Gozar de una buena salud pasa por construir unos resistentes pilares básicos. Tres de los más importantes son la alimentación, la práctica de ejercicio físico regularmente y unos hábitos de vida activos. Debemos aprovechar los superalimentos que nos regala la naturaleza y disfrutar de sus beneficios. En este post te hablamos sobre la cebolla y sus grandes aportaciones, también en el mundo del deporte.

Ser disciplinados en nuestra alimentación y sustituir productos procesados por la mayor cantidad posible de alimentos naturales, es imprescindible. Es vital una alimentación consciente, que disponga de todos los nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Si crees que tu dieta necesita mejorar y no sabes por dónde empezar, tal vez deberías intentar aumentar la cantidad de frutas y verduras, si es que no cumples con la ingesta recomendada de ambas.

Propiedades y beneficios de la cebolla

La principal característica que encontramos en la cebolla es su elevado porcentaje de agua, en torno a un 90%. La porción restante contiene gran cantidad de nutrientes que benefician nuestra salud en gran medida. La cebolla es fuente de vitamina B, C y E; y minerales como potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio y azufre, además de aminoácidos esenciales. Es rica en fibra, que favorece la salud digestiva, y aceites esenciales.

  • La cebolla tiene grandes propiedades diuréticas gracias a su alto contenido de agua. De esta manera, depura el organismo eliminando toxinas y ayuda a tratar la retención de líquidos.
  • Su contenido en flavonoides, ayuda a evitar la coagulación en la sangre, reduciendo así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que la convierten en un verdadero antibiótico natural. De esta manera trata resfriado, congestión nasal y algunas infecciones, entro otras.
  • Su acción antioxidante ayuda a prevenir la aparición de ciertas enfermedades e incluso a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
  • La vitamina C contribuye a la formación de colágeno.
  • El compuesto de azufre que contiene la cebolla, ayuda a incrementar la producción de insulina y a aumentar los niveles bajos de azúcar en sangre.
  • Debido a su contenido en polifenoles aumenta nuestras defensas y refuerza el sistema inmunológico de nuestro organismo.
  • Mejora la condición de nuestros huesos con el paso del tiempo, por lo que se recomienza en mujeres de media edad.
  • La cebolla es ideal para reducir los síntomas de problemas en el sistema respiratorio, como la bronquitis o el asma.
  • Ayuda a mantener una piel radiante y saludable.