La resaca es el enemigo que todos tememos soportar el día siguiente a salir de fiesta. Con la edad se nota que nuestro cuerpo tarda más en recuperarse y la sensación de estar “echo polvo” es aún mayor. La falta de energía, el cuerpo dolorido, la constante sed y las jaquecas son los principales síntomas de la resaca. Podemos decir que es el proceso que realiza tu cuerpo para poder recuperarse después de una noche de excesos.

Muchas veces pasa que tenemos remordimientos y queremos quemar todas las calorías extras que consumimos horas antes. ¿Es bueno entrenar con resaca o deberíamos descansar?

Partimos de la deshidratación

Al tomar alcohol entramos en un proceso de deshidratación. El alcohol aumenta el trabajo de los riñones y el hígado al tener que sintetizar la sustancia etílica. Necesitarán más cantidad de agua y someterá a nuestro organismo a un estado de deshidratación. Todo este proceso favorece a la acumulación de toxinas que provocan la sensación de “mal cuerpo”.

¿Está prohibido entonces hacer deporte con resaca? No, pero tenemos que tener en cuenta que el rendimiento no va a ser todo lo positivo que quisiéramos. No vamos a caer fulminados por desvanecimiento, pero tampoco se combate más rápidos los síntomas de la resaca.

Puede favorecer a la aparición de lesiones

Cuando nuestro cuerpo se encuentra con niveles bajos de oxígeno, la descomposición de hidratos ayuda a la creación de energía. El problema está en que se produce un exceso de ácido láctico, que es el encargado de hacer esa descomposición, y aumenta las probabilidades de lesionarnos,

Si decidimos hacer alguna actividad cardiovascular, tenemos que tener en cuenta que nuestras pulsaciones serán más elevadas y el corazón tendrá que hacer un esfuerzo mayor.
A lo anterior hay que sumar también la deshidratación. Al tomar alcohol, la hormona que controla la reabsorción del agua se inhibe y puede provocar agotamiento excesivo al hacer deporte.

Controla tu temperatura corporal

Estás empeñado en salir a hacer deporte, ¿verdad? Pues vigila tu temperatura corporal. El alcohol es un agente que provoca la dilatación de los vasos sanguíneos y se produce una pérdida de temperatura. En caso de ser invierno, abrígate e hidrátate suficiente antes y después de entrenar. Recuerda que vas a necesitar tomar más agua de la habitual.

Entonces, ¿es recomendable hacer deporte?

Son muchas las personas que no ven impedimento a hacer deporte con resaca, incluso aseguran que ayuda a combatirla. Lógicamente dependerá de tu nivel de resaca y de las copas que tomaste el día de antes. No es lo mismo estar cansado por trasnochar, que por haberte bebido una botella entera.

El deporte activa nuestra circulación y ayuda a que todas las partes de nuestro cuerpo reciban los nutrientes suficientes para funcionar correctamente después de ingerir demasiado alcohol. Además, también estaremos activando el metabolismo y quemaremos calorías.