5 formas de deshacerte rápidamente del dolor por los gases

Muchos alimentos pueden provocar gases, y no son solo las legumbres. Nuestras elecciones de alimentos, intolerancias y hábitos alimenticios pueden contribuir a los gases y la hinchazón de alguna manera.

Tenemos 100.000 bacterias en nuestro intestino delgado y millones en nuestro colon. A esas bacterias les gusta comer los alimentos que comemos. Cuando metabolizan esos alimentos, producen gas. Esto sucede con los alimentos fermentables o FODMAP, que contienen tipos específicos de azúcares.

Otro factor que puede contribuir a tragar más aire es masticar, beber o sorber con pajitas. Las bebidas carbonatadas también suelen ser las culpables. Aún así, lo que puede causar una inmensa incomodidad para una persona puede resultar perfectamente suave para otra.

Todos tienen una tolerancia diferente sobre la cantidad de gas que pueden sentir. Eso es algo que no puedes cambiar, desafortunadamente, pero si estás luchando contra los dolores causados por los gases, hay varias técnicas que han demostrado ayudar con el alivio.

¿Cómo aliviar el dolor de gases rápidamente?

Mantente activo

El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo, lo que mejora la motilidad intestinal. En otras palabras, el movimiento aumenta la actividad de los músculos del tracto gastrointestinal para impulsar las cosas hacia delante.

El ejercicio acelera el movimiento del gas a través del tracto gastrointestinal, según un artículo publicado en abril de 2019 en Exercise and Sport Sciences Reviews. Algo tan simple como dar una vuelta por la manzana después de comer puede hacer que las cosas se muevan nuevamente, sacando gases de u cuerpo.

Estírate o ponte en cuclillas

Las posturas de yoga pueden permitirte liberar gases.

Haz lo que te haga sentir bien, pero hay algunas poses que los expertos dicen que ayudan a combatir la incomodidad, como el perro boca abajo, el bebé feliz o incluso la apropiadamente llamada «postura para aliviar el viento», en la que te acuestas boca arriba y llevas las rodillas. en tu pecho. Incluso unas pocas sentadillas podrían ayudar.

refresco con gas y pajita

Prueba el automasaje

El automasaje suave puede ayudar a escapar de los gases. También puede ayudar a mover las heces en tu colon.

Para probarlo, la Universidad de Michigan sugiere frotar el abdomen con un movimiento circular desde el hueso de la cadera derecha hasta las costillas, a través de la parte superior del abdomen, luego vuelve por el hueso de la cadera izquierda y hasta el ombligo.

Beber té

El calor del té caliente calma el estómago y hace que las cosas avancen como deberían. Si tienes dolor por gases por la noche, asegúrate de beber té de hierbas u otra variedad sin cafeína (los tés negros y verdes contienen cafeína).

Puedes buscar té elaborado específicamente con plantas como hinojo, regaliz y menta para facilitar la digestión.

Eructar un poco

Si el dolor causado por los gases se acompaña de eructos o sientes dolor por los gases al comer, disminuye la velocidad y prueba la respiración diafragmática.

La respiración profunda del vientre masajea el estómago y los intestinos para aliviar la hinchazón. Mientras estás sentado, inhala por la nariz «hacia el vientre» y exhala largo rato por la boca.

¿Cómo prevenir los gases y la hinchazón?

Es importante evitar la aparición de molestias, especialmente si los gases ocurren con frecuencia o son particularmente debilitantes. Todos los siguientes pueden ayudar a reducir los síntomas:

  • Reduce la velocidad cuando comas
  • Siéntate a la mesa con la postura adecuada
  • Mastica la comida completamente
  • Limita las conversaciones durante las comidas
  • Evita las bebidas carbonatadas, el chicle y el uso de una pajita.

Si tienes otros problemas gastrointestinales, como diarrea y estreñimiento, o si tienes sangre en las heces o fiebre, habla con tu médico. Y no sientas vergüenza, aunque es posible que defecar y tirarse pedos no sean la mejor charla para la cena, es de lo que los gastroenterólogos hablan todo el día.