El envejecimiento normal hace que cambien las funciones cerebrales. Con el tiempo, las personas sanas experimentan la disminución de cierta capacidad cognitiva. Pequeñas disminuciones en el área de la memoria, tanto visuales como verbales, pueden ocurrir junto con alguna pérdida de memoria a corto plazo. El cerebro, como cualquier músculo, necesita ejercicio para mantenerse en forma. Cuanto más ejercicio hace el cerebro, mejor se procesa la información.

Los ejercicios de memoria para adultos mayores pueden ayudar a recordar a corto y largo plazo, pero no solamente es recomendable hacerlos cuando nos adentramos en cierta edad. ¡Todos estos métodos son necesarios desde pequeños!

Rompecabezas (puzzles, crucigramas, sudokus…)

Los crucigramas son uno de los ejercicios de memoria más efectivos, aunque los puzzles son igualmente beneficiosos. El programa de investigación de la enfermedad de Alzheimer de la American Health Assistance Foundation (AHAF) recomienda jugar al Sudoku para ejercitar el cerebro y ayudar a la memoria y el funcionamiento cognitivo. Al ser similar a un crucigrama, pero usar números en lugar de palabras, estaremos manteniendo ágil nuestro sentido matemático.

En una cuadrícula de nueve cuadrados de ancho y nueve cuadrados hacia abajo, cada fila de un lado a otro debe tener solo uno de cada número consecutivo hasta el 9. Cada bloque de celdas también debe contener solo uno de cada número hasta el 9. Es cierto que no requiere ninguna habilidad o cálculo matemático, tan solo es un rompecabezas lógico y puede convertirse en hábito. Al principio parece apto para cerebros superdotados, pero con el paso de los días te darás cuenta de que eres más rápido.

Estimulación sensorial

Una forma de estimular la función cerebral es mediante la estimulación de datos sensoriales. Involucrar a los cinco sentidos en una experiencia estimulará y despertará el cerebro. Escucha música que te guste, prueba algo delicioso, mira algo increíble, toca algo increíblemente suave y enciende una vela perfumada para obtener un aroma agradable. Usar y prestar atención al estímulo sensorial estimulará y aumentará la memoria sensorial y la conciencia.

Juegos de cartas

Jugar a las cartas de manera habitual como Poker, Solitario, Corazones, Bajara Española y Go Fish ejercita el cerebro y puede retrasar la pérdida de memoria asociada con el envejecimiento y la demencia, además de ayudar a mantener la vitalidad cerebral, según la Academia Estadounidense de Neurología.

¿Sabes jugar al ajedrez?

El ajedrez es un juego de estrategia que puede aumentar la memoria y la capacidad cognitiva. Cualquier juego que implique estrategia ejercitará el cerebro. El cerebro necesita entrenamientos diarios para mantenerse en forma, y con este deporte podrás seguir disfrutando de esa agilidad que demuestran las partidas de Pixar.

via GIPHY

Lee un libro

La lectura ejercitará el cerebro y ayudará a recordar palabras. Se ha demostrado que leer el periódico, los libros o las revistas proporciona un estímulo cerebral. En un estudio de memoria y envejecimiento se descubrió que participar en actividades cognitivas como la lectura puede prevenir la pérdida de memoria en el futuro. El estudio de 2009 también encontró que las personas mayores que juegan juegos, trabajan en el ordenador o participan en manualidades, como cerámica, tenían una disminución del 30 al 50 por ciento en la pérdida de memoria en comparación con las personas que no participaron en esas actividades.