Cada día salen nuevos estudios que corroboran investigaciones anteriores, o descubren nuevas propiedades y beneficios, e incluso los hay que desmienten otras investigaciones, pero en este caso lo que se consigue con esta nueva investigación es reforzar todo lo que se sabía sobre los vegetales de hojas verdes.

Hoy, 26 de marzo de 2021 es el día internacional de las espinacas, esos vegetales de hojas verdes que conseguían que Popeye estuviera fuerte y fuera capaz de enfrentarse a sus enemigos.

Un nuevo estudio estipula la cantidad de verduras de hojas verdes que debemos comer si queremos ayudar a nuestro organismo a estimular la función muscular. Tener unos músculos fuertes y sanos nos previene de caídas e incluso de fracturas, ya que el músculo protege al hueso.

Tener una buena función muscular es señal de estar sanos y sentir un bienestar generalizado que se muestra tanto en el exterior del individuo como en el interior.

Un hombre de rodillas atándose los cordones de las zapatillas

AusDiab del Baker Heart and Diabetes Institute de Melbourne realizó una investigación y recogió los datos de 3.759 australianos que han participado durante 12 años en el estudio. Es un periodo de tiempo bastante considerable, así que los resultados son muy fiables.

Los resultados fueron esclarecedores, ya que notaron que todos aquellos participantes que tomaban un bol de hojas verdes diariamente aumentaron en un 11% su fuerza muscular en las extremidades inferiores. No solo eso, sino que la velocidad al caminar también aumentó hasta un 4% en algunos casos, y todo gracias al consumo regular de nitratos.

Dr. Marc Sim, investigador principal del Instituto de Investigación en Nutrición de la ECU, corrobora todos los estudios de medicina, nutrición y salud al decir que la dieta juega un papel importante en la salud general.

Una ensalada muy variada servida en un bonito plato blanco

Este mismo doctor comenta que las dietas ricas en vegetales que contiene nitrato mejoran la fuerza muscular, sin importar la actividad física que se realice. Algunos ejemplos de estos vegetales son: espinacas, col rizada, lechuga y remolacha.

Las verduras de hojas verdes no son precisamente las favoritas de todos, pero Marc Sim insiste en incluirlas en la dieta con frecuencia. Esto se debe a que los vegetales de hojas verdes aportan una gran cantidad de minerales y vitaminas que son esenciales para la salud.

Este estudio se suma a las cientos de evidencias científicas que relacionan el consumo de verduras y vegetales de hojas verdes con la mejora de la salud cardiovascular.