Así se hace correctamente la posición lateral de seguridad

Durante muchos años, a los profesionales de la salud se les ha enseñado a colocar a los pacientes inconscientes pero que respiran en la posición de lateral de seguridad (PLS). Esto se hace para evitar que el vómito y/o el contenido del estómago lleguen a los pulmones. Cuando esto sucede, se conoce como aspiración.

En términos médicos, la posición de recuperación se llama posición de decúbito lateral. En casi todos los casos, se aconseja a los profesionales de primeros auxilios que coloquen al paciente sobre su lado izquierdo, lo que se denomina posición reclinada lateral izquierda.

En la posición de recuperación, el paciente se coloca sobre un lado con la pierna más alejada doblada en ángulo. El brazo lejano se coloca sobre el pecho con la mano en la mejilla. El objetivo es prevenir la aspiración y ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias del paciente. La posición también mantiene al paciente quieto hasta que llega el personal de emergencia.

Pasos para la posición lateral de seguridad

Primero hay que asegurarse de que la escena sea segura. Si es así, el siguiente paso es llamar al 112 y luego comprobar si el paciente está consciente o respirando. En este punto, también debemos buscar otras lesiones graves, como en el cuello. Si el paciente respira pero no está completamente consciente y no presenta otras lesiones, podemos colocarlo en la posición de recuperación mientras esperamos al personal de emergencia.

Si un paciente inconsciente no respira, debemos despejar las vías respiratorias antes de colocarlo en una posición lateral de seguridad.

Adultos

Para poner a un paciente en la posición de recuperación:

  1. Nos pondremos de rodillas junto a la persona. Nos aseguraremos de que esté boca arriba y estiraremos los brazos y las piernas.
  2. Cogeremos el brazo más cercano a nosotros y lo doblaremos sobre el pecho.
  3. Cogeremos el brazo más alejado de nosotros y lo extenderemos lejos del cuerpo.
  4. Doblaremos la pierna más cercana a nosotros por la rodilla.
  5. Sostendremos la cabeza y el cuello del paciente con una mano. Aguantaremos la rodilla doblada y alejaremos a la persona de nosotros.
  6. Inclinaremos la cabeza del paciente hacia atrás para mantener las vías respiratorias despejadas y abiertas.

La posición de recuperación se usa mucho en situaciones de primeros auxilios, pero hay algunas situaciones en las que no es adecuada. En algunos casos, mover a un paciente de lado o moverlo en absoluto podría empeorar su lesión. No se recomienda usar la posición de recuperación (PLS) si el paciente tiene una lesión en la cabeza, el cuello o la médula espinal.

Niños

Si el bebé está inconsciente, respira y tiene pulso (no necesita RCP), lo colocaremos en una posición de recuperación hasta que llegue un profesional de la salud. La posición de recuperación evita que el niño se ahogue mientras está inconsciente. Para niños menores de 1 año:

  1. Colocaremos al bebé boca abajo sobre el antebrazo.
  2. Nos aseguraremos de sostener la cabeza del bebé con la mano.

El objetivo de usar la posición de recuperación es permitir que todo lo que se regurgite se drene por la boca. La parte superior del esófago (tubo de alimentación) está justo al lado de la parte superior de la tráquea. Si la materia sale del esófago, fácilmente podría llegar a los pulmones. Esto podría efectivamente ahogar al paciente o causar lo que se conoce como neumonía por aspiración, que es una infección de los pulmones causada por material extraño.

Antes se prefería la posición de recuperación del lado izquierdo. Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que, en la mayoría de los casos, probablemente no importa de qué lado se ponga a esa persona.

posicion lateral de seguridad

¿Funciona?

Desafortunadamente, no hay mucha evidencia de que la posición lateral de seguridad funcione o no funcione. Esto se debe a que la ciencia hasta ahora ha sido limitada.

Un estudio de 2016 analizó la relación entre la posición de recuperación y el ingreso hospitalario en niños entre 0 y 18 años diagnosticados con pérdida del conocimiento. El estudio encontró que los niños que fueron colocados en la posición de recuperación por los cuidadores tenían menos probabilidades de ser admitidos en el hospital.

Otro estudio encontró que colocar a los pacientes con paro cardíaco en la posición de recuperación podría evitar que los transeúntes se den cuenta si dejan de respirar. Esto podría provocar un retraso en la administración de la RCP.

La investigación también ha encontrado que los pacientes con una forma de enfermedad cardíaca llamada insuficiencia cardíaca congestiva no toleran bien la posición de recuperación del lado izquierdo. A pesar de la evidencia limitada, los expertos aún recomienda colocar a los pacientes inconscientes en la posición de recuperación, aunque también se señala que los signos de vida deben monitorearse continuamente.

Cómo ayudar a alguien

La posición lateral de seguridad es útil en ciertas situaciones, a veces con ajustes según la circunstancia.

  • Sobredosis. Hay más en una sobredosis que el riesgo de aspiración de vómito. Un paciente que tragó demasiadas píldoras aún puede tener cápsulas sin digerir en el estómago. La ciencia sugiere que la posición lateral de seguridad puede ayudar a disminuir la absorción de ciertos medicamentos. Esto significa que alguien que ha tenido una sobredosis puede beneficiarse de ser colocado en la posición de recuperación del lado izquierdo hasta que llegue la ayuda.
  • Convulsión. Se recomienda esperar hasta que termine la convulsión antes de colocar a la persona en la posición de recuperación. Llamaremos al 112 si la persona se lastimó durante la convulsión o si tiene problemas para respirar después. También llamaremos a los expertos si es la primera vez que la persona tiene una convulsión o si dura más de lo normal para ellos. Las convulsiones que duran más de cinco minutos o las convulsiones múltiples que ocurren en rápida sucesión también son motivos para buscar atención de emergencia.
  • Después de la RCP. Después de que alguien recibe RCP y está respirando, sus objetivos principales son asegurarse de que la persona siga respirando y que no quede nada en las vías respiratorias si vomita. Eso puede significar ponerlos en la posición de recuperación o boca abajo. Asegúrese de monitorear la respiración y que pueda acceder a las vías respiratorias si necesita limpiar objetos o vomitar.
¡Sé el primero en comentar!