Los hoyuelos no siempre son algo bueno. Los hoyuelos en las mejillas o en la zona lumbar son bonitos; en cambio, en las piernas o los brazos debido a la celulitis, no tanto.

Aunque los spas, los centros de estética y los centros médicos ofrecen tratamientos costosos que ofrecen curas potenciales, los remedios naturales económicos pueden ser igualmente efectivos. Un método poderosamente simple es usar una presión suave con tu propio peso corporal para liberar el tejido conectivo del cuerpo. El foam roller hace precisamente eso.

¿Cuál es el origen de la celulitis?

El tejido conectivo es como una fina capa de plástico que cubre la superficie de cada músculo. El problema es cuando este tejido conectivo se seca, se bloquea y/o se debilita. La grasa subyacente es capaz de penetrar y aparece como una celulitis con hoyuelos antiestéticos en la piel.

Aunque la celulitis también puede ser causada por desequilibrios hormonales, problemas linfáticos o afecciones médicas más graves, existen algunas causas por las que puede hacer algo. La fascia se puede debilitar por muchas cosas, incluida la deshidratación, la mala postura y el tono muscular, la falta de movimiento, la mala circulación y los impactos de la gravedad y el envejecimiento. La buena noticia es que hay algunas cosas sencillas que podemos hacer en casa para combatir esas otras causas del tejido conectivo debilitado.

¿Cómo deshacerse de la celulitis de manera natural?

Mantenerse hidratado y llevar una dieta principalmente a base de plantas nutrirá tu piel y ayudará a eliminar las toxinas.

Pero cualquier tipo de rutina de ejercicios puede ayudar a aumentar la circulación y los niveles de energía al mismo tiempo que suaviza el colágeno. Y comenzar cualquier entrenamiento que incorpore algunos movimientos con rodillo de espuma puede aumentar esos beneficios.

Ejercicios con Foam Roller para reducir la celulitis

Como el rodillo de espuma ayuda a romper esas áreas densas y bloqueos que todos tenemos en nuestra fascia, ayuda a estimular la circulación y mejorar el drenaje linfático. Todo esto mantiene la fascia sana y ayuda a evitar que esa grasa molesta se traspase a la piel.

A continuación te ensañamos una rutina con Foam Roller anticelulítica, pensada en la integración estructural y el Pilates clásico. Esta rutina de rodillo de espuma de 21 días requiere solo de 10 a 15 minutos al día. Estos son algunos de sus movimientos favoritos para disminuir la celulitis.

Rodillo de la parte posterior del muslo

Siéntate en una colchoneta con el rodillo debajo de la parte superior de tus piernas o isquiotibiales. Coloca las manos sobre la colchoneta detrás de ti con los dedos extendidos hacia atrás y el pecho abierto. Presiona tus manos en el suelo para levantar las caderas.

Continua presionando tus manos en la colchoneta y active tu core para rodar hacia adelante, moviendo el rodillo desde los huesos de asiento (los huesos en los que te sientas) hasta justo por encima de las rodillas. Vuelva a colocar el rodillo en los huesos de tu asiento. Repite este movimiento de ocho a 10 veces.

Masaje delantero del muslo

Acuéstate con la barriga en la colchoneta, los codos debajo de los hombros y las palmas hacia abajo. https://www.youtube.com/watch?v=fvVua1NNzC4Manteniendo las piernas rectas, coloca el rodillo justo por encima de la parte delantera de las rodillas. Involucra tu core para apuntalar y proteger tu espalda baja.

Con los brazos y el tronco, exhala mientras haces rodar el foam roller por la parte delantera de los muslos hasta los huesos de la cadera. Inhala mientras presionas el rodillo hasta justo por encima de la parte delantera de las rodillas. Repite este movimiento de ocho a 10 veces.

Figura cuatro

Siéntate en el rodillo y alcanza tu brazo izquierdo detrás de ti con la palma de la mano izquierda sobre el suelo para mayor estabilidad. Cruza tu tobillo derecho sobre tu rodilla izquierda en una figura de cuatro.

Mueve tu peso ligeramente hacia el área de la cadera/glúteo derecho y gira hacia atrás unos centímetros en cada dirección. Luego, gira en círculos para ayudar a aumentar la circulación y el flujo sanguíneo. Repite este movimiento en el otro lado.

Tush Roll invertido

Acuéstate sobre una colchoneta con las rodillas dobladas y los pies separados a la altura de las caderas. Levanta las caderas de la colchoneta y desliza el rodillo debajo de las caderas/sacro (el hueso triangular en la base de la columna).

Levanta las rodillas para que queden suspendidas directamente sobre tus caderas. Suelta las rodillas hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Continua rodando de lado a lado ocho veces en cada lado.