¿Qué causa la deshidratación en personas mayores?

Tanto si tu objetivo es perder peso como tener una piel más clara o una mejor digestión, muchos de nosotros hemos escuchado que deberíamos beber más agua. Los beneficios del H2O están presentes para todas las personas, pero sobre todo para los adultos mayores.
Te contamos por qué es más difícil mantener una correcta hidratación conforme pasan los años, y cómo evitar peligros por falta de líquido.

¿Por qué la deshidratación es común en las personas mayores?

Es más difícil regular la temperatura corporal

Cuando la temperatura de nuestro cuerpo aumenta por el ejercicio o la exposición a un ambiente caluroso, nuestro cuerpo depende de respuestas especializadas para facilitar la pérdida de calor y mantener la temperatura corporal dentro de límites seguros.

Esto incluye aumentar el flujo sanguíneo a la piel, lo que ayuda a llevar sangre caliente a la superficie, donde el calor puede luego transferirse al medio ambiente, y la secreción de sudor, que elimina el calor del cuerpo a medida que se evapora.

Pero el envejecimiento disminuye esa capacidad para sudar y para saber cuándo te estás sobrecalentando.

No te sientes sediento

No podemos mantener el mismo nivel de sed conforme vamos envejeciendo. Esto se debe, al menos en parte, a cambios en el cerebro.

Una región llamada lámina terminalis controla nuestra sed. Pero a medida que vamos cumpliendo años, las neuronas de esta región parecen volverse menos sensibles a los signos de deshidratación.

Tenemos menos agua en nuestro cuerpo

Según la ciencia, a medida que envejecemos, perdemos entre el 5 y el 10 por ciento del agua de nuestro cuerpo. Como tenemos menos agua, somos más propensos a la deshidratación.

personas mayores dando un paseo hidratados

Algunos medicamentos causan más ganas de orinar

Los diuréticos para la presión arterial alta y otras afecciones cardíacas, algunos antihistamínicos, laxantes, algunos medicamentos psiquiátricos y otros medicamentos pueden hacer que vayas al servicio más a menudo y provocar deshidratación. Y los adultos mayores pueden tomar estos medicamentos con más frecuencia, ya que tienen un mayor riesgo de hipertensión, enfermedades cardíacas y estreñimiento.

Tienes incontinencia urinaria

Es normal tener cierta incontinencia de orina, tanto si eres mujer como hombre. Además, a medida que envejecemos, la nicturia o levantarse durante la noche para orinar se vuelve más común. Se cree que esto se debe a una reducción en la capacidad de la vejiga y cambios en las hormonas que influyen en la producción de orina.

A su vez, esto puede provocar que los adultos mayores beban menos agua para evitar levantarse, y puede provocar deshidratación.

¿Cómo mantener una buena hidratación?

No todo es malo, existen técnicas para mantener una buena hidratación.

Revisa tu orina

No confíe en tu sentido de la sed para saber cuándo beber más agua. Pero los ocho vasos de agua al día también pueden no ser los mejores para ti. Es difícil decir una talla única. Si eres más alto o tienes un índice de masa corporal más alto, necesitarás más agua en comparación con alguien más pequeño.

Así que si tienes problemas o retienes agua por cualquier motivo, beber demasiado puede agravar el problema. Por eso se recomienda observar el color de la orina. El objetivo es un color amarillo claro. Si la orina es más oscura, es una señal de que necesitas beber más agua.

mujer en la sombra para evitar la deshidratacion

Bebe durante el día

Beber mucha agua del tirón no es la solución si tu orina es oscura. Esto puede causar hinchazón y la necesidad de ir al baño. Por eso, la mayoría de los días es mejor espaciar el consumo de agua.

Ten una botella de agua cerca en todo momento y establece la meta de beber sorbos todo el día, rellenando la botella según sea necesario.

Evita beber antes de dormir

Se recomienda dejar de beber agua unas dos horas antes de acostarse. De lo contrario, es posible que tengas que levantarte varias veces durante la noche para orinar, y eso, por supuesto, puede arruinar tu sueño.

Haz que el agua sea más emocionante

El agua simple es la mejor, pero también es bastante aburrida, lo que puede dificultar la hidratación. Considera agregar un poco de jugo de fruta fresca o comprar agua con sabor sin azúcar.

Cuida tu cafeína

La cafeína puede actuar como diurético y hacer que pierdas agua. Así que ten en cuenta la cantidad de café, té con cafeína, cola y otras bebidas con cafeína que tomes.
Eso no significa que nunca puedas beberlos, pero es posible que quieras equilibrarlos bebiendo más bebidas sin cafeína.

fresa cortada para evitar la deshidratacion

Come alimentos ricos de agua

Muchas frutas y verduras tienen altos porcentajes de agua, por lo que también cuentan para tus objetivos de hidratación. De hecho, los alimentos representan del 20 al 30 por ciento de nuestra ingesta de agua. Plantéate los siguientes alimentos, que tienen al menos un 80 por ciento de agua:

  • Fresas
  • Sandía
  • Lechuga
  • Repollo
  • Apio
  • Espinacas
  • Calabaza cocida
  • Manzanas
  • Uvas
  • Naranjas
  • Zanahorias
  • Brócoli cocinado
  • Peras
  • Piña

No hagas ejercicio con exceso de calor

En general, deberíamos evitar hacer ejercicio a temperaturas superiores a los 32ºC, especialmente cuando la humedad supera el 10 por ciento, si no estamos aclimatados al calor. En esos días calurosos, intenta hacer ejercicio por la mañana o por la noche cuando hace más frío, o busca algunos entrenamientos en interiores para hacer en casa.

Busca ayuda cuando sea necesario

Si te sientes aturdido, mareado, desorientado o confundido, es posible que estés deshidratado. Tu presión arterial está bajando porque no hay suficiente líquido en el torrente sanguíneo para llevarlo al cerebro.

Si esto sucede, se recomienda beber agua y evitar el calor o cualquier tarea mental desafiante (como el trabajo) hasta que te sientas mejor. Si tus síntomas no desaparecen o empeoran, acude a un médico.