La salsa de arándanos más saludable para la tarta de queso

La salsa de arándanos es de las recetas más sencillas de hacer, y no solo sirve para decorar una tarta de queso, sino para cualquier otro postre, desde un bizcocho normal, a helado, un croissant, rellenar unas galletas, o comerla con queso y carnes. La salsa de arándanos es muy versátil porque está deliciosa, es saludable y más aún si la sabemos hacer sin azúcar, y para eso estamos nosotros ya aquí para hacer una salsa de arándanos rojos sin azúcar.

Los arándanos forman parte de los frutos rojos y los hay rojos y azules. En este caso vamos a centrarnos en los arándanos rojos, aunque esta misma receta se puede hacer con los azules, con ambos o introducir otros frutos como fresas o moras, solo que dependiendo de cuál se elija si es más ácida o menos ácida habrá que agregar más edulcorante como eritritol para dejar la salsa a nuestro antojo.

No somos muy partidarios de usar edulcorantes, pero en este caso sí lo recomendamos, aunque lo podemos cambiar por miel natural o incluso canela o nuez moscada. Nosotros vamos a lo más rápido en esta ocasión porque se trata de una receta ligera y fácil de hacer, muy fácil.

En total se tardan unos 8 o 10 minutos en tener nuestra salsa de arándanos lista para servir como acompañamiento, para seguir otra receta, para decorar helados, etc. Recomendamos usar arándanos frescos, pero dado los precios que alcanzan a veces los frutos rojos, casi mejor optar por los paquetes ultracongelados. En ese caso, podemos dejar que se descongelen o agregarlos directamente a la olla según la receta.

¿Por qué es bueno comer frutos rojos?

Los frutos rojos engloban varios tipos como son los arándanos, las fresas, las moras, frambuesas, cerezas, grosellas y las ciruelas rojas. Es importante tenerlos en cuenta en nuestra alimentación puesto que son futras muy ricas en nutrientes.

Comer frutos rojos le sienta bien a nuestro organismo porque tienen multitud de antioxidantes y eso es bueno para la piel, las células, las neuronas, los vasos sanguíneos, las articulaciones, la vista, etc. Las frutas del bosque también cuidan del corazón gracias a las altas concentraciones de polifenoles, flavonoides y antocianinas, y todo esto ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

Tampoco nos podemos olvidar de la cantidad de vitaminas y minerales que hay en esos frutos rojos, tanto vitamina A C, D y E, como minerales esenciales como fósforo, calcio, magnesio, hierro y potasio. Esto nos da como resultado reservas llenas en nuestro organismo y que nuestro cuerpo pueda trabajar como de costumbre.

Unas muffins con salsa de arándanos

Reducir el azúcar para aumentar la salud

Reducir el azúcar es esencial para mejorar la salud. Ya no es suficiente con llevar una dieta saludable y variada, pero seguir comiendo dulces industriales, yogures azucarados, leches con azúcar, cereales azucarados, etc. Hay que ir un paso más allá e intentar no pasarnos de la cantidad máxima de azúcar que recomienda la OMS.

Según la Organización Mundial de la Salud, un niño y un adulto no deben excederse de los 25 gramos de azúcar al día. Nos referimos al azúcar añadido, el blanco, el refinado que tanto odian los dietistas y nutricionistas. Ese es el perjudicial para la salud. Tan malo que se considera una especie de «droga» dado que cuando dejamos de consumir azúcar nuestro cuerpo entra en una especie de estado de abstinencia y empezamos a sentirnos flojos, cansados, con náuseas, mareos, con mucha hambre, etc.

El cerebro se ha acostumbrado a recibir su dosis diaria y cada vez quiere más y más. Por eso son muchos los expertos que recomiendas hacer una transición paulatina, es decir, cada día ir reduciendo las cantidades de azúcar e ir migrando a una dieta mucho más saludable y consciente.

Conservar la salsa de arándanos en la nevera

Nuestra receta de salsa de arándanos saludable está enfocada para 4 personas, podemos agregarle las cantidades proporcionales si necesitamos para 6 o poner el doble de todo si necesitamos que hay salsa para 8 personas. Sea como fuere, es posible que siempre sobre un poco o no, porque está buenísima.

En caso de que hagamos de más, podemos conservarla fácilmente en un tarro de cristal o un tupper de cristal con cierre hermético. Solo así podremos estar usándola durante unos 4 días. Recomendamos no usar siempre la misma cuchara para servir, ni meter los dedos ni nada, para que el alimento esté lo más virgen posible y no se creen hongos ni proliferen los microbios.

Además, en caso de usar eritritol, que también podemos usar miel u otro edulcorante natural, debe ser en polvo. El eritritol granulado funciona de maravilla y le dará el toque dulce exacto que la receta necesita, pero, sin embargo, para conservarlo varios días en la nevera, recomendamos usar el eritritol en polvo.

Unas tortitas con salsa de arándanos

Valor nutricional de la salsa de arándanos saludable

Esta exquisita salsa de arándonos rojo sin azúcar tiene unos valores nutricionales muy óptimos para cualquier tipo de dieta, además, al ser una receta tan sencilla y saludable, nos ahorraremos el mal trago de tener que comprarla en un supermercado, sabiendo que no será saludable, sino que vendrá cargada de grasas, azúcares y con muy bajo porcentaje de arándanos.

Los valores nutricionales de esta receta son aproximados, ya que dependerá de si se sigue a raja tabla, se cambia algún ingrediente o aumentados o disminuimos las cantidades. Más o menos estaremos consumiendo unas 14 kilocalorías por porción, unos 4 gramos de carbohidratos y 1 gramos de azúcar.

Si la compramos en tienda, estaríamos consumiendo unas 100 calorías por cada porción, aparte de varios gramos de azúcar, colorantes, estabilizadores, potenciadores del sabor, baja concentración de arándanos, etc. Además, nuestra receta también es apta para celíacos, veganos, vegetarianos, dieta keto, y cualquier persona que quiera darse un capricho para acompañar el pavo, queso, postres, helado, etc.

Dificultad Facil
PlatoPostre
Tiempo15 minutos

Ingredientes

  • 3 tazas de arándanos (frescos o congelados)
  • 3/4 de taza de agua
  • Media taza de eritritol granulado
  • Una cucharadita de extracto de vainilla

Preparación

Hervir agua
En una olla ponemos agua a hervir y luego agregamos los arándanos. Cocinamos a fuego lento.
Tituramos los arándanos
Cuando los arándanos estén blandos los trituramos con una cuchara, tenedor o tritiurador de patatas.
Agregar eritritol y vainilla
Cuando estén todos triturados a nuestro gusto, añadimos el edulcurante y el extracto de vainilla.
Remover y dejar enfriar
Remoivemos levemente la mezcla y lo retiramos de la olla. Dejamlos enfriar todo, lo guardamos un un cuenco o donde queramos servirlo y ya podemos difrutar de la salsa de arándanos saludable.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!