Llevar una alimentación equilibrada es muy sencillo si sabes cómo hacerlo. No obstante, se nos puede presentar algún que otro contratiempo. Si has olvidado hacer la compra, no es necesario comer mal. Intenta disponer siempre de estos 5 alimentos básicos en tu congelador. Así, podrás continuar comiendo de forma saludable a pesar de tus despistes.

No haber hecho la compra a tiempo, no debería ser un inconveniente para continuar llevando a cabo una dieta equilibrada. En ocasiones, nos vemos obligados a ser creativos e inventar un plato que cumpla las demandas nutricionales, con pocas opciones en la despensa. Sin embargo, si nos anticipamos a este hecho, podemos salir airosos y ganar la batalla al fast food.

5 Alimentos indispensables en tu congelador

Guisantes

Se trata de un congelado básico en todos los congeladores. ¿Tú no tienes guisantes en tu congelador? Pues hazte con una bolsa en tu próxima compra y lo agradecerás. Se trata de un alimento muy versátil, que se puede añadir a diversidad de platos y hacer un verdadero arreglo. Son muy saludables y le dan un toque de sabor y textura a guisos, pastas, arroces, revueltos…

Judías verdes

Como en el caso de los guisantes, no es necesario descongelarlas antes, por lo que te permite un enorme margen de improvisación. Si las hierves, las puedes utilizar en ensaladas o ensaladillas. Incluirlas en cualquier tipo de salteado, revuelto o arroz, es un acierto saludable y delicioso. Además, resulta muy cómodo y rápido de preparar.

Espinacas

Más verde para tu congelador. Con las espinacas ocurre lo mismo que los dos alimentos anteriores. Son muy fáciles de encontrar congeladas y te pueden sacar de más de un apuro. Muy versátiles y saludables, le darán a tus platos un color y propiedades nutricionales muy necesarias y beneficiosas.

Táperes de emergencia

Olvídate de tirar comida cuando te sobre. Disponer en la nevera de un buen táper de lentejas, garbanzos, menestra de verdura o algún sofrito, es una muy buena idea. Imagina cuánto agradecerás recordar que dispones de un delicioso plato en días de cero tiempo, cero ganas o cero opciones.

Carne y pescado (si no llevas a cabo una dieta vegetariana o vegana)

En este caso, deberás descongelarlo previamente y lavarlo bien. Sin embargo, es una excelente opción para que los alimentos duren más y no se pongan malos en tu nevera. Es muy importante concienciarte acerca de no desperdiciar comida y ser avispado con las distintas opciones que tienes.