Existen diferentes factores que afectan al tránsito intestinal, como no hidratarnos correctamente o no tomar los alimentos adecuados. Si sufrimos estreñimiento, lo recomendable es no excluir un grupo de alimentos, sino conocer cuáles son y controlar el consumo. Quizá se deba a un abuso o exceso, por lo que introducirlos en la dieta con moderación, nos ayudará a gozar de una perfecta salud digestiva.

¿Cuándo debemos tener en cuenta los alimentos que estriñen?

Existen alimentos que por su composición nutricional pueden favorecer al estreñimiento. Ese «poder» se puede usar para situaciones en las que hay un aumento o fluidez de las deposiciones o cuando sucede una mala absorción de nutrientes y aumenta los movimientos intestinales.
Por supuesto, conocer cuáles son también nos ayudará a valorar por qué acudimos al baño con menor frecuencia.

Reconozcamos que todas las personas hemos sufrido algún episodio de estreñimiento en la vida, y solemos tratarlo de solventar comiendo alimentos ricos en fibra. Es cierto que es una solución rápida y temporal, pero si no tenemos en cuenta cuáles son, al poco tiempo volverán a aparecer los síntomas. Si acostumbramos a nuestro cuerpo a este proceso, es posible que el aparato digestivo se inflame y seamos incapaces de descomponer los alimentos con normalidad.

¿Cuáles son los alimentos que estriñen?

Antes de pasar a cualquier alimento en concreto, estaría bien que tuviésemos en cuenta los principales componentes que favorecen al estreñimiento:

  • Grasas saturadas
  • Poca agua
  • Hidratos de carbono refinados
  • Azúcares

Qué casualidad que cualquier producto ultraprocesado cumple estos cuatro puntos, ¿verdad? Es por eso que llevar una alimentación saludable y variada combate cualquier problema digestivo e intestinal. Me gustaría que no eliminases completamente cualquiera de los alimentos que vamos a mencionar a continuación. Ten en cuenta con qué frecuencia los consumes y valora si puede ser motivo de problemas de salud. Comer moderado y equilibrado es la clave.

Los alimentos ricos en grasas, como la carne roja o los quesos curados, dan lugar a digestiones más lentas por su bajo contenido en fibra y alto en ácidos lácticos y lactosa.
Aquellos ricos en taninos (muy astringentes) están muy indicados para el tratamiento de la diarrea, como es el caso del membrillo, plátano (poco maduro, favorece la liberación de gases dentro del intestino), manzana (sin piel), caqui, arroz, maíz, maicena o zanahoria.
Incluso, el alcohol y las bebidas con cafeína pueden provocar estreñimiento por la deshidratación que generan en el organismo.