Pan proteico de atún fácil de hacer

Pan proteico de atún fácil de hacer

Carol Álvarez

El consumo de pan 100% integral suele ser una tarea difícil de conseguir. La mayoría de los panes que venden en los supermercados contienen como primer ingrediente la harina de trigo, a pesar de poner en la etiqueta «integral». Si quieres hacerte un bocadillo, pero no quieres pecar en este tipo de panes, te traemos la receta del pan proteico de atún.

Que el pan proteico de atún no contenga harina parece un poco locura, ¿no? La masa que conseguimos con el atún y las claras puede tener la misma consistencia que un pan Thins, pero en este caso no encontraremos ni una pizca de harina o levadura. Puedes añadir las especias que más te gusten para darle sabor, e intenta no usar sal para que sea lo más saludable posible.

Te darás cuenta de lo sencillo que puede ser tomar atún en lata sin la necesidad de echarlo en las ensaladas o tortillas. Además, el tiempo de cocinado es rapidísimo al ser en la sartén. ¿Te animas a hacerlo y enviarnos foto por Instagram? Es una receta totalmente saludable y apta para personas celíacas. También se recomienda en dietas cetogénicas o con alto contenido de proteínas, como pueden ser las de los deportistas. Incluso es una gran idea para que los niños puedan comer pescado de manera saludable y totalmente diferente.

¿Por qué se desmorona el pan de atún?

Este tipo de panes sin harinas suele tender a romperse o desmenuzarse. Para asegurarnos de que nada de esto sucede, es importante seguir los pasos de la receta tal y como manda, teniendo en cuenta los tiempos y la temperatura. Si la mezcla de los panes de claras de huevo y atún en lata se deshacen en la sartén, podría haber algunos fallos que provoquen este desastre en la cocina:

  • El atún no se escurrió lo suficientemente bien de la lata. Es necesario eliminar toda el agua o el aceite de la lata para evitar que cause problemas.
  • La temperatura y la humedad pueden variar de una cocina a otra, por muchas razones diferentes. La solución podría ser tan simple como agregar un huevo más. Nosotros usamos 2 claras de huevos, pero es posible que algunas personas necesiten usar cuatro claras o alguno entero. Si el primer pan se deshace, simplemente agrega un huevo extra con el atún restante y vuelve a intentarlo.
  • El tamaño de los trozos de atún. Los trozos muy grandes no se mantendrán unidos tan bien como los trozos más pequeños. Si crees que los trozos de atún están en el lado más grande, simplemente colócalo en un tazón pequeño y tritúralo un poco con un tenedor hasta que los trozos sean mucho más pequeños.
  • El calor de la sartén. Aunque no debemos cocinarlos a fuego alto, es necesario ponerlos en una sartén muy caliente para que el huevo se cocine de inmediato y mantenga todo unido. Así que pon la sartén bien caliente, luego reduce el fuego y cocina sin miedo a que se deshaga.

lata de atún para hacer pan proteico de atún

Variaciones y sustituciones

A muchos nos gusta esta receta tal como está, por lo que es mejor hacerlo según está escrita. Pero en caso de que quieras arriesgar y variar la receta básica, tenemos algunas ideas para ti.

  • Si te gusta la comida picante, intenta añadir una cucharadita de salsa de pimiento picante a la mezcla o una pizca de pimienta de cayena. También se puede triturar un poco de chile o jalapeños para conseguir ese efecto picante en la boca.
  • Aunque no es demasiado fit, es muy sabroso cocinar estas hamburguesas en mantequilla. Puede ser una buena idea para dietas cetogénicas.
  • Las cebolletas picadas son un buen complemento. Intenta usar solo ¼ de taza de perejil y agrega¼ de taza de cebolletas finamente picadas. También puedes espolvorear la cebolla o el ajo en polvo.
  • Si no eres muy fanático del atún, también se puede usar bonito, caballa, melva o salmón en lata. Hay que tener en cuenta que la densidad puede no ser la misma, por lo que habrá que comprobar que se consigue la misma masa espesa.

¿Cómo conservar el pan proteico de atún?

Si quieres hacer este pan para consumirlo más adelante, seguramente te preguntes si se puede congelar. Y lo cierto es que sí. Primero deberás cocinarlos, pero una vez cocidos, se congelarán durante 3 meses como máximo. Para hacer esto, cocina el pan proteico según la receta. Luego, colócalos en una bandeja con papel vegetal y no los tapes. Mételos en el congelador durante 2 a 3 horas. Una vez congelados, pásalos a un recipiente hermético y vuelve a meterlos en el congelador.

Para descongelarlos correctamente, déjalos reposar en el frigorífico durante la noche. Para recalentar, simplemente colócalos en una sartén tibia con un poco de aceite y dales la vuelta con frecuencia hasta que estén calientes. También puedes calentarlos en el microondas, en intervalos de 30 segundos hasta que estén tibios. No exageres con el tiempo que los dejas en el microondas porque se secarán y se volverán gomosos rápidamente.

Las sobras se conservan bien durante tres días. Guárdalos en el frigorífico en un recipiente sellado y vuelve a calentarlos en el microondas al 50% de potencia. También están buenos cuando se comen fríos, recién sacados de la nevera. A pesar de ser un falso pan, no tengas la tentación de meterlo en el tostador, ya que la humedad y los ingredientes podrían quedarse atascados dentro. Si quieres calentarlo y no tienes microondas, puedes usar la sartén o el horno. Evita también el grill de sándwich porque el resultado podría ser espantoso.

No obstante, sabiendo lo rico que estará y que tampoco sale demasiada cantidad, lo más normal es que devores la receta en poco tiempo. Es una gran idea para cenar con gran contenido en proteínas y muy saludable.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo15 minutos

Ingredientes

  • 2 latas de atún al natural (120 gr)
  • 2 claras de huevo
  • 1 cda de almendra o linaza molida
  • Especias

Preparación

Preparamos la mezcla
En una batidora, metemos las dos latas de atún al natural muy bien escurridas, las claras de huevo, la linaza molida y las especias que hayamos escogido. Batimos muy bien hasta que quede una pasta bien homogénea.
A la sartén
La mezcla nos servirá para dos panes de "molde". Puedes usar un molde para que salgan de un forma en concreto: cuadrado, redondo, corazón... Para que no se te pegue a la sartén, pon el fuego medio y usa un papel de horno como base. Así no tendrás la necesidad de usar aceites y no se pegará. Déjalos que se doren un poquito y sácalos.
Rellena al gusto
Una vez listos, rellena tu sándwich con tus ingredientes favoritos. Puedes ponerle queso fresco y tomate, por ejemplo.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
2 Comentarios