La higiene dental forma parte de la rutina diaria de todos. Algunos expertos recomiendan lavarlos tras cada comida. Sin embargo, hay quienes aseguran que dos veces al día, es suficiente para no dañar el esmalte. Más allá de la frecuencia, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta. Presta atención a los errores que debes evitar al lavarte los dientes.

Son muchos los aspectos que giran en torno a la higiene dental. El tipo de cepillo, el hilo dental, la frecuencia de lavado, la pasta dentífrica, el uso de enjuague bucal… Sería imposible aclarar cada uno de estos aspectos, ya que debe ser un profesional quien determine qué es mejor para tu caso en particular. Sin embargo, existe una serie de errores comunes de los que todos podemos aprender.

Errores que debes evitar al lavarte los dientes

Lavarte los dientes es uno de los cuidados personales más importantes y nunca debes pasarlo por alto. Eliminar los restos de comida y las bacterias, es imprescindible para disfrutar de una buena salud dental y general. Aunque seguramente estés concienciado de este aspecto, es probable que, como en el caso de la mayoría, cometas algunos errores sin darte cuenta.

Cepillo adecuado

Es importante que determines el tamaño de tu boca a la hora de elegir un cepillo de dientes. Sabemos que a veces es frecuente dejarse llevar por el color o la forma, pero lo correcto es guiarse por el tamaño correcto. Tanto si es pequeño, como grande, puede no ser todo lo efectivo que debería y, además, resultar incómodo.

Más vale maña que fuerza

No se trata de presionar el cepillo contra los dientes y rascar como si no hubiera un mañana. La técnica consiste en barrer, por lo que no es necesario aplicar excesiva fuerza, ya que es probable que acabes dañando la fina capa que los recubre.

El tiempo es oro

No resulta igual de eficaz un cepillado de 1 minuto que uno de 5. Si bien es cierto que no hay que abusar para no dañar el esmalte, tampoco hay que quedarse cortos. Entre 3 y 4 minutos puede ser lo indicado para asegurarte de que la limpieza es efectiva.

Higiene en los dientes y en el cepillo

El cepillo de dientes es la herramienta con la que mantenemos nuestra dentadura limpia. Si éste no está libre de suciedad, sobran las palabras. Tras cada lavado, limpia el cepillo para evitar la acumulación de bacterias. Utiliza algún spray limpiador y no lo guardes junto a otros cepillos.