El verano ya ha llegado a su fin y muchos colegios han empezado la temporada, por lo que para muchos padres es un gran alivio el silencio que se escuchará en casa nuevamente.
Lo cierto es que el colegio también supone un estrés adicional, ya que comienzan los deberes en casa, las actividades extraescolares, madrugar, preparar las comidas y llevar a los niños en coche. Todo esto con sus correspondientes peleas.

Sé que puede ser bastante difícil mantenerse en forma y practicar ejercicio si gran parte de nuestro tiempo está liderado por los niños. Así que te doy algunas claves para mantener tu forma física y tu salud mental en este inicio de vuelta al cole.

Controla tu estrés

Ahora que acabamos de comenzar el año escolar, siéntate y realiza un listado de actividades que te gusta hacer. Está comprobado que el estrés y disminuye cuando dedicamos tiempo o algo que nos gusta, así que debes comprometerte a realizar una actividad que te motive y te haga bajar los niveles de ansiedad.
No importa qué tipo de actividad sea, puede ser hacer yoga, escribir, leer, hacer senderismo, ir al gimnasio, cocinar o salir a bailar.

No te conformes con decir que no tienes tiempo, 30 minutos al día puedes sacarlos de donde sea, y más aún si el beneficio es para ti.

Juega con tus hijos

Jugar con tus hijos es bastante divertido y logrará que te olvides de cualquier preocupación que puedas tener. Además, ellos agradecerán que quieras pasar tiempo a su lado incrementando la creatividad. Por supuesto, también puedes jugar realizando ejercicio físico, por lo que de alguna manera podrás seguir manteniendo tu forma física.

Come alimentos que gusten

Llevar una dieta saludable y equilibrada no significa que no puedas disfrutar de la comida. Sé que puede ser bastante aburrido llevarte una ensalada al trabajo porque no te ha dado tiempo de prepararte comida antes de dejar a tus hijos en la escuela, y encima cuando te toca comer estás pensando en ir mejor al bar. Tu mente empieza a jugarte malas pasadas con la comida rápida, así que también deberías dedicar un poco de tiempo a pensar qué quieres comer realmente. Al final eres tú mismo el que te saboteas.

Realiza entrenamiento de fuerza

Gracias a la información, cada vez son más las mujeres que se animan a entrenar fuerza, ya sea con peso extra con su propio peso corporal.
Te aseguro este tipo de entrenamiento no solamente es bueno para la salud, si no que te mantendrá mucho más ágil para cargar con tus hijos en peso. Anímate con las flexiones, abdominales, sentadillas, dominadas o pesas rusas.

También te ayudará caminar todos los días y trasladar el gimnasio a tu casa. Muchas veces pensamos que no tenemos tiempo para desplazarnos a un centro deportivo para practicar ejercicio físico. Teniéndolo en casa, podremos estar pendiente de nuestros niños a la vez que realizamos deporte.