Tanto si tienes hijos pequeños como si tan solo recuerdas las broncas que te echaba tu madre, habrás oído hablar aquello de que caminar descalzo te puede resfriar. De pequeños (y todavía aún), caminar descalzos por casa nos produce cierto placer y beneficio nuestro organismo que los zapatos no logran.

Y aunque puede parecer gracioso ponerle zapatos a los hijos desde que son bebés, la realidad es que este complemento puede llegar a deformar los pies en proceso de crecimiento.
Te contamos por qué los niños deberían de usar menos zapatos y por qué no es cierto que se resfríen por andar descalzos.

Los zapatos modifican los pies

Es evidente que la evolución tiene razón en usar zapatos para proteger los pies, tampoco vamos a volvernos extremistas. La cuestión está en que tienen poco beneficio cuándo empiezan a usarse en edades muy tempranas, tanto que pueden provocar alteraciones en el desarrollo de los músculos y los huesos que forman las piernas. Además, interfieren en la posición natural que adoptan los dedos, ya que hace que permanezcan juntos y modifique la pisada.

En casos de niñas y niños que se disfrazan con zapatos que tienen elevación en el talón, puede ser tan peligroso como lograr un acortamiento de los músculos y los tendones de la parte trasera de la pierna. Así que lo que puede parecer divertido y gracioso, al final puede derivar en un problema serio.

No ayudan a la propiocepción

La propiocepción es importantísimo desarrollarla a cualquier edad, pero mucho más cuando son pequeños. Los niños necesitan conocer y ser conscientes de su postura corporal en relación al medio que le rodea. Su cerebro debe ser capaz de recibir información sobre la posición y el movimiento que realiza cada parte de su cuerpo.
Esto ocurre cuando ciertas terminaciones nerviosas del cuerpo entran en contacto con agentes externos; por lo que si llevan zapatos, esas terminaciones no están en contacto directamente con el suelo y puede ser un obstáculo en su cerebro.

Los niños no se resfrían por ir descalzos

Al igual que ya te desmitificamos que bañarte sin hacer la digestión es malo, llega una nueva entrega sobre mitos que nos han dicho las madres y abuelas.

¿Se resfrían los niños por andar descalzo por casa? Según un estudio realizado en la Universidad de Cardiff, el enfriamiento de los pies puede ser uno de los síntomas del resfriado pero no la causa directa de él.
Los científicos explicaron que los niños pueden presentar síntomas de resfriado después de andar descalzos, pero se debe a una disminución de la función de las fosas nasales que reducen las defensas del sistema inmunitario en las vías aéreas. Es decir, el frío disminuye la función que tienen las mucosas para impedir la entrada de gérmenes, y es por eso que los niños enferman con más frecuencia.

Cuando un niño lleva zapatos, el cuerpo conserva mucho mejor el calor y reduce las posibilidades de resfriado. Pero no significa que por usar zapatos nos protejamos al 100%, ni que andar descalzos les haga ponerse enfermos.

No temas si tu hijo quiere andar descalzo por casa, por la playa, por el parque, o por cualquier otro tipo de superficie.