¿Cómo cambia el tránsito intestinal al perder peso?

Lo que te llevas a la boca afecta principalmente a lo que sale por el otro extremo. Por lo tanto, no debería sorprendernos que cambiar la dieta para bajar de peso pueda modificar tus hábitos de hacer caca.

¿Qué es un movimiento intestinal saludable? Lo primero es lo primero, las evacuaciones intestinales de cada persona son diferentes, pero una evacuación saludable casi se parece a la forma del colon, es blanda y no causa dolor al salir. Como referencia, puedes consultar la tabla de heces de Bristol.

¿Cómo influye la pérdida de peso en el tránsito intestinal?

No solamente notarás que las deposiciones de caca ocurren a tiempos distintos, sino que también pueden aparecer otros efectos secundarios que no relacionarías en un principio.

Tus evacuaciones intestinales son más frecuentes

¿Visitas el trono de porcelana con más frecuencia? Eso probablemente se debe a cambios dietéticos saludables en tu plan de pérdida de peso. Si estás comiendo más frutas y verduras, tus cacas probablemente serán más abundantes.

Comer más alimentos de origen vegetal aumentará la cantidad de fibra soluble en las heces, que se volverán esponjosas, suaves y fáciles de pasar. Esto se debe a que la fibra causa más distensión del recto, lo que hace que vayas al baño con más frecuencia.

También pueden ocurrir defecaciones más regulares si haces más ejercicio. El ejercicio hace que todo en tu abdomen se comprima. En otras palabras, tus músculos abdominales te están promoviendo literalmente a hacer caca.

Estás estreñido

¿Tratar de hacer caca es tan extenuante como tu rutina diaria de cardio?

Si estás tratando de desarrollar músculo o mantenerte satisfecho con las comidas, es posible que estés introduciendo más proteínas magras en tu menú diario. Pero comer demasiado de esta poderosa macro puede influir en tu trasero.

Las proteínas densas, que tardan más en digerirse, pueden provocar estreñimiento y viajes al baño menos frecuentes. Como resultado tus heces pueden volverse duras, gruesas y sentirse incómodas al salir.

Eliminar los carbohidratos, que suele ser una estrategia para perder peso, también puede causar estreñimiento. Esto se debe a que cuando reduces demasiados carbohidratos, también eliminas una gran cantidad de fuentes de fibra esenciales, como cereales integrales, frutas y legumbres, que mantienen tu rutina de defecación en el buen camino y funcionando sin problemas.

Si estás siguiendo una dieta restringida en carbohidratos como la cetogénica, puedes alcanzar tu dosis diaria de fibra si te apegas a vegetales sin almidón (como verduras de hoja verde, zanahorias y calabazas) y frutas bajas en carbohidratos como el aguacate y las frambuesas.

mujer perdiendo peso con ganas de hacer caca

Tienes diarrea

Alternativamente, los menús de alimentación bajos en carbohidratos también pueden producir caca líquida. La dieta cetogénica es un ejemplo. Como el azúcar es un importante «enemigo» en este tipo de dieta, muchos devotos de la dieta keto pueden consumir alimentos que contienen edulcorantes artificiales bajos en carbohidratos y alcoholes de azúcar. Estas alternativas azucaradas, que son difíciles de digerir, pueden tener un efecto laxante que da lugar a heces líquidas.

Además, la dieta cetogénica requiere que comas mucha grasa. Pero consumir demasiados alimentos grasos puede interrumpir la digestión y provocar carreras también. Esto puede ser un doble golpe digestivo si estás tomando más cantidad de queso y tienes intolerancia a la lactosa.

El color de tu caca puede cambiar

¿El tono de la caca parece diferente últimamente? Eso es porque el pigmento de se ve afectado por lo que está en tu plato. Si estás comiendo un arco iris de frutas y verduras, lo normal es que tus heces lo reflejen.

Por ejemplo, las verduras de hojas verdes oscuras pueden generar caca de color verde brillante, mientras que la remolacha y las cerezas pueden hacer que las heces se vuelvan rojizas. Incluso, los arándanos pueden manchar los desechos del inodoro de un azul profundo (o incluso negro) y las zanahorias pueden causar caca de color naranja.

Pero si los cambios de color persisten, o no puedes relacionarlos con nada de lo que comiste, podría ser motivo de preocupación. Las heces rojas o negras pueden indicar sangre en las heces, mientras que las heces grises pueden indicar un problema en el páncreas o los conductos biliares.

efectos dieta en la caca

Efectos de las dietas famosas en la caca

Indiscutiblemente, lo que comemos impacta en lo que sale. Por lo tanto, no es de extrañar que cambiar tu dieta pueda implicar hacer grandes cambios en los intestinos. Entre otros planes de alimentación, volverse vegano o probar la dieta cetogénica pueden afectar a la caca.

La caca es principalmente agua. El resto es fibra, bacterias, moco y células. Así que, al final del día, la forma en que la que tu dieta se ve afectada por las heces depende realmente de la fibra.

A continuación desvelamos los cambios de la dieta que pueden resultar en alguna actividad inusual de tu tránsito intestinal.

Vegetariana

Dejar de comer carne es una excelente manera de perder peso. Los vegetarianos tienden a tener un horario de defecación mucho más regular en comparación con las personas que siguen una dieta carnívora, ya que su alimentación está basada en frutas y verduras que contienen mucha fibra.

Cualquier tipo de dieta que se concentre en muchas plantas promoverá evacuaciones intestinales más regulares y voluminosas.

Vegana

Al igual que hacerse vegetariano, ser vegano hará que la caca sea más suave y regular. Si además se elimina la ingesta de lácteos, el tiempo que se pasa en el váter es aún más rápido.

Eliminar los lácteos dará una mayor cantidad de evacuaciones intestinales y probablemente se tendrá menos gases. Eso es muy cierto si se tiene problemas con la lactosa.

Dieta cetogénica

La dieta cetogénica enfatiza en el consumo de proteínas y grasas y reduce los carbohidratos a 40 gramos al día (máximo). Aunque es posible que puedas perder peso engañando a tu cuerpo para que queme reservas de grasa para obtener energía en vez de hidratos, la hora de hacer caca podría sufrir un gran impacto.

Esto suele provocar diarrea o, en algunos casos, estreñimiento. Si aparece caca suelta es debido a que no se ingieren suficientes agentes de carga como la fibra.

Mediterránea

Esta es la dieta más saludable desde el punto de vista de las calorías, la satisfacción y la salud de las cacas. Con el equilibrio adecuado de grasas y verduras repletas de fibra, puedes esperar hacer cacas perfectas. Además, algunas de las especias que se encuentran en esta dieta, como los chiles, promueven una buena evacuación intestinal.

Independientemente del plan de alimentación que elijas, asegúrate de que las frutas y verduras llenas de fibra sean una de tus prioridades. Y si tienes un plan bajo en carbohidratos, vigile tu consumo de fibra para que ingiera al menos 25 gramos de fibra al día.