Los isquiotibiales son un grupo muscular muy importante en los movimientos cotidianos. Sin embargo, este grupo muscular toma gran relevancia para los deportistas, y aún más para los practicantes de fútbol. Por las acciones que se realizan en el fútbol (golpeo de balón y carrera), este grupo muscular suele ser uno de los mayores causantes de lesiones.

A continuación, explicaremos la importancia que toma este grupo muscular en un deporte como es el fútbol.

Isquiotibiales

Los isquiotibiales son un grupo muscular situado en la zona posterior de las piernas. Estos músculos se originan en la pelvis y llegan hasta la tibia y peroné.

Los músculos isquiotibiales están compuestos por varios músculos:

  • Semimembranoso.
  • Semitendinoso.
  • Bíceps femoral.

Estos músculos participan tanto en la extensión de cadera como en la flexión de rodilla.

Relevancia de estos músculos en el futbol

Golpeo del balón

* Fotografía obtenida de efdeportes.com

En la secuencia de golpeo del balón podemos destacar tres fases:

  • Fase inicial. En esta fase se prepara la pierna y se produce una extensión de cadera y rodilla para preparar el golpeo.
  • Fase principal. Durante esta fase se produce el golpeo del balón, en la que se va extendiendo la rodilla progresivamente.
  • Fase final. Esta fase consta de la parte cuando se produce el golpeo y se acompaña con la pierna produciendo una extensión de la pierna.

Durante esta última fase, se produce una contracción excéntrica con los isquiotibiales y glúteos (frenamos la pierna después del golpeo).

Aunque es cierto que todos los músculos poseen más fuerza en la fase excéntrica que en la concéntrica, estos músculos reciben una alta carga de trabajo en su parte excéntrica (despejes, tiros a puerta, pases, saques). Por esto, las lesiones en estos músculos suelen ser muy comunes en el fútbol.

Por lo que, es muy importante realizar un correcto trabajo excéntrico en el gimnasio para poder prevenir posibles lesiones.

Trabajo de los isquiotibiales durante la carrera

Cuando realizamos una carrera, según la técnica que estemos realizando, vamos a involucrar unos músculos u otros.

En los tipos de carrera podemos dividirlos en este caso en:

  • Ciclo anterior.
  • Ciclo posterior.

Con el ciclo posterior realizaremos mayor carga con los músculos isquiotibiales y glúteo. Mientras que con el ciclo anterior utilizaremos en mayor medida los cuádriceps.

Normalmente, la mayoría de los futbolistas suelen utilizar una carrera del tipo ciclo posterior. Esto es un error, ya que, junto al trabajo durante el partido o entrenamiento suma un estrés excesivo a los isquiotibiales. Ademas, es más ineficiente en carreras de alta velocidad.

En carreras de alta velocidad y sprint es mejor utilizar un ciclo anterior.

En la siguiente imagen, expuesta en un artículo de “Sportlife” que trata sobre este tema, podemos ver estas dos técnicas.