Todos sabemos que el tiempo que pasas con el trasero sentado no es tan bueno para tu cuerpo como cuando te mueves. Está bien que entrenes con regularidad, pero ¿qué puedes hacer si tu día de trabajo depende de estar sentado frente a un escritorio? ¿Hay alguna manera de reducir ese tiempo sentado mientras haces tu trabajo?

Por desgracia, no podemos dejar nuestro trabajo y pasar los días siendo activos, por lo que añadir una cinta de correr o una máquina de pedaleo debajo de tu escritorio podría ser una buena opción. ¿Pero cuál es mejor?

¿Pedalear, andar o estar de pie?

Para conocer los beneficios de las diferentes maneras de trabajo activo, los investigadores de la Universidad de Montreal realizaron un metanálisis de 12 estudios. Los resultados, publicados en el BMJ, compararon los beneficios de los escritorios en los que tenemos que estar de pie, las mesas con pedaleo y los escritorios con cinta de correr.
Aunque cada tipo de trabajo tenía diferentes pros y contras, todos parecían aportar beneficios frente a estar simplemente sentados durante toda la jornada laboral.

Los escritorios con bicicleta, con una resistencia de 20 a 30 vatios, aumentaron la frecuencia cardíaca en un 10% en comparación con los escritorios de pie y ayudaron a reducir la presión arterial en personas con sobrepeso. En un estudio en particular, los investigadores observaron que la gente que pedaleaba en el trabajo redujo la presión arterial diastólica en 3 mm Hg en comparación con un escritorio de pie y 2 mm Hg en comparación con un escritorio con cinta.

También puede ayudar a mejorar tu velocidad de procesamiento. En las pruebas clínicas, los científicos midieron la velocidad que le toma a alguien identificar una tarjeta cuando se gira. Los que usaron una estación de trabajo de ciclismo respondieron un poco (milisegundos) más rápido que aquellos que estaban en un escritorio normal.

En cuanto a los escritorios con cintas de correr, caminar mientras trabajaba redujo el estrés laboral y el aburrimiento, pero la coordinación disminuyó. Sobre todo, conforme que aumentaron las velocidades de caminata, y muy posiblemente esto disminuyese la productividad.

Los escritorios de pie pueden reducir el dolor en la parte baja de la espalda y no se descubrió que afectaran a las habilidades motoras o el tiempo de respuesta, pero no mostraron tantos beneficios como los de pedaleo o cinta de correr. En estas dos últimas se mostraron un ritmo cardíaco elevado, se redujo la presión arterial durante el día a día y aumentó el gasto de energía durante la jornada laboral en comparación con el otro tipo de escritorios.

¿Y si no tengo la opción de este tipo de escritorios?

En general, el metaanálisis encontró que un escritorio de trabajo activo ayuda a aumentar la productividad y tienen el potencial de ser beneficioso para la salud al tener un poco de movimiento constante.

Puede ser difícil convencer a tu jefe para que ponga este tipo de accesorios en la oficina, pero puede ser más factible comprarte una máquina de pedaleo para tu propia mesa. Es una opción económica, puede permanecer oculta debajo de tu escritorio y, al estar a tus pies, no necesita ninguna modificación de altura.

¿No es factible en tu trabajo? La siguiente mejor opción es realizar descansos de estar sentado en tu día de trabajo, tanto para ponerte de pie como para salir a andar por el pasillo. Asegúrate de llenar tu botella de agua de vez en cuando, para mantenerte hidratado y dar un paseo hacia la fuente.