Disponer de unos huesos fuertes y resistentes, es imprescindible para poder disfrutar de una buena salud. Hay lesiones que llegan a imposibilitar verdaderamente la normal rutina de la vida cotidiana. Por ello, tener presente en la dieta una serie de alimentos que fortalezcan el sistema óseo, es muy importante. A continuación, te hablamos de algunos de estos alimentos.

El consumo de alimentos con aporte de calcio y vitamina D, es fundamental para el buen estado de los huesos. Además de la alimentación, unos hábitos saludables y la práctica regular de ejercicio físico, son dos de los pilares sobre los que se sustenta un estado óptimo de salud. Por ello, si crees que debes cambiar tu estilo de vida, nunca es tarde para empezar.

Alimentos para fortalecer tus huesos

Lácteos

Los alimentos lácteos son una de las principales fuentes de calcio para nuestro organismo. Intenta encontrarlos bajos en grasa, tanto la leche como sus derivados como yogures, queso… Asegúrate de que no te sienta mal, de ser así, puedes obtener calcio de muchos otros alimentos.

Marisco

El marisco es una poderosa fuente de zinc, un mineral esencial que ayuda a mantener una correcta densidad ósea.

Sardinas

El pescado es fuente de ácidos grasos Omega-3 tan importantes para nuestra salud. El pescado azul, como el atún, salmón o sardinas, es uno de los aliados de nuestro sistema óseo, ya que aporta calcio y su contenido en vitamina D, ayuda a la correcta absorción de dicho mineral. Consúmelo una o dos veces por semana. El atún o las sardinas enlatadas también tienen un significativo aporte de calcio.

Espinacas

Junto a otras verduras de hoja verde, son un aporte importantísimo de vitamina K, esencial para el estado de los huesos. Además, es rica en vitamina A, hierro, potasio y calcio.

Legumbres

Son fuente de calcio, proteínas, minerales, vitaminas y fibra. Consumirlas, ayuda aumentar tu energía. Cumplir con la ración recomendada de legumbres, es imprescindible para gozar de una buena salud y ayudar a tu organismo a que funcione correctamente.

Frutos secos

Aunque tienen bastantes calorías, disponen de un alto valor nutricional y consumir un puñado al día, no hará más que aportar beneficios a tu organismo. Son ricos en minerales importantes para los huesos, como el magnesio y el calcio. No les temas y aprovéchate de su gran cantidad de propiedades.

Huevos

Los huevos, fuente de magnesio, ayudan a mantener en buenas condiciones a los huesos. Juegan un importante papel en el estado de tus articulaciones, tendones y músculos. La yema contiene vitamina D, que facilita la absorción de calcio. Por ello, si no presentas ningún tipo de intolerancia o problemas de colesterol, no dejes de consumir uno diario, sin problemas.