Así puedes detener el goteo posnasal

Así puedes detener el goteo posnasal

Carol Álvarez

La mugre de la nariz en general no es divertida, pero da más asco aún cuando gotea por la parte posterior de la garganta, ¿verdad? El goteo posnasal son las secreciones de moco que se originan en la parte posterior de los conductos nasales.

Las glándulas de la nariz y la garganta producen uno o dos litros de moco al día. Y esa mucosidad juega un papel importante en tu salud, ya que mantiene la mucosa nasal limpia y húmeda y detiene las infecciones. Aunque hay medicamentos que pueden ayudar, es mejor probar primero los tratamientos sin medicamentos. Los fármacos de venta libre son generalmente seguros, pero conllevan un riesgo de efectos secundarios y pueden interactuar con otros medicamentos que pueda estar tomando.

¿Qué es el goteo posnasal?

Tampoco debes alarmarte demasiado. Es una ocurrencia común que afecta a casi todas las personas en algún momento de sus vidas. Las glándulas de la nariz y la garganta continuamente producen moco para:

  • Luchar contra la infección
  • Humedecer las membranas nasales
  • Filtrar la materia extraña

Por lo general, todos tragamos moco sin darnos cuenta. Cuando tu cuerpo comienza a producir más cantidad de moco del que debería, es posible que sientas que se acumula en la parte posterior de la garganta. También puedes sentirlo goteando por la garganta desde la nariz. A esto se le llama goteo posnasal.

Los síntomas comunes incluyen:

  • Sensación de que necesitas aclarar la garganta o tragar constantemente
  • Tos que empeora por la noche
  • Náuseas por exceso de moco que se mueve hacia el estómago
  • Dolor de garganta
  • Mal aliento

mujer con fiebre y goteo posnasal

¿Por qué sucede? Causas comunes

Hay varias condiciones que pueden causarlo. Las alergias son una de las más comunes. Si te haces una prueba de alergias, puedes evitar mejor sus desencadenantes o premedicarte si sabes que estarás expuesto.

Otra causa común es un tabique desviado, lo que significa que la pared delgada de cartílago entre las fosas nasales (o tabique) se desplaza o se inclina hacia un lado. Esto hace que un pasaje nasal sea más pequeño y puede evitar el drenaje adecuado del moco, lo que da como resultado el molesto goteo.

Otras causas pueden ser:

  • Temperaturas frías
  • Infecciones virales que provocan resfriado o gripe
  • Infecciones de los senos nasales
  • Embarazo
  • Cambios en el clima
  • Aire seco
  • Comida picante
  • Ciertos medicamentos, que incluyen algunas prescripciones para la presión arterial y anticonceptivos

En algunos casos, el problema que causa el goteo no es el moco excesivo, sino la incapacidad de la garganta para aclararlo. Los problemas para tragar o el reflujo gástrico pueden hacer que se acumulen líquidos en la garganta.

Remedios para eliminar el goteo posnasal

Los consejos que te proponemos a continuación no son a base de medicamentos. En el caso de sentir que tienes un problema grave de salud, acude inmediatamente al médico para que te analice y te recomiende un tratamiento especializado.

Prueba la irrigación nasal

Los aerosoles nasales con solución salina (agua salada) y los kits de enjuague con solución salina son tratamientos efectivos que no requieren medicamentos para el goteo. Estos están disponibles como botellas exprimibles y aerosoles, y a algunas personas les gusta usar los recipientes pequeños (que generalmente tienen la forma de una tetera) y están diseñados para enjuagarse la nariz.

Si usas una de estas, elige agua destilada o esterilizada; el agua del grifo no es segura para usar en las fosas nasales.

Beber agua

Llenar tu vaso con más H2O nunca es una mala idea, y es aún más importante cuando se trata de demasiada mucosidad. Asegúrate de estar hidratado para diluir las secreciones. Además, también eliminará cualquier sabor desagradable. Puedes poner un vaso de agua junto a tu mesita de noche para favorecer a la humedad en el ambiente.

vaso de agua para el goteo posnasal

Dormir apoyado

Al acostarte, la mucosidad se puede acumular en la parte posterior de la garganta, haciendo que tosas (y probablemente alterando tu sueño).

Para evitar que el goteo posnasal te despierte, coloca una almohada adicional debajo de la cabeza, lo que ayudará a que la gravedad haga descender el goteo mientras duermes.

Enciende un humidificador por la noche

El aire seco irrita los senos nasales y puede hacer que tu cuerpo aumente la producción de moco. Para contrarrestar eso, aumentar la humedad en la habitación mientras duermes puede ayudar a despejar tus conductos nasales.

Sin embargo, si usas un humidificador, asegúrate de limpiar el filtro según lo recomendado por el fabricante para evitar el crecimiento de moho, algo que puede dificultar la respiración, especialmente si tienes alergias.

Valora medicamentos para el goteo posnasal

Si cosas como los enjuagues salinos, beber agua, dormir más erguido y poner un humidificador en la habitación no funcionan, entonces puedes recurrir a un medicamento para un alivio a corto plazo.

Las opciones incluyen:

  • Descongestionantes como la pseudoefedrina, que alivian la congestión y disminuyen el exceso de moco.
  • Mucolítico para diluir y aflojar la mucosidad.
  • Descongestionantes nasales.
  • Antihistamínicos.

Habla con un médico sobre lo que es adecuado para ti. Por ejemplo, a las personas que tienen presión arterial alta generalmente se les dice que eviten los descongestionantes (porque estos vasos sanguíneos se estrechan). Y los descongestionantes nasales no deben usarse durante más de tres días, porque el uso prolongado puede empeorar la congestión.

¿Cuándo consultar a un médico?

El goteo posnasal es molesto en el mejor de los casos, pero también puede afectar realmente cómo te sientes durante el día, especialmente si tienes otros síntomas que lo acompañan.

Este goteo puede deberse a una infección viral que desaparecerá una vez que haya seguido su curso. Sin embargo, si es crónico, es posible que tu médico quiera evaluar por razones subyacentes del goteo posnasal, como alergias o reflujo ácido, y luego elaborar un plan de tratamiento adecuado.