Pesto de kale (col rizada) apto para veganos

Pesto de kale (col rizada) apto para veganos

Carol Álvarez

Este pesto de kale verde brillante sabe tan bien que querrás untarlo con todo lo que prepares, desde pescado asado hasta fideos de calabacín. No solo es cremoso y delicioso, sino que viene repleto de col rizada, una verdura rica en antioxidantes que combaten el cáncer, fibra, hierro y vitaminas A, C y K.

Ingredientes naturales

Pero la col rizada no es el único ingrediente saludable de esta receta: los piñones y el aceite de oliva están cargados de grasas saludables para el corazón. Los piñones también son ricos en manganeso, magnesio y zinc, mientras que el aceite de oliva está cargado de antioxidantes que ayudan a proteger el corazón y las células sanguíneas del daño.

Un tercio de taza de este pesto picante de col rizada tiene 219 calorías, lo cual vale la pena considerando la cantidad de sabor que agrega a un plato. Nos encanta servir el pesto como salsa con crudos, como aderezo para proteínas como bistec y pescado o mezclado en una ensalada de granos.

Y si te preocupa que el aliento huela por la adición de ajo crudo, solo debes saber que el ingrediente en su estado crudo puede combatir las enfermedades, reducir la presión arterial y reducir los niveles de colesterol.

¿Por qué hacerlo?

No solamente es un pesto saludable, sino que también utiliza ingredientes que habitualmente no solemos introducir en la alimentación. Es una gran forma de generar variedad en los platos, sin poner en riesgo la dieta.

  • Rápido. Está hecho con alimentos simples básicos de verano y en menos de 15 minutos. Tener una licuadora de alta velocidad puede ayudar bastante.
  • Sabroso. Incluso si no nos gusta la col rizada, nos encantará este pesto. Esta salsa es herbácea gracias a una generosa cantidad de albahaca, rica en sabor gracias a una combinación confiable de queso parmesano y nueces, y totalmente brillante gracias los ingredientes secretos favoritos.
  • Versátil. Puede usarse en casi todo: pasta, ensaladas de verano, sándwiches, hamburguesas, verduras asadas y mucho más. El cielo es el límite, porque el pesto de col rizada realmente mejora todo.

pesto de kale en un bote

Consejos

Hay algunos trucos que podemos tener en cuenta cuando vayamos a hacer esta receta con col rizada. Si queremos que esta salsa salga a la perfección, se recomienda seguir los pasos detenidamente. Saltarnos cualquier recomendación puede ser fatal para el resultado.

No obstante, todos estos consejos ayudarán a que salga impecable a la primera:

  • El orden importa. El orden en que añadimos los ingredientes a una licuadora hace una gran diferencia en lo bien que se mezclan. Comenzaremos mezclando los líquidos de la receta y los ingredientes más sólidos, luego incorporaremos los ingredientes más delicados. Para esta receta de pesto de kale, primero mezclaremos el aceite de oliva, el jugo de limón, las nueces y el ajo, creando una base sustanciosa a la que se pueden adherir las verduras.
  • Lo haremos en lotes y usaremos una paleta. Agregar la kale a la jarra de la licuadora en lotes ayuda a que se mezcle en una salsa suave y espesa de forma rápida y más fácil. Aprovecharemos la paleta que viene con la licuadora, ya que puede usarse para empujar las verduras hacia las cuchillas de la licuadora mientras la licuadora funciona.
  • Licuadora de alta velocidad. Aunque se puede hacer con una batidora de mano normal, una licuadora de alta velocidad funciona mucho mejor.
  • Sin lácteos. Para un pesto de col rizada vegano y sin lácteos, se omite el queso parmesano. Así no solamente es apto para veganos, sino también para personas intolerantes a la lactosa.
  • Se mantendrá, almacenado en un recipiente hermético en el frigorífico durante una semana. Es conveniente usar recipientes de cristal.
  • Se puede congelar. Esta receta es increíblemente fácil de congelar. De hecho, se pueden hacer tantos lotes como sea posible durante el verano, cuando tanto la col rizada como la albahaca están en el apogeo de sus temporadas, se pueden congelar las sobras durante todo el año. Es recomendable congelar en pequeñas porciones en un recipiente de silicona. Cuando se congelan porciones pequeñas, no es necesario descongelarlo demasiado. Se pueden meter en el microondas durante un minuto o echar el pesto congelado directamente en la pasta caliente y se descongelará en poco tiempo.
  • Guardar las sobras. Si tenemos la intención de tener pasta sobrante, es mejor guardar los fideos y el pesto por separado. Evitaremos recalentar el pesto (perderá la vitalidad y parte de su sabor), especialmente si usamos aceite de linaza, que es sensible al calor. Para servir, llevaremos el pesto a temperatura ambiente y añadiremos un poco de agua si es necesario para obtener la consistencia adecuada.

Ideas para servir

La mejor parte de hacer pesto de col rizada casero es devorarlo sin remordimientos. Este pesto de kale y piñones es tan versátil como sabroso. Podemos usarlo en pasta, por supuesto, pero también combina con casi cualquier cosa que hagamos en verano o invierno.

  • Pasta. El pesto de col rizada es excelente para agregarlo a los platos de pasta favoritos. Una pasta al pesto con vieiras a la plancha es una de las favoritas para los amantes del marisco. Sin embargo, también sirve en algo más simple, con en una pasta corta y retorcida, junto con ralladura de limón, piñones y mucho parmesano.
  • Ensalada. Recomendamos hacer una ensalada caprese. Este pesto de kale combina muy bien con unos tomates jugosos. El pesto le da un toque herbáceo y aromático mediterráneo.
  • Sándwiches. Algunas de las cosas favoritas en el mundo consisten en mezclar pesto de col rizada en una jugosa hamburguesa de pavo o rociarlo sobre un burrito vegetariano. También puede añadirse sobre la carne directamente, sin necesidad de estar entre dos panes.
  • Verduras. A veces, lo simple es lo mejor, porque nada supera una llovizna de pesto casero sobre verduras asadas o a la parrilla.
  • Salsa. Usaremos el pesto de col rizada para crear un hermoso alioli de albahaca para hamburguesas y sándwiches o una vinagreta de albahaca. Es muy rápido y fácil, y dará un toque diferente a platos comunes.
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo25 minutos

Ingredientes

  • 3 tazas de kale (col rizada) cruda
  • 1 taza de albahaca fresca
  • 1/3 taza de piñones naturales
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de jugo de limón

Preparación

Tritura los ingredientes
En un procesador de alimentos o batidora, añade el aceite de oliva, el jugo de limón, los dientes de ajo, los piñones, la sal, la pimienta, la albahaca y la col rizada. Bate durante 1 minuto y páralo.
Mezcla varias veces
Con una espátula, raspa los lados del procesador de alimentos. Empuja los ingredientes hacia abajo y mezcla nuevamente hasta que quede suave. Es posible que debas repetir este proceso una vez más para alcanzar la consistencia adecuada.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!