Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Decidir que quieres reducir tu mono por el tabaco es la mitad de la batalla; ahora, tú decides cómo hacerlo. Aunque tu cuerpo comienza a experimentar los beneficios positivos de dejar de fumar solo 20 minutos después de dejarlo, la mayoría de las personas saben que lleva más de un día dejar el hábito.

Hoy te damos 10 trucos para disminuir tu mono de tabaco y eliminar la nicotina de tu vida.

Descarga una aplicación

Hacer un seguimiento de los días que has pasado sin fumar puede ser una forma poderosa y gratificante de visualizar el progreso. Existen muchas aplicaciones que siguen este propósito, como Stop Smoking. Puedes optar por dejar de fumar de una vez o disminuir gradualmente tu ingesta diaria de nicotina a un ritmo que funcione para ti. También puedes comunicarte con la comunidad de la aplicación para obtener apoyo y motivación continuos de personas que saben de primera mano lo difícil que es dejar este hábito.

Déjalo radicalmente

Un estudio de 2016 encontró que aquellos que dejaron de fumar de una vez tenían un poco más de probabilidades de haberse apegado a su decisión seis meses después (22%) frente a aquellos que disminuyeron gradualmente su consumo de tabaco (15’5%). Es importante tener en cuenta que los participantes que dejaron de fumar en frío tuvieron la ayuda de productos de reemplazo de nicotina.

Según Los Angeles Times, estos hallazgos son consistentes con otras investigaciones sobre dejar de fumar, lo que significa que dejar de fumar podría ser un buen método para probar junto con otras opciones que pueden ayudar a facilitar el proceso.

Busca el apoyo de tu entorno

Solicitar el apoyo de tus amigos, familiares y grupos de personas que han dejado de fumar o que lo están dejando de fumar puede ayudar a mantenerte motivado y hacerte responsable. Podéis apoyaros mutuamente, intercambiar estrategias ganadoras y consejos exitosos.

Prueba la hipnosis

Aunque la ciencia que sigue a la hipnosis ha demostrado hasta ahora que no es un método óptimo para dejar de fumar, algunas personas dicen que ayuda. Si quieres probarlo, pide a tu médico que te derive a un terapeuta autorizado que practique la hipnoterapia.

Reemplaza el tabaco por otra cosa

La terapia de reemplazo de nicotina, consiste en cambiar los cigarrillos por parches, chicles, aerosoles nasales, pastillas o inhaladores. Estos productos te permiten reducir el consumo de nicotina, para que puedas controlar tus antojos en pasos graduales mientras eliminas otras sustancias químicas nocivas que obtienes de los cigarrillos. Es importante recordar que debes dejar de fumar por completo antes de probar cualquiera de estos productos.

Sabotea tu hábito

Ciertos artículos, emociones y hábitos pueden hacer que empieces a fumar de nuevo. Los expertos recomiendan reemplazar las cosas que podrías asociar con fumar, como tomar café o tomar un descanso en el trabajo, con otra actividad, o hacer esas cosas a una hora diferente del día. Además, desecha cualquier parafernalia para fumar, como ceniceros, cerillas, mecheros y hasta el último cigarrillo para minimizar las tentaciones.

Llama a un amigo

Llamar por teléfono es dos veces más efectivo que dejar de fumar sin ayuda. Ya no solamente a un amigo, si no que en España existen teléfonos gratuitos para contactar con asesores capacitados que hacen coincidir los programas con las necesidades únicas de las personas. Aquí encontrarás, por ejemplo, el de la Junta de Andalucía.

Zyban

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se ha demostrado que ciertos medicamentos recetados son efectivos para ayudar a las personas a combatir su adicción al tabaco. Uno de estos es el clorhidrato de bupropion(Zyban), que reduce los síntomas de abstinencia de nicotina. Se puede recetar solo, y normalmente deberías comenzar a usarlo aproximadamente una semana antes del día para dejar de fumar.

Chantix

La vareniclina (Chantix) es otro medicamento recetado que ayuda a las personas a dejar el mono del tabaco. Funciona al interferir con los receptores cerebrales de la nicotina, disminuyendo el placer de fumar y reduciendo los síntomas de abstinencia de nicotina.

Al igual que con el bupropión, normalmente se debe comenzar a tomar vareniclina entre un mes y una semana antes del día para dejar de fumar.

Acude a un grupo de fumadores anónimos

En todas las ciudades españoles existe un programa de fumadores anónimos, con 12 pasos para vivir sin nicotina. Puedes seguir el enfoque de «12 Pasos» e ir a terapias grupales.

Piensa en el ahorro de dinero

Aunque el precio de los cigarrillos puede variar según tu ubicación, algunos lugares cobran más y continúan subiendo los precios. Incluso si estás pagando «solo» 5€ por paquete, suponiendo que fumes un paquete al día, estás desembolsando 1,850€ al año. Intenta pensar en qué podrías gastar ese dinero para mantenerte motivado y alejarte de la nicotina.