lo deseado.

Además, se recomienda calcular el tiempo que se tarda en hacer la distancia de la prueba y después entrenar intensidad para ser capaces de nadar un poco más en el mismo tiempo. Sabemos que no es fácil, pero esa velocidad se convertirá en tiempo extra si sufrimos algún contratiempo o algo.

Una prueba de natación en una competición de triatlón

Nadar en grupo

Nadar solo es una auténtica maravilla, y más si se hace en un terreno conocido y controlado como una piscina o un lago, sin embargo, nadar en grupo nos ayuda a saber controlar en ritmo, a acelerar, e incluso a orientarnos. Se aprende mucho más, e incluso nuestros amigos y compañeros podrán darnos consejos para mejorar nuestra orientación, el ritmo, nuestra técnica de natación, como respirar más y mejor en cada brazada, etc.

Probar el material

El consejo número 1 de la vida es que nunca jamás estrenemos algo nuevo, sobre todo zapatos, en un día importante si no lo hemos probado antes. Este consejo sirve para unos tacones, unas botas, un vestido, unos vaqueros in sujetador e incluso para una camiseta o unas mallas del gimnasio.

La ropa que llevemos en el triatlón ha de ser especial, eso implica que no sea de algodón, que no se empape y pese, que sea 100% transpirable, que sea fácil de quitar y poner, que tenga zonas con reflectores para las carreras y para la prueba de ciclismo, etc.

Practicar la transición

Realizar pruebas de cada modalidad deportiva es parte de estos consejos para disfrutar de un triatlón, y hasta ahí todo bien, pero hay un problema del que muchísima gente se olvida y es la transición entre la natación y el siguiente deporte que normalmente suele ser la bicicleta.

Esto implica que tendremos que acostumbrarnos a ponernos las zapatillas estando mojados, montar en bici y sentirnos incómodos y mojados e incluso tener el cuerpo con arena y eso es iguala rozaduras y heridas en los muslos, pies y en otras zonas de contacto directo.

Además, en la transición hay que practicar algo muy importante: no desnudarse. Si los jueces de la prueba observan un desnudo puede suponer la descalificación inmediata. Por eso es de vital importancia usar ropa específica para un triatlón donde nos vamos quitando capas sin dejar nada al aire, aparte de usar una toalla y demás.

Principales consejos para la prueba de ciclismo

Aquí debemos tener claro que ya venimos casi reventados por haber nadado a máxima potencia, estar mojados y saber que es solo el principio. Se necesita mucha fuerza mental y mucha confianza en uno mismo, aparte de cumplir con la seguridad vial. No olvidemos el casco, las gafas, revisar la bicicleta, probar todo antes de salir, etc.

Entrenar, entrenar y entrenar

Cualquier momento es bueno para coger la bicicleta, ya sea para entrenar de cara a realizar el triatlón, o para dar un paseo, para motivarnos después de un conflicto, para disfrutar del campo o la ciudad, etc. Todos aquellos minutos que pasemos encima de la bicicleta son momentos de entrenamiento y cuando se trata de hacer un triatlón, nunca es suficiente entrenamiento.

Un ciclista comiendo una barrita energética

Aprender a comer y beber sobre la bicicleta

Sí, todos sabemos ir en bicicleta con una mano o incluso sin ninguna, lo cual no lo recomendamos, pero intentar probar a comer una barrita energética, o dos, y beber algo de agua o bebida isotónica y mientras tanto no bajar mucho el ritmo de pedaleo es un logro que todos ven fácil hasta que lo hacen.

Se trata de una técnica que ha de ser muy exacta e ir paso a paso, primero una barrita, después guardar el papel, después coger la otra barrita, guardar el papel, respirar profundamente y beber agua o la bebida que tengamos. Lo mejor es que todo esté muy cerca de la mano, para no realizar movimientos bruscos y perder el equilibrio.

Mejorar la postura y el rendimiento

La postura sobre la bicicleta y la forma en la que pedaleamos es clave para ganar segundos y centímetros. La aerodinámica nos ayudará en más de una ocasión, sobre todo si hay viento ya sea de cara o de espalda.

Podemos ir a un especialista y que nos ayude a corregir los fallos que ve cuando pedaleamos y montamos en bicicleta. También es clave que esa bicicleta sea la adecuada a nuestro peso, altura y rendimiento. Si cerca de nosotros hay una tienda de bicicletas con buena reputación y especialistas, no solo vendedores, seguro que nos ayudan.

Mejores consejos para la prueba de running

Sí, aquí ya vamos destrozados, seguramente con rozaduras, dolor de huesos y músculos, es probable que nos hayamos caído, que estemos enfadados, que deseemos terminar esa tortura, pero es ahí donde debemos sacar del fondo de nuestro ser, toda la adrenalina que nos quede.

Buscar un entrenador

Es primordial entrenar de la mejor manera. Hacer running no es salir a correr por un parque adelantando gente o ir con el perro. Eso es salir a correr por entretenimiento o por realizar una actividad física, hacer running de forma seria y encima entrenar para hacer un triatlón, precisa de otras medidas, y lo mejor es ponerse en menaos de un profesional, así que nos tocará buscar a un entrenador de atletismo.

Este entrenador nos indicará qué tipo de zapatillas necesitamos, la ropa, el ritmo que debemos llevar, el tipo de zancada, la respiración, donde focalizar la vista y como relajar la mente, etc.

Un hombre corriendo tras la prueba de natación en un triatlón

Entrenar la fatiga y el agotamiento

Llevar al cuerpo hasta la extenuación es grave, pero tras nadar varios kilómetros, montar en bici otras tantos y ahora correr, nuestro cuerpo se colocará al límite y tendremos esa sensación de fatiga, falta de aire, agotamiento, desmoronamiento de la autoestima, etc. Todo eso hay que trabajarlo y cuanto más tiempo entrenemos la carrera, mejor.

Además, no nos olvidemos que aquí también hay que entrenar la transición, ya que pasar de ir en bici con el fresquito en la cara, a sobrecargar nuestras piernas sumando el agotamiento, es algo que merece un entrenamiento previo.

Estirar siempre al terminar

Es importante estirar tras cada prueba, pero como eso no lo podemos hacer en plena celebración del triatlón, lo mejor es dedicar un tiempo bastante generoso a estirar bien todo nuestro cuerpo al finalizar las carreras y después de haber recuperado el aliento.

Al estirar estamos ayudando a los músculos a relajarse y eso promueve la recuperación, evita las lesiones, posibles agujetas, dolores musculares, etc. Lo que sí podemos hacer es estirar tras cada prueba que hagamos en los entrenamientos, aunque lo mejor es no acostumbrar a nuestro cuerpo a eso, ya que el día de la prueba, podremos sufrir sobrecargas y lesiones.

Dale tiempo a tu cuerpo para recuperarse

Podemos promover esa recuperación con barritas y bebidas especiales, pero lo más importante es hidratarse durante toda la carrera y al finalizar tomar bebidas especiales para mejorar la recuperación y ayudar al organismo a reponer vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Lo mejor es tomarse al menos 2 días de relax total tras la participación en el triatlón, eso nos ayudará a retomar el estado mental y físico y poder hacer frente a las tareas habituales de nuestro día a día.