Aunque cada vez existe más información sobre la suplementación deportiva y las diferentes funciones que tiene cada uno, en la actualidad sigue habiendo gente reticente a consumir algún suplemento. El desconocimiento, la falta de actualización y la poca búsqueda de información ayudan a crear miedos absurdos que hoy pretendemos quitarte.

Tomar batidos de proteínas perjudica a nuestro hígado y riñones

Las proteínas forman parte de los macronutrientes necesarios para tener un buen funcionamiento del organismo. No existe ningún peligro en tomar proteínas, siempre que lo hagamos sin abusar y en la dosis correspondiente. El mito de que perjudica a ciertos órganos viene dado por el consumo excedido en ciertas dietas y en ciertas personas.

No influye de la misma forma en un deportista que en una persona sedentaria que piensa que la proteína en polvo es lo que te hace estar en forma.

La suplementación deportiva está compuesta por químicos dañinos para la salud

De forma general, los suplementos deportivos son nutrientes concentrados que podemos encontrar en los alimentos. ¿Son entonces innecesarios si tenemos una alimentación saludable? No tiene por qué. La suplementación se usa para aportar ese nutriente en el momento que el cuerpo lo necesita, ya que su absorción es mucho más rápida que la digestión de los alimentos.

Con esto no quiero decir que no haya empresa que trabajen con materias primas fraudulentas y con impureas que pueden dañar nuestra salud e, incluso, dar positivo en dopaje.

Si consumes suplementos, te verás como un culturista en poco tiempo

Aumentar la masa y el volumen muscular no es tan sencillo como atiborrarte a suplementos deportivos. Necesitarás un entrenamiento concreto, una alimentación enfocada a ello y un suplemento que mejore tu rendimiento. Por supuesto, nos referimos a suplementación legal.

Los aminoácidos son los mejores para recuperarnos del entrenamiento

Los aminoácidos son moléculas que tenemos en nuestro organismo, aunque las que más nos interesan son las que forman las proteínas. Es cierto que se encargan en buena parte de la recuperación de los músculos después del entrenamiento, pero también es necesario que tomemos hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. En tu rutina de ejercicio no sólo has perdido glucógeno muscular, así que no escatimes con la recuperación post-entreno.

La creatina perjudica la salud y crea unos músculos artificiales

Lo primero que debes saber es que la creatina es una sustancia química que encontramos de forma natural en el cuerpo (músculos y cerebro, principalmente). Podemos introducirla mediante alimentos (carnes rojas o mariscos), aunque también la encontramos en forma de suplementación. Es perfecta para mejorar el rendimiento físico y aumentar la masa muscular.

No existe ningún problema si la tomamos con las dosis adecuadas y si es de una calidad alta. El problema es apostar por creatina de bajo coste, arriesgándonos a que contenga impurezas como creatinina, metales pesados…

Y sobre que los músculos adquieren una apariencia artificial, es totalmente falso. La creatina no es un suplemento dopante, por lo que los resultados son naturales.