¿Qué son los Déjà vu? Explicación científica y teorías alternativas

¿Qué son los Déjà vu? Explicación científica y teorías alternativas

Sofía Pacheco

Muchas veces estamos realizando alguna tarea y de pronto sentimos que eso mismo ya lo hemos vivido antes. A esto se le conoce como Déjà vu, por eso hemos querido comprender en su inmensidad, de dónde proviene, qué son, por qué surgen y si es malo o no para la salud. Muchos los relacionan con problemas neurológicos, y otros con leyendas urbanas y teorías de vidas pasadas.

Los Déjà vu son comunes en todos los humanos, y es bastante probable que alguna vez lo hayamos sentido. Según un estudio científico, son más comunes en jóvenes y después, a partir de los 40 o 50 años, van dejando de aparecer.

Habitualmnete no se trata de ningún trastorno, ni tenemos que alertarnos si alguna vez lo hemos sentido. También debemos saber que, si nos obsesionamos, puede que sí llegue a ser un trastorno mental y necesitemos ayuda.

¿Qué son?

Es un término francés que normalmente se pronuncia como deja vú y significa «ya visto». Los Déjà vu son supuestos recuerdos y sensaciones de haber vivido ya algo con antelación. Se calcula que el 70% de la población actual ha tenido un Déjà vu alguna vez en su vida.

Se trata de un proceso mental o una condición mental que nos hace creer que esto que estamos haciendo ahora ya lo hemos hecho antes, aunque en realidad sea totalmente nuevo para nosotros.

Los Déjà vu son como flashes muy fugaces, espontáneos y aleatorios que pueden aparecer en cualquier momento. De hecho, no hay causas concretas, aunque sí hay posibles desencadenantes que se han encontrado a lo largo de los años de investigación científica.

Una representación del Déjà vu

Tipos de Déjà vu

Los expertos que han investigado el tema, han sido capaces de señalar hasta 3 tipos diferentes de Déjà vu o «deja vú» como se pronuncia coloquialmente. Son 3 tipos diferentes y las 3 palabras proceden del francés:

  • Déjà vécu: en español significa «ya vivido» y hace referencia a una situación que ya hemos vivido. Es el tipo de Déjà vu más completo y el que se relaciona con el término original.
  • Déjà senti: traducido al español significa «ya sentido» y es una sensación que nos hace creer y sentir que esto que estamos haciendo ahora, ya lo habíamos sentido antes. Es como una réplica de sensaciones, pero donde no se recuerda nada.
  • Déjà visité: del francés «ya visitado» y hace referencia a esa extraña sensación de hacernos sentir como que ya conocemos ese lugar, aunque sea la primera vez es esa ubicación. Es de las menos frecuentes y es la que más se relaciona con las teorías no científicas.

Explicación científica y teorías

Existe una explicación científica para los Déjà vu, aparte de decenas de teorías de los universos paralelos, vidas pasadas, espíritus avisándonos, etc. Vamos a hacer un repaso de todo lo que se sabe hasta ahora.

Teoría científica

La ciencia explica que los Déjà vu suceden en nuestro cerebro y se deben a una alteración cognitiva y nos hace vivir esos recuerdos, sensaciones experiencias.

Según parece, son un fallo o error de nuestro circuito cerebral. Cuando recordamos algo del pasado, se activa el lóbulo temporal, así conseguimos sentir esos recuerdos. Sin embargo, cuando tenemos un Déjà vu, el circuito del lóbulo temporal se activa cuando no tendría que hacerlo. Es por esto que los consideramos verdaderos recuerdos, aunque nunca hayamos vivido eso de verdad.

Teorías NO científicas

Nos podríamos pasar el día entero escribiendo de esto, pero solo vamos a rescatar las más clásicas y las más compartidas en redes sociales. Siempre que surge algún tema, son muchos los que se lanzan a idealizar y romantizar ese hecho, como pasa con los arcoíris y las estrellas brillantes. El ser humano necesita darle un sentido al que poder agarrarse y a veces la ciencia no nos satisface.

  • Universo paralelo.
  • Recuerdo de vidas pasadas (reencarnación).
  • Nuestros antepasados se comunican con nosotros y nos ayudan.
  • Religión y aspectos similares.
  • Nuestro yo del pasado avisándonos de algo.

Una mujer durmiendo

Causas

Como ya hemos dicho antes, no se han encontrado causas concretas, solo algunas que podrían estar relacionadas con la aparición de estos recuerdos fugaces.

Por ejemplo, según los expertos, ese fallo en el cerebro o cortocircuito puntual puede deberse a situación de mucho estrés. También pueden darse en personas altamente creativas e imaginativas, por eso es tan común en jóvenes de entre 15 y 30 años.

También se han relacionado con las personas que son muy inteligentes, pero no les pasa a todos, por eso no se puede considerar un factor común. También suelen ser comunes estos fallos cerebrales en personas con muchos estudios y además en personas con grandes ingresos económicos.

Aquellos que tienen una imaginación activa y son capaces de recordar sus sueños, también son más propensos a sufrir los Déjà vu, así como aquellas personas con mentalidad abierta o con ideas liberales.

Lo cierto es que los Déjà vu disminuyen con la edad, y a priori no deberíamos preocuparnos si sufrimos alguno de vez en cuando. Para salir de dudas, y en caso de sufrirlos varias veces al año, lo mejor es realizar un chequeo con un especialista.

Déjà vu crónico

Sí, hay quienes tiene esta patología como algo crónico, es decir, que constantemente están sintiendo Déjà vu. En este caso puede ser grave, ya que el paciente puede perder la noción del tiempo y no saber si lo que vive es real o no.

Hace un tiempo hubo un joven de Gran Bretaña que los sufría a menudo. Este joven llegó a aislarse y ya no veía la tele ni leía ni nada. Tras varias pruebas, los expertos dijeron que su problema era psicológico, no neurológico.

Si esta situación nos preocupa y sentimos que los estamos experimentando de una forma muy continuada, debemos ponernos en contacto con un neurólogo. No creamos que estamos perdiendo la cabeza, ni nada similar, solo son fallos puntuales donde nuestro cerebro se cortocircuita.

Tampoco hay que obsesionarse, ya que puede desencadenar en un problema psicológico y sería necesario una terapia intensiva para reconducir nuestros pensamientos y reeducar nuestra mente, para que no caer en sus engaños.

¡Sé el primero en comentar!