Es muy normal que si haces deporte te salgan cardenales o moratones en la piel. Cuando tienes un golpe o una caída, los vasos sanguíneos de debajo de la piel se rompen y causan esa mancha de color azul, verde o morada en la dermis.
Lo más normal es que no tengas que preocuparte por tener este tipo de lesión, pero hay ocasiones las que no sabemos por qué aparecen puede resultar sospechoso.

Te contamos algunas razones por las que pueden aparecer moratones en tu piel.

La edad

A pesar de que cuanto más mayores seamos, más cuidado tendremos, nuestra piel se vuelve más fina y disminuye la producción de colágeno. Además, también se pierde grasa, que es la encargada de proteger a los vasos sanguíneos de golpes o caídas.

Tomas algunos suplementos

En ocasiones, consumir ciertos suplementos dietéticos pueden ser el motivo por el que aparezcan moratones en tu piel sin ninguna explicación. Algunos de ellos son el omega 3, la vitamina E, la matricaria, el jengibre o el ginseng.
No es muy habitual, pero si te sucede es mejor que acudas a tu médico para comentarle si puede deberse a esto.

Medicinas que influyen en la sangre

Cuándo tomamos medicamentos que disminuyen la capacidad de coagular nuestra sangre, nos volvemos más vulnerables a la aparición de moratones. Pastillas anticoagulantes para combatir la arritmia o los antiagregantes plaquetarios suelen ser desencadenantes.
Aunque también podemos encontrarnos con anticonceptivos orales o el ibuprofeno, que ya sabes que puede influir también en la menstruación.

Falta de vitaminas

Por supuesto, estar mal nutrido puede provocar que tengamos moratones sin explicación alguna.
Tener deficiencia en vitamina K (encargada de coagular), vitamina B12 (producción de glóbulos rojos), vitamina C (creación de nuevos tejidos) y vitamina P (producción de colágeno) puede provocar este síntoma en la piel.

Teniendo una correcta alimentación, te hará corregir cualquier tipo de déficit nutricional.

Alguna patología de la sangre

Sufrir hemofilia, leucemia o la enfermedad de von Willebrand pueden ser motivo de aparición de hematomas en la piel. Ten en cuenta que estas enfermedades están relacionadas con los problemas de coagulación de la sangre y con un riesgo mayor a hemorragias.

Lo más común es que no debas alarmarte, pero te recomiendo que acudas siempre a un médico para descartar cualquier problema grave.