Las calorías vacías es un concepto muy empleado. Aunque de forma general, sabemos que este término se les atribuye a los alimentos poco nutritivos, hay cierta confusión con algunos alimentos. En este articulo veremos el concepto de este término, así como los alimentos más comunes donde encontrarlas.

Calorías vacías y su relación con los azúcares

Calorías vacías se refieren a los alimentos cuyo aporte energético es alto, pero son muy poco o nulos nutritivamente. Generalmente, las calorías vacías están relacionadas con un contenido excesivo y desproporcionado de azúcares.

Los azúcares simples o carbohidratos simples por si mismos no son malos, depende del contexto. Estos están presentes en la leche o las frutas, sin embargo, estos alimentos poseen una cantidad de azúcares proporcionada respecto a los demás nutrientes (proteínas, grasas, vitaminas, minerales, fibra).

Por otro lado, existen alimentos como galletas, golosinas o la bollería que contienen una cantidad de azúcares desproporcionada. Estos alimentos, junto con los alimentos que les añadimos azúcar de forma voluntaria, forman parte de los alimentos con calorías vacías.

Alimentos que contienen calorías vacías

Refrescos

Una lata de refresco de 33cl puede contener entre 6-8 terrones de azúcar, equivalente a 25-35 gramos de azúcar. Este tipo de bebida no suele poseer ningún otro nutriente. El consumo de este tipo de bebidas está relacionado con el aumento del riesgo de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2.

Según estudios de la Universidad de Yale, la probabilidad de que un niño padezca obesidad se incrementa un 60% por cada lata de refresco que toma al día.

Zumos industriales

Los zumos industriales se venden como una forma saludable de consumir fruta. Esto, es un error, ya que la gran mayoría de zumos que se venden actualmente en los supermercados contienen una elevada cantidad de azúcar, sin incluir fibra ni muchas de las vitaminas que se podría obtener de la fruta entera.

La mejor opción, es consumir la fruta entera, ya que tiene muchos más beneficios que los zumos. Sin embargo, si te encantan los zumos, una opción mejor que comprar zumos industriales, seria tomar un zumo exprimiendo la fruta en el mismo momento y añadiendo agua.

Azúcar de mesa

El azúcar de mesa es una de las formas más fáciles de aumentar de forma sustancial el consumo de carbohidratos simples. Una opción mucho más saludable, seria sustituir este azúcar por la Stevia, que es natural y tiene un gran poder endulzante.

Bollería, golosinas, helados, cereales azucarados y otros productos similares

La mayoría de estos alimentos contienen una elevada cantidad de azucares, y una deficiencia bastante alta en otros nutrientes. A parte de esto, en estos alimentos, se suele encontrar una generosa cantidad de grasas saturadas o grasas trans, lo que agrava su consumo.

Como norma general, aléjate de estos productos procesados, los cuales tienen un valor nutritivo bastante pobre. Además, ten cuidado con algunas campañas de marketing de este tipo de alimentos (“rico en fibra”, “rico en vitaminas”, etc.)

Alcohol

Las calorías vacías y el alcohol están estrechamente ligados. El aporte de energía correspondiente al alcohol es de 7kcal por gramo. Sin embargo, en este aporte energético, no se encuentra ningún tipo de nutriente.

Además, el exceso de alcohol hará que empeore el aprovechamiento de nutrientes que consumamos.

Problemas asociados al consumo de calorías vacías

Al introducir alimentos con calorías vacías, estamos metiendo calorías, sin apenas nutrientes. Esta cantidad de calorías, aparte de que no nos servirán para nutrirnos, hará que aumente sustancialmente el total calórico.

El consumo de este tipo de sustancias favorece el sobrepeso, incrementan los factores de riesgo cardiovascular, y contribuyen a generar una resistencia insulínica.