Sopa de picadillo fit

Sopa de picadillo fit

Sofía Pacheco

Se trata de una sopa de picadillo tradicional, como la receta andaluza, pero baja en grasas. Una sopa perfecta para el invierno, para cuando estamos resfriados o para recuperar minerales después de un duro entreno. Una receta muy sencilla y con ingredientes muy fáciles de encontrar, aparte de que es muy barata de hacer.

La receta de picadillo que traemos hoy es tan sencilla que podemos seguirla, aunque no seamos unos ases en la cocina. Podemos crear esta sopa con una Thermomix, o sin ella, ya que cumple con los pilares fundamentales de todas nuestras recetas, es decir, ingredientes 100% naturales, fáciles de encontrar y económicos, aparte de un proceso sencillo de seguir y un resultado saludable.

Una vez más, el emplatado corre a nuestra cuenta, ya que, si queremos meterle algo de proteínas extras y de sabor, podemos decorar con jamón en tacos o con más huevos. Tampoco es necesario decorar con alimentos de origen animal, también podemos usar verduras crudas, por ejemplo.

En menos de 10 minutos, tendremos nuestra sopa de picadillos delante de nosotros y lista para hincarle el diente. Eso sí, este tiempo tan corto tiene un truco y lo explicaremos más adelante. Antes de llegar a los pasos de la receta, vamos a explicar qué contiene una sopa de picadillo, algunos consejos para hacer una receta perfecta y rápida y algunos consejos básicos para conservarla en la nevera por 3 días.

¿Qué contiene la sopa de picadillo?

Nos referimos a la receta tradicional, y es ahí donde hacen falta 2 huesos de jamón, medio pollo deshuesado, 1 hueso fresco de ternera, un puerro, 1 zanahoria, una ramita de apio y una pizca de sal. Esto es para hacer el caldo, pero más adelante veremos que hay otro truco muy eficiente para acelerar el proceso. Ambas opciones son igual de saludables, siempre y cuando sepamos elegir bien los ingredientes.

A parte de eso, necesitaremos fideos o pasta, ya es al gusto de cada uno. Podemos echar arroz si queremos. Si queremos decorar la sopa de picadillo con jamón, pues habrá que comprarlo, a poder ser que sea de muy buena calidad. Recordemos que, al agregar este tipo de embutidos, las calorías de la receta aumentan llegando incluso a superar las 300 kilocalorías por ración.

Si evitamos el jamón y no agregamos tanto pollo desmenuzado, podemos crear una ración de sopa de picadillo con menos de 200 kilocalorías. Esto son opciones que damos aparte de la receta que ofrecemos, por si acaso alguien busca realizar alguna variación y obtener un resultado más fit.

También harán falta mínimo dos huevos duros por ración de sopa, a poder ser que sean grandes y de gallinas criadas en libertad o con acceso al aire libre y alimentación ecológica para no apoyar la explotación animal. Por último, esta receta necesita su toque especial es la ramita de hierbabuena.

Sopa de picadillo

Consejos para hacerla más rápido

Como ya hemos adelantado antes, hay dos formas de crear esta sopita perfecta para los días de frío y lluvia o para los catarros. Podemos o bien, crear el caldo con los huesos y otros ingredientes, lo cual retrasará el proceso y seguramente nos dé mucha pereza ponernos a cocinar con un resfriado encima, o comprar caldo de pollo lo más natural y casero posible.

Para ello tendremos que leer las etiquetas y alejarnos de aquellos que tengan menos del 35% de pollo, que tengan mucha sal o azúcar, aditivos, colorantes y demás. Otra opción, para hacer que la receta sea vegetariana o vegana es usar caldo de verduras, pero ya no sería una sopa de picadillo, sino una sopa de verduras. Otra opción es usar Heura a modo de pollo deshuesado y troceado y caldo de verduras para crear una receta de sopa de picadillo versión vegana.

Si elegimos un caldo casero ya preparado nos ahorramos 20 minutos, es decir, que ese caldo lo calentamos, echamos los fideos o el arroz la carne troceada y cuando esté caliente servimos con el huevo y el jamón y ya tenemos nuestra sopa de picadillo lista en 10 minutitos.

El caldo que elijamos debe ser de muy buena calidad, ya que de él depende el sabor y el resultado final de nuestra receta saludable de hoy. Por eso, nosotros aconsejamos, elegir un caldo de pollo o verduras muy casero (leer bien las etiquetas) y que ya hayamos probado anteriormente.

Cómo conservar la sopa que sobre

Nuestra receta es para 4 o 6 raciones, depende de la cantidad de cada ración. Nosotros recomendamos echar 3 cazos en cada cuenco para una persona, dos si es un niño y 4 si es un adulto que come mucho o va a ser nuestro único plato en esa comida.

Si sobrara debemos conservarla lo mejor posible para que podamos comernos esa sopa de picadillo a lo largo de los próximos 3 o 4 días. Más de 4 días no lo recomendamos, por muy bien que esté conservado.

Lo primero es utilizar un tupper de cristal con tapa hermética, ya que es la única forma de conservar los alimentos en perfecto estado. Esto se debe a que el cristal aísla del exterior y protege los alimentos mucho mejor que el plástico. Este material tan usado en tupper, se descompone con el paso del tiempo, a diferencia del cristal que tiene más resistencia y durabilidad.

La tapa hermética evita la entrada de oxígeno, el cual hará que las bacterias propias de la comida (contenido orgánico) proliferen y comience el proceso de putrefacción. Esto hará que la conservación de la comida se reduzca drásticamente. Hay que tener mucho cuidado, ya que esas bacterias pueden provocarnos gastroenteritis, por ejemplo.

Otro dato importantísimo es no manipular constantemente la sopa, ya que solo debemos abrir el tupper y manipularlo cuando vayamos a servirla. Hay que servirla con un utensilio limpio y no comer del mismo tupper, a menos que nos lo vayamos a comer todo.

También cabe destacar que cuando guardemos la sopa de picadillo no debemos agregarle ningún ingrediente extra, eso lo haremos cuando la sirvamos. El tupper debe ir al fondo de la nevera, ya que en los bordes de las baldas y en la puerta es donde hay mayores cambios de temperatura.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo10 minutos

Ingredientes

  • 1 litro de caldo casero de pollo o verduras
  • 150 gramos de fideos, arroz o pasta fina
  • 1 o 2 huevos duros por ración
  • Medio pollo deshuesa y troceado (se puede usar Heura)
  • Hierbabuena

Preparación

Preparar el caldo
Ponemos una olla a calentar con el litro de caldo y cuando esté caliente, bajamos el fuego, e incorporamos el arroz, los fideos, la pasta o lo que hayamos elegido.
Agregamos ingredientes
Cuando lo anterior ya esté listo, agregamos elo pollo desmenizado o las tiuras de Heura desmenizadas. Dejamos que todo se caliente, apagamos el fuego y dejamos que se asiente un poco. Probamos el sabor y ajustamos de sal y comenzamos a servir.
Servir
Para servir podemos preparar previamente 1 o 2 huevos duros por ración, para darle consistencia al plato, aparte de usar jamón serrano o ibérico. Hay quienes usan lomo, Bacon y otros embutidos, pero nosotros preferimos saltarnos ese paso, puesto que aumenta las calorías de forma innnecsaria.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!