El azúcar es una sustancia química que se puede encontrar en muchísimos alimentos de manera natural o añadido. ¿A quién no le gusta el azúcar? Puede ser que prefieras el salado, pero es imposible decir que odias el dulce. El problema está en que el abuso del azúcar es perjudicial para nuestra salud, aún más si no está presente de forma natural en los alimentos.

Vamos a intentar aclararos en qué se diferencia el azúcar añadido del natural, ya que ambos afectan a nuestro organismo de manera diferente.

¿Qué es el azúcar natural?

Los azúcares naturales los podemos clasificar en simple o doble, dependiendo de si se componen de una molécula o de dos. El azúcar natural simple podría ser glucosa, fructosa y galactosa; el natural doble sería la sacarosa (fructosa + glucosa), la maltosa (glucosa + glucosa) o la lactosa (glucosa + galactosa).

Estos azúcares se encuentran de forma natural en los alimentos, sin la necesidad de habérselos añadido en un proceso de manipulación. ¿Es entonces mala la fruta (contiene fructosa) o la leche (lactosa)? Para nada. El porcentaje de azúcar que estos contienen son muy bajo frente al resto de nutrientes que nos aportan y que nuestro cuerpo necesita.

¿Cuál es el añadido?

Muchos de los productos procesados contienen azúcares añadidos, además del natural. Podemos asegurar que tomar azúcar refinada, jarabe de maíz, polialcoholes y otros edulcorantes añadidos, nos perjudica seriamente la salud. Aunque no lo creas, una tortilla de patatas precocinada contiene muchísimo azúcar. Te preguntarás tú también qué receta tradicional aporta azúcar a una tortilla, ¿verdad? Pues imagina lo fácil que es agregarle azúcar extra a refrescos, zumos, salsas, etc.

Este tipo de azúcar no solo no aporta ningún valor nutricional, sino que nos suministra calorías vacías.

¿Cómo podemos saber dónde se encuentra el añadido?

Tenemos que tener claro que los productos naturales (verduras, frutas, legumbres o cereales) nunca contendrán ningún ingrediente añadido si lo compramos sin procesar. ¿Cómo podemos saber si el alimento que compramos tiene azúcar extra?

Lo más importante es leer siempre las etiquetas nutricionales y, a parte de mirar el listado de ingredientes, debemos fijarnos en la tabla nutricional. Ahí se especifica claramente la cantidad en gramos de azúcares que contiene el producto.

¿Afecta a nuestro cuerpo?

Da igual que sea natural o no, claro que influye en nuestro cuerpo. Es cierto que la forma de procesarlo nuestro organismo es diferente. Los añadidos tienen mayor índice de glucemia y provocan mayores picos de insulina, además de saciar menos y aportar peligros a la salud.

Es posible que estés hecho un lío, ya que a los deportistas se les recomienda tomar azúcar en momentos difíciles de una competición (geles, barritas, bebidas isotónicas…). Lógicamente, el azúcar natural nos ayuda a tener energía y liberarla poco a poco. Por eso, toma frutas y olvídate de hacer mejunjes extraños con azúcares refinados.

Intenta llevar una alimentación libre de azúcares, con el tiempo será muy perjudicial para tu salud.