El gel antibacterial se puso de moda cuando se nos alertó de la Gripe A. En todos sitios públicos podíamos encontrar un desinfectante para evitar que nuestro cuerpo acogiera cualquier germen. Con el paso de los años, este tipo de gel se ha seguido usando como una manera rápida de «lavarse» las manos cuando no tienes agua y jabón. Pero, ¿es cierto que nos inmuniza ante cualquier tipo de bacterias?

¿El gel antibacterial puede matar a los virus de la gripe y resfriado?

Según un reciente estudio publicado en la revista mSphere, no tienen este poder. Untarnos rápidamente un desinfectante para manos con base de etanol no funciona contra la propagación de gérmenes si los dedos todavía están húmedos (y con mocos).

Los investigadores japoneses frotaron con mucosidad húmeda recogida de personas infectadas con influenza en las yemas de los dedos de 10 valientes voluntarios. Después les aplicaron desinfectante para manos. Los resultados revelaron que el etanol no eliminó el virus de la gripe, incluso cuando el desinfectante se mantuvo en los dedos durante dos minutos. En realidad, se necesitaron cuatro minutos para desactivar completamente el virus y evitar que fuera infeccioso.

Los hallazgos de este nuevo estudio ponen en tela de juicio todos esos estudios previos que muestran que los desinfectantes con base de etanol son efectivos contra la propagación de gérmenes. De hecho, se demostró que la consistencia espesa del moco es lo que protegió al virus durante tanto tiempo.

Los geles de manos no nos pueden proteger contra la salmonela, el e. Coli, el estafilococo aureus resistente a los antibióticos (MRSA) y el norovirus, los cuales pueden causar serias complicaciones, como la muerte. Estas cuatro enfermedades se pueden transmitir de una persona a otra mediante el contacto con heces o con alimentos que no han sido debidamente refrigerados. No obstante, esto se puede evitar si nos lavamos las manos con agua y jabón.

Lo más recomendable es lavarse las manos

De hecho, cuando los investigadores hicieron que los voluntarios se frotaran las yemas de los dedos con desinfectante y con moco completamente seco (que tardó media hora en secarse en sus pruebas), el virus de la gripe fue eliminado a los 30 segundos de la aplicación.

El estudio también encontró que lavarse las manos con agua corriente durante 30 segundos eliminó el moco infectado con gripe, tanto húmedo como seco.

Lavarse las manos correctamente reduce un 25% la transmisión de infecciones