En cuanto se vaya la época de calor, los resfriados empezarán a estar en tendencia y con ellos la problemática tos. En el caso de los niños, la tos causa preocupación en los padres y suele ser un motivo de visitas de urgencia en el médico. Este síntoma puede afectar a la calidad de vida, afectando al sueño (tanto de niños como de padres) y causando ansiedad.

Lo normal es que el médico recete algún tipo de medicamento para eliminar radicalmente la tos, pero una nueva investigación afirma que la miel es mucho más efectiva que un jarabe. Te contamos todos los datos de este estudio.

La miel lleva reducir la frecuencia de tos

En el estudio se analizaron casos aleatorios que compararon la ingesta de miel sola o combinada con antibióticos frente a ningún tratamiento, jarabe para la tos con base de miel, medicamento placebo u otro medicamento sin receta para la tos aguda en niños de 12 meses a 18 años.

Unos 1.200 niños participaron en 6 años diferentes controlados.

Los estudios compararon la miel con medicamentos con base de dextrometorfano, difenhidramina, salbutamol, bromelina, además de casos que no usaron tratamiento o tan solo fue placebo.
Todos los casos usaron una escala de 7 puntos para medir el alivio sintomático de la tos, y en todos la puntuación más baja indicaba un mejor alivio de los síntomas.

La miel reducía la frecuencia de la tos mejor que no usando ningún tratamiento o usando uno placebo. Se interpreta que puede tener un efecto similar al dextrometorfano en la reducción de la frecuencia de la tos. Además, este alimento natural puede llegar a ser mejor que la difenhidramina.

Consumir miel durante 3 días

En la investigación se observa que consumir miel durante hasta 3 días es posiblemente más efectivo para aliviar los síntomas de la tos, en comparación con un tratamiento placebo o salbutamol. Una vez superado los 3 días, la miel podría no cortar ninguna ventaja para reducir la tos grave con la tos o el impacto que produce en el sueño.

Los autores del estudio concluyen que este alimento naturalpuede aliviar los síntomas de la tos en mayor medida frente a cualquier tratamiento o placebo, pero no tiene mucha diferencia en comparación con el dextrometorfano.
La miel puede reducir la duración de la tos mejor que el placebo y el salbutamol, además que no hay evidencia en contra para su consumo.