La infusión de manzanilla se ha utilizado durante años para tratar todo, desde fiebres y resfriados hasta ansiedad e insomnio. La manzanilla con base de hierbas y sin cafeína es fácil de preparar y viene en forma de hojas sueltas o en bolsitas.

Pero si esta infusión es tan popular, ¿por qué suena desconocida? Probablemente conozcas el té de manzanilla como el nombre de la planta a secas. Y te gustará saber que, aunque es famosa mundialmente, su origen es español.

¿Qué es el té de manzanilla?

La manzanilla, o su planta, pertenece a la familia de las margaritas y se puede encontrar en variedades romanas y alemanas. A pesar de que la manzanilla romana generalmente no se usa para el té (puedes encontrarla en perfumes), la manzanilla alemana es el tipo que encontrarás para beber.

También puedes ver la versión silvestre o húngara, pero aunque sus nombres pueden ser diferentes, todas se refieren a la misma planta derivada de margaritas y son casi idénticas en sabor y función.

¿Qué beneficios aporta a la salud?

Este té es más conocido por sus propiedades relajantes, a menudo utilizadas para promover un buen sueño.

Sin embargo, la evidencia científica es mixta cuando se trata de los beneficios del sueño. En una comparación de una bebida placebo con otros tres remedios herbales: valeriana, kava y wuling, la manzanilla no tenía ninguna ventaja significativa sobre la calidad del sueño en personas con insomnio.

Por otra parte, un pequeño estudio encontró que el té de manzanilla puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y los síntomas depresivos en las mujeres posparto. Después de que 40 mujeres la bebieran durante dos semanas, experimentaron menos fatiga que aquellas que no consumieron ningún suplemento para dormir.

También se cree que ayuda a calmar o aliviar el malestar digestivo, pero la evidencia científica en esta área es limitada. Los investigadores de un estudio encontraron que la hierba mostró propiedades antidiarreicas después de alimentar a unos roedores con extracto de manzanilla.

¿Tiene algún efecto secundario?

Generalmente es una bebida segura para consumir, incluso a diario. Pero, es cierto que algunas personas deben tener cuidado:

  • Si tienes alergias o algunas reacciones a las hierbas o plantas de cualquier tipo, ten precaución antes de tomar té de manzanilla.
  • La warfarina, un anticoagulante, puede interactuar con la manzanilla y causar síntomas adversos.
  • La ciclosporina, un fármaco inmunosupresor, también se ha demostrado que interactúa con esta hierba, causando niveles elevados del fármaco en la sangre cuando se toman juntos.
  • Si estás embarazada, consulta a tu obstetra ginecólogo antes de tomar té de hierbas o tomar suplementos. Y, por supuesto, para darle esta bebida a los niños.

¿Cómo se prepara?

Aunque la mayoría del té viene preenvasado en una bolsa pequeña, también puedes preparar tu manzanilla con las hojas sueltas. Te animamos a probar este método:

  • Retira la cabeza de la flor del tallo.
  • Enjuaga las flores de manzanilla en agua tibia y sécalas.
  • Hierve agua en una tetera o en una olla grande.
  • Coloca los pétalos de flores en un infusor (usa una bola de té o una bolsa de telita) y déjelos en remojo durante aproximadamente 5 minutos.
  • ¡Retira los pétalos de las flores y disfruta!

Las flores frescas de manzanilla funcionan mejor para preparar té, pero si necesitas almacenarlas, envuelve los pétalos en una toalla de papel húmeda y colócalos en un recipiente hermético.