La época de frío provoca que la mayoría caigamos enfermos con resfriados o gripe. Es importante tener una buena alimentación que fortalezca nuestro sistema inmunológico, pero aún así debemos mantener una serie de precauciones que minimicen los riesgos. Siempre hemos escuchado que tenemos que lavarnos bien las manos, evitar besar a nuestra pareja y tener cuidado con las toses y los estornudos.

Lo que seguramente no sabías es que los abrazos también son un buen muro de protección. ¡A quién no le gustan los abrazos cuando estamos enfermos!

¿Por qué los abrazos son sanadores?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon realizó una investigación y la publicaron en la revista de la Association for Psychological Science. Quisieron conocer si los abrazos actuaban como apoyo social y protege a las personas para que no enfermen. La sorpresa es que descubrieron que abrazar frecuentemente protege a las personas con estrés de sufrir alguna infección e, incluso, los síntomas eran menos graves.

Sabemos que las personas que experimentan una vida estresante son menos capaces de combatir los virus del resfriado. También sabemos que las personas, que demandan tener apoyo social, están parcialmente protegidas de los efectos del estrés en los estados psicológicos, como la depresión y la ansiedad «, dijo Cohen. «Probamos si las percepciones de apoyo social son igualmente efectivas para protegernos de la susceptibilidad al estrés inducida por el estrés. Y también, si recibir abrazos podría explicar parcialmente esos sentimientos de apoyo y ellos mismos protegen a una persona contra la infección«.

En el estudio participaron 404 adultos sanos, los cuales tuvieron que rellenar un cuestionario sobre el apoyo percibido, los conflictos interpersonales y la recepción de abrazos durante 14 noches consecutivas. Después, los voluntarios se expusieron intencionalmente al virus del resfriado común y se controlaron en cuarentena para evaluar la infección y los signos de enfermedad.

Los síntomas se reducen significativamente

Los resultados demostraron que el apoyo percibido redujo el riesgo de infección asociado con experimentar estrés. Los abrazos fueron responsables en más de un 30% del efecto de apoyo social. Entre los participantes infectados, cuanto mayor apoyo y más abrazos se dieran, menores eran los síntomas del resfriado.

«Esto sugiere que ser abrazado por una persona de confianza puede actuar como un medio eficaz para transmitir apoyo. Si se aumenta la frecuencia de abrazos, podría ser un medio eficaz para reducir los efectos perjudiciales del estrésEl efecto protector aparente de los abrazos puede ser atribuible al contacto físico en sí mismo o a ser un indicador de comportamiento de apoyo e intimidadDe cualquier manera, los que reciben más abrazos están algo más protegidos de la infección«.

Así que no tengas miedo a abrazar a los que te rodean. Protégete de los resfriados y recibe cariño extra.  ¿A que ahora comprendes la moda de «abrazos gratis»?