¿Es bueno dormir con el ventilador encendido?

Para algunas personas, dormir con un ventilador es un elemento clave de su rutina nocturna en verano. La brisa fresca ayuda a mantenernos frescos y cómodos durante la noche, pero, ¿dormir con el ventilador encendido es malo?

Dormir con él encendido es bueno en algunos aspectos, pero puede ser dañino en otros. Hay muchos que no son seguros, pero algunos consejos y alternativas pueden hacer que cambie eso.

Beneficios

El viento de un ventilador mientras dormimos puede ofrecer algunas ventajas. Este suele ser el gran aliado al dormir en noches calurosas de verano.

Efectos refrescantes

El beneficio más evidente de un ventilador es que puede mantenernos frescos y cómodos mientras dormimos. Tener demasiado calor por la noche puede impedir que nos quedemos dormidos o que permanezcamos dormidos plácidamente. Y sudar demasiado puede conducir a una pérdida de minerales importantes que el cuerpo necesita.

Los expertos recomiendan que la habitación tenga una temperatura inferior a 20ºC para conseguir conciliar el sueño sin problemas. Sin embargo, esta temperatura es bastante difícil de conseguir sin un ventilador o un aire acondicionado. Además, el ventilador ayudará a secar nuestro sudor.

Ruido blanco

Mucha gente se entusiasma con el relajante sonido de un ventilador. Este zumbido es similar al sonido del ruido blanco y puede ayudarnos a conciliar el sueño.

Los investigadores han encontrado que el 80 por ciento de las personas se duerme dentro de los 5 minutos siguientes a la exposición al ruido blanco. No obstante, usar un ventilador solo para este objetivo no es muy recomendable. El gasto de luz puede ser más elevado que escuchar una grabación de ruido blanco.

Ambientador

Los ventiladores pueden ayudar a hacer circular el aire viciado y refrescar una habitación. Esto puede hacer que EL dormitorio esté menos cargado y evitar olores desagradables.

Además, en las noches de verano, mantener una ventana abierta favorecerá a que se mueva el aire nuevo fresco por toda la habitación. Si mantenemos la puerta y las ventanas cerradas, el calor será el mismo y no se reducirá la temperatura de la habitación.

Prevención de muerte súbita

Algunas investigaciones han demostrado que tener un ventilador encendido durante la noche reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante en los bebés.

Hay investigadores que han encontrado que el uso de ventiladores durante el sueño se asoció con una reducción del 72 por ciento en el riesgo de riesgo de muerte súbita en bebés. Se recomienda también que los padres permanezcan atentos a los bebés cuando la temperatura es demasiado alta, y evitar abrigarlos.

Riesgos

Pero no todos los efectos iban a ser positivos. Dormir junto a un ventilador puede ser menos beneficioso de lo que creemos.

Alergias o asma

En pacientes con alergias al polvo u otros antígenos de interiores, un ventilador puede remover partículas en la habitación o dispersar el polvo acumulado en el propio ventilador. El ventilador puede levantar ácaros del polvo, caspa de mascotas y muchos más patógenos, lo que puede exacerbar los síntomas de alergia o asma.

Esto puede ser especialmente cierto cuando dormimos con una mascota en la cama, ya que pueden transportar caspa y otros alérgenos. Además, hay que hacer una limpieza del ventilador antes de ponerlo, ya que las aspas suelen estar cargadas de polvo.

Mala calidad del aire interior

La combinación de abrir una ventana y hacer funcionar un ventilador por la noche puede sonar como una estrategia inteligente para mantenerte fresco mientras duermes, pero podría estar haciéndote más daño que bien.

Si vivimos en un entorno urbano donde hay muchas partículas de emisión de diésel, un ventilador puede hacer circular estos contaminantes del aire exterior hacia el interior y dirigirlos directamente a las vías respiratorias superiores. Esto es especialmente dañino, ya sea que seamos alérgicos al polvo o no.

De hecho, estos contaminantes pueden empeorar la calidad del aire interior. Y la mala calidad del aire interior puede causar o contribuir al desarrollo de infecciones, cáncer de pulmón y enfermedades pulmonares crónicas como el asma.

Congestión

Si alguna vez hemos tenido la nariz tapada después de dormir con un ventilador, es debido a tener una corriente directa de aire que puede eliminar la humedad del cuerpo y secar las membranas mucosas.

Una vez que la nariz se irrita, produce moco en exceso. Eso se debe a que las glándulas de mucina trabajan horas extra para compensar en exceso y cubrir todos los parches secos en el conducto nasal. Esto puede causar hinchazón de las membranas mucosas y provocar congestión. Durante el invierno, cuando el aire es aún más seco y la calefacción es alta, la congestión nasal puede empeorar aún más. En pocas palabras, nuestra vía aérea superior quiere vivir siempre húmeda.

Debilita el sistema inmune

Cuando dormimos con un ventilador, las membranas mucosas pueden secarse. Y sin la cantidad adecuada de moco, nos volvemos más vulnerables a enfermar. Normalmente, nuestra mucosidad proporciona una capa de protección para que ningún tipo de irritante u organismo pueda penetrar. Pero una vez que se seca, la mucosa se vuelve muy fácilmente penetrable.

Para empeorar las cosas, cuando las membranas mucosas se secan y hay poca mucosidad para humedecer la piel, también podemos comenzar a tener grietas en la nariz. Estas pequeñas aberturas en la piel pueden convertirse en una puerta de entrada para que entren bacterias y causen más inflamación. Además, esta piel seca y agrietada también puede causar hemorragias nasales desagradables.

Propagación de gérmenes

Dormir con un ventilador no solo debilita las defensas de la nariz contra una posible infección, sino que también puede propagar los gérmenes existentes.

Si compartimos una habitación con alguien que tiene un resfriado, el ventilador moverá algunas de las partículas virales por toda la sala. La corriente de un ventilador puede transportar un flujo constante de patógenos mientras dormimos. Aunque en verano no suelen ser frecuentes las enfermedades víricas, aún hay que tener cuidado si estamos enfermos.

Resecar la piel

Ya sabemos que el silbido del aire de un ventilador puede desecar las membranas mucosas. Pero también puede resecar la piel, especialmente en climas fríos con aire interior seco y caliente.

El ventilador absorbe la humedad de la piel. Esto incluso puede dejarnos un poco deshidratados. Eso es porque cuando dormimos, estamos en ayunas (es decir, no bebemos nada de agua), y usar un ventilador solo contribuye a una mayor pérdida de líquidos y humedad. Por eso, en noches calurosas es normal levantarnos sedientos o con la boca seca.

ventilador para habitacion

Consejos para usarlo correctamente

Dormir con un ventilador encendido es malo para nosotros en ciertos contextos. Pero si lo necesitamos para descansar plácidamente, podemos evitar sus efectos negativos probando estas tácticas:

  • Mantener la casa limpia. La limpieza, el desempolvado y la aspiración pueden disminuir la cantidad de polvo y caspa en casa y reducir la cantidad de alérgenos que vuelan por el ventilador. Es imprescindible limpiar también el ventilador, porque las aspas también acumulan polvo. Aún así, la limpieza por sí sola no resolverá el problema. No importa si limpiamos todos los días; siempre habrá polvo.
  • Colocar una taza de agua frente al ventilador. Esto puede ayudar con la parte de la deshidratación. Podemos hacer que sople un poco de humedad. Y en verano, intentaremos agregar cubitos de hielo para un efecto refrescante.
  • Apúntalo lejos de la cara. Se recomienda apuntar un ventilador a la parte inferior del cuerpo. De esta manera, no estamos expulsando alérgenos e irritantes directamente a las vías respiratorias superiores.
  • Mantenerlo a distancia. Es ideal mantener un ventilador a una distancia de al menos uno o dos metros de la cara.
  • Ponerlo en una posición más baja. Un ventilador de alta potencia generará más alérgenos y secará más. Por el contrario, un ventilador en un ajuste bajo probablemente hará menos daño de esta manera.
  • Usar un humidificador. Tener un humidificador además de un ventilador ayudará a que circule la humedad y disminuirá el efecto de secado.
  • Mantener la ventana cerrada (si la calidad del aire exterior es baja). Si vivimos en una zona de mucho tráfico (o en cualquier otro lugar con mala calidad del aire exterior), no se aconseja dormir con la ventana abierta cuando tenemos un ventilador encendido.

dormir con ventilador

Alternativas

Para algunas personas, como aquellas con alergias graves, dormir con un ventilador puede ser muy problemático. No obstante, podemos tener la seguridad de dormir profundamente sin uno con estas alternativas aprobadas por expertos.

Aire acondicionado

Cuando se trata de las vías respiratorias superiores, dormir con el aire acondicionado encendido es mucho mejor. Muchos acondicionadores de aire vienen con filtros para bloquear los contaminantes irritantes.

Aunque los aires acondicionados no agravarán las alergias, desafortunadamente, son más dañinos para el medio ambiente. Para disminuir el daño al planeta, mantendremos el aire acondicionado en la configuración más baja y a una temperatura razonable, y siempre usaremos el modo de ahorro de energía. Además, se pagará menos recibo de la luz.

Dormir con menos ropa

Si nos preocupa mantenernos frescos, a veces la solución obvia es la mejor: consideraremos dormir desnudos, con menos ropa o menos mantas. Es un método ecológico y no desperdiciaremos electricidad.

También podemos dormir con prendas frescas de lino y nos daremos una ducha antes de dormir. Esto bajará nuestra temperatura corporal y ayudará a conciliar el sueño de forma rápida. La ropa holgada y suave hecha de algodón, seda o lino puede ayudar a mantenernos frescos. Se recomienda mantenernos alejados del rayón, el vellón o el poliéster, que pueden promover el calor.

Generador de ruido blanco

La razón principal de usar un ventilador podría ser ahogar el ruido nocturno no deseado, especialmente si vivimos en una calle concurrida de la ciudad. Afortunadamente, el zumbido de un ventilador no es la única opción. Podemos comprar una máquina de ruido blanco o usar una aplicación de teléfono que genere este tipo de ruidos.

De hecho, ni siquiera necesitamos desembolsar un euro. En YouTube podemos encontrar seis horas de ruido blanco. Solo tendremos que buscarlo en el teléfono y dejarnos llevar por el sueño.

¡Sé el primero en comentar!