Tuviste un resfriado extraño hace unas semanas. Fuiste sacudido por la fatiga y tuviste problemas para respirar. Curiosamente, de repente tampoco podías saborear tus comidas favoritas. Ya estás recuperado, pero ¿podrías haber tenido COVID-19?
A medida que aumentan los casos en todo el mundo, es posible que pienses que sería bueno que ya hayas combatido la infección y la «hayas superado». Sin duda, una manera de averiguarlo es haciéndote un test de anticuerpos de coronavirus.

Pero si tu resultado es positivo, ¿significa realmente que estás protegido contra el virus?

¿Qué es el test de anticuerpos COVID-19?

Cuando te enfermas, tu sistema inmunitario lanza un ataque contra el invasor extranjero. Los anticuerpos son jugadores clave en la defensa de tu cuerpo. Estas proteínas no solo ayudan a combatir las infecciones, sino que suelen brindar protección contra la enfermedad nuevamente.

La mayoría de las pruebas de anticuerpos COVID-19 buscan anticuerpos IgM e IgG, que se desarrollaron en respuesta al SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. Los anticuerpos IgM suelen ser los primeros anticuerpos en llegar a la escena. Luego, cambian para convertirse en anticuerpos IgG, que son más duraderos y más específicos para el virus. Digamos que los IgG hacen el trabajo pesado en su mayor parte para este virus.

Aunque el test de anticuerpos puede identificar a las personas que probablemente han sido infectadas con COVID-19, el momento de las pruebas es importante.

Los investigadores revisaron los estudios COVID-19 publicados hasta finales de abril de 2020 que informaron sobre pruebas de anticuerpos, para un estudio de junio de 2020 en la Revisión sistemática Cochrane. Lo que encontraron fue que las pruebas fueron mejores para detectar anticuerpos dos o más semanas después de que aparecieron los primeros síntomas. En la primera semana después del inicio de los síntomas, las pruebas solo detectaron el 30 por ciento de las personas que tenían COVID-19. La precisión aumentó al 70 por ciento en la segunda semana y más del 90 por ciento en la tercera semana.

No es sorprendente. No comienzas con anticuerpos. Tienes que construirlos. En otras palabras, no te hagas una prueba de anticuerpos inmediatamente después de comenzar a experimentar síntomas.

mujer haciendose prueba pcr coronavirus

¿Qué sucede si das positivo en una prueba de coronavirus?

La historia corta: es probable que hayas sido infectado previamente con SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. Pero el significado de una prueba positiva no es exactamente blanco y negro. Entonces, ¿qué debe hacer y no hacer?

Las pruebas de anticuerpos no se utilizan para diagnosticar COVID-19

Para eso están las pruebas de detección viral. Las pruebas como la transcripción inversa de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) buscan el virus en muestras tomadas de un hisopo de la nariz. Los médicos pueden usar esta información para determinar si actualmente estás infectado con COVID-19 y es potencialmente contagioso. Las pruebas de PCR generalmente son más sensibles si se realizan más cerca del momento en que aparecen los primeros síntomas.

Las pruebas de anticuerpos, por otro lado, pueden ayudar a identificar si fuiste infectado por el virus SARS-CoV-2 al buscar anticuerpos, incluso si nunca desarrollaste síntomas. Estas pruebas pueden complementar los resultados de la prueba de PCR. Por ejemplo, si tuviste síntomas similares a COVID y te hisciste una prueba de PCR negativa, existe la posibilidad de que sea un falso negativo. Tu médico puede sugerir una prueba de anticuerpos para confirmar si has tenido o no una infección por COVID-19.

No asumas que no volverás a infectarte

El hecho de que tengas anticuerpos positivos no significa que estés protegido contra la reinfección. Simplemente no lo sabemos aún.

La investigación inicial parece sugerir que los anticuerpos están presentes durante dos o tres meses. Los estudios preliminares en monos sugieren que los anticuerpos proporcionan inmunidad parcial durante un corto período de tiempo.
Todavía hay muchos científicos que no saben ni entienden todo sobre la COVID-19 y los anticuerpos que produce tu cuerpo para combatir las infecciones.

Las preguntas que se hacen las personas son cuánto tiempo durarán estos anticuerpos y cuál es el umbral crítico que necesitas para bloquear el virus. Pero lo cierto es que las personas parecen responder al SARS-CoV-2 de manera diferente. Las que eran asintomáticas (no exhibían síntomas clínicos de COVID-19) lanzaron una respuesta inmune más débil, incluidos niveles más bajos de anticuerpos, en comparación con aquellos que desarrollaron síntomas de la enfermedad, en un estudio de junio de 2020 en Nature Medicine. En contraste, las personas que tenían un severo casos de COVID-19 tenían niveles más altos de ciertos anticuerpos en comparación con aquellos con casos leves, según un estudio de mayo de 2020 en Inmunología clínica y traslacional.

Además, la mayoría de las pruebas en el mercado en este momento generalmente detectan la presencia general de anticuerpos contra COVID-19. Solo nos están diciendo que un anticuerpo se une a un antígeno, pero no se está haciendo una prueba funcional.

Eso significa que no sabemos cuánta cantidad de las proteínas que combaten los virus producidas por tu cuerpo son los llamados anticuerpos neutralizantes, un subconjunto de anticuerpos que protegen contra la reinfección.

bote de test de anticuerpos

Sigue las pautas de salud pública

Como podrías volver a infectarte, las autoridades recomiendan que continúes tomando precauciones para evitar contraer o propagar el virus.

Con una prueba de anticuerpos positiva, no creo que puedas ir mucho más allá de decir que tienes anticuerpos en este momento. Realmente no sabemos lo que eso significa, así que no te pongas en riesgo.

Sí, eso significa que debes seguir lavándote las manos con frecuencia, usar una mascarilla cuando estés en público y mantener la distancia social.

No te olvides de los falsos positivos

Incluso las mejores pruebas producirán algunos falsos positivos, lo que significa que la prueba arrojará un resultado positivo aunque en realidad no tengas anticuerpos. Y pensar que has desarrollado anticuerpos puede darte una sensación de seguridad defectuosa.

Los falsos positivos son particularmente un problema en comunidades con pocos casos confirmados de COVID-19. Tus posibilidades de obtener un falso positivo son mayores, incluso si la prueba tiene una alta especificidad. Tiene que ver con lo que se llama el valor predictivo positivo o la probabilidad de que si tu resultado es positivo, realmente tiene anticuerpos contra el virus.

El valor predictivo positivo depende de la prevalencia del virus en la comunidad. En una ciudad como Jaén, donde la tasa de prevalencia está actualmente entre 2 y 3 por ciento, habrá una tasa de falsos positivos más alta. Sin embargo, en una ciudad como Barcelona, donde la prevalencia está entre el 20 y el 25 por ciento, es más probable que las pruebas predigan un resultado preciso.

test de anticuerpos rapido de covid

Considera donar tu plasma

Probablemente hayas escuchado sobre los programas de plasma. El plasma, la porción líquida de la sangre, se recolecta de personas que se recuperaron del COVID-19 y desarrollaron anticuerpos contra el virus.

Actualmente, hay una serie de ensayos clínicos que evalúan la administración de plasma convaleciente a pacientes con casos graves de COVID-19 como tratamiento experimental. El plasma convaleciente se ha estudiado en otros brotes como la pandemia del virus de la influenza H1N1 2009 a 2010 y la epidemia MERS de 2012.

Uno de los principales usos de las pruebas de anticuerpos COVID-19 es detectar posibles donantes de plasma convalecientes.

Si has dado positivo por anticuerpos, puede ser una buena idea donar, pero debes cumplir con ciertos requisitos. Es decir, necesitas evidencia de un diagnóstico confirmado de COVID-19 y debes estar libre de síntomas durante 14 días.

No cuentes con un pasaporte de inmunidad

Al principio hubo mucha discusión sobre el uso de pruebas de anticuerpos para reiniciar la economía y proporcionar pasaportes de inmunidad, lo que luego permitiría a las personas caminar libremente.

Sin embargo, las pruebas de anticuerpos no deben usarse para determinar si eres inmune a la COVID-19. Todavía hay muchas incógnitas, lo que dificulta la interpretación de los resultados de las pruebas. En este punto, es prematuro confiar en las pruebas de anticuerpos para reiniciar las economías. Se necesitan más datos antes de que podamos decir eso.

Aunque el significado del resultado de una prueba de anticuerpos para un individuo es bastante limitado en este momento, estas pruebas pueden proporcionar información epidemiológica importante.

Se pueden usar pruebas de anticuerpos para observar las tasas de seroprevalencia en las comunidades. Esto puede ayudar a nivel regional, estatal y nacional para comprender mejor cómo se está propagando este virus. Hay un número tan elevado de individuos asintomáticos que no se presentan clínicamente y no se hacen la prueba, pero aún desarrollarán anticuerpos.

Y recuerda, los anticuerpos son solo una parte del sistema de defensa de tu cuerpo. El sistema inmune es complejo. No son solo los anticuerpos los que juegan un papel en nuestra inmunidad.