Aprende a hacer granola casera fit para desayunar

Aprende a hacer granola casera fit para desayunar

Carol Álvarez

Las cafeterías han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, y en vez de ver pastelitos de chocolates, cada vez es más común encontrarnos bol de yogurt con granola casera. Si la has probado, coincidirás conmigo en que es un espectáculo y le da un toque especial a la mezcla de yogur con frutas. Para evitar que te gastes todo tu sueldo en bares que tengan esta delicia, te enseñamos una receta sencilla, rápida y saludable.

La granola más saludable es siempre la que es baja en azúcar y alta en nutrientes. Siempre que sea posible, lo recomendable es hacera casera, en vez de comprarla en tienda. Esto se debe principalmente a que podemos controlar los ingredientes y ajustarlos según nuestras necesidades nutricionales.

Esta granola también es una excelente opción de refrigerio y es bastante fácil de tener en el bolso cuando anhelamos algo crujiente y saciante. Es un alimento ideal para viajar o para picar al mediodía. También es un snack perfecto para que los niños se llevan al colegio.

¿Por qué hacer granola casera?

Habrás visto versiones de todo tipo, con azúcar refinada, moreno, panela, edulcorante, etc. Nosotros preferimos que el sabor de la granola venga dado por la miel de abejas y la canela. Si vas a usarla como complemento a un bol de yogur con frutas, la fruta elegida será la que dé el toque dulce al desayuno o merienda.

Esta receta es una de las más sencillas, y puedes cambiar ingredientes a tu gusto. Por ejemplo, si quieres cuidarte un poco más o eres deportista, añade frutas deshidratadas para aportar más fibra y dulzor. También puedes elegir otro tipo de cereales, frutos secos o semillas. ¿Prefieres las semillas de lino o las pipas de calabaza? ¡Perfecto! Tan solo asegúrate de tener todos los ingredientes bien troceados para que sean fáciles de comer.

La granola es un elemento esencial para los que somos amantes de los desayunos crujientes. Hay quienes disfrutan cubriendo los batidos, añadiéndola a recetas de avena o tomando pudín de semillas de chía con una gran bola de granola para un poco crujiente. Hay muchas razones más allá de la esencia de por qué amamos la granola casera.

  • Repletas de fibra: los copos de avena son ricos en fibra y esta receta está hecha con una base de avena pasada de moda.
  • Preparación de comidas: esta receta de granola casera tendrá una duración de 1 a 2 semanas almacenada en un lugar fresco y oscuro.
  • Granos integrales: debido a que la granola está hecha con la base de avena enrollada, obtendremos una porción de granos integrales.
  • Mejor que comprada en la tienda: puede que estemos sesgados, pero la granola casera es sin duda mejor que la comprada en la tienda. Es mejor para ti y también sabe mejor. Además, más barata hacer tu propia granola si eliges hacerlo más de una vez. Puede ser un poco costoso comprar todos los ingredientes a granel, pero la casera es muy asequible a largo plazo.
  • Edulcorante totalmente natural: esta receta requiere miel y nada de azúcar blanca. Podemos usar miel o jarabe de arce en esta receta, endulzándola solo con azúcares naturales.

Cómo hacer que quede crujiente

Hacer granola más crujiente y grumosa no requiere ingredientes adicionales, solo un par de pasos extras. Debemos asegurarnos de presionar los ingredientes en una capa uniforme antes de hornear. Revolveremos la granola una vez a la mitad de la cocción. Para conseguir un crujido adicional en la granola, presionaremos la masa antes de que se enfríe por completo a temperatura ambiente y luego evitaremos golpearla hasta que se enfríe por completo.

También es importante la forma de guardarla para evitar que se ponga blanda. Hay que almacenar granola como si fuera avena seca. Debido a que esta receta es casera, se puede guardar en un recipiente hermético hasta dos semanas. Los expertos recomiendan guardarla en un frasco de vidrio en el frigorífico o en una bolsa de plástico sin BPA cuando nos vamos de viaje o pasamos horas fuera de casa.

granola casera en una cuchara

¿Cómo sustituir algunos ingredientes?

Para esta receta se pueden hacer algunas sustituciones o intercambios, dependiendo de nuestros gustos o de lo que tengamos en casa.

Copos de avena

La avena pasada de moda es el grano más común utilizado para la granola. Se tuestan maravillosamente y tienen un delicioso sabor a fruto seco. A continuación encontrará algunos otros intercambios.

  • Quinoa hinchada
  • Quinua cocida
  • Tiras de coco desecado
  • Arroz inflado

Fruta desecada

Usamos arándanos secos y uvas pasas en esta receta saludable de granola. La fruta seca debe agregarse después de hornear (o con unos minutos restantes) para que no se queme ni se endurezca. Aquí hay otras opciones sabrosas de frutos secos:

  • Damascos secos
  • Cerezas secas
  • Dátiles secos
  • Plátanos secos
  • Chips de plátano
  • Mangos secos
  • Manzanas secas

Frutos secos y semillas

Podemos agregar un poco de proteína y fibra a cualquier receta de granola añadiendo nueces y semillas. Se pueden cortar o dejarlos enteros.

  • Almendras
  • Nueces
  • Anacardos
  • Pistachos
  • Nueces pecanas
  • Semillas de sésamo
  • Pipas de calabaza
  • Semillas de girasol
  • Nueces de macadamia

Edulcorantes naturales

Para hacer una granola fit, preferimos usar edulcorantes naturales (piensa en la miel o el jarabe de arce) porque el sabor es mejor y es más sano. Usamos miel en esta receta, pero hay algunas otras opciones a continuación.

  • Miel de maple
  • Estevia
  • Jarabe de arce
  • Jarabe de agave
  • Sirope de fruta de monje

Aceite

El aceite es importante en cualquier receta de granola saludable porque ayuda a unir la masa y a hacerla crujiente. Hay tantas opciones cuando se trata de aceite, así que podemos sentirnos libres de sustituirlo por nuestro favorito.

  • Coco
  • Oliva
  • Semilla de uva
  • Aguacate
  • Nuez de macadamia
  • Nuez

Especias

Podemos darle sabor a la granola agregando nuestras extractos y especias secas favoritas. Nosotros lo hicimos simple y solo agregamos canela a esta granola, pero también podríamos condimentar las cosas usando un par de cucharaditas de otras especias.

  • Jengibre
  • Pimienta de Jamaica
  • Nuez moscada
  • Cardamomo
  • Sal marina
  • Extracto de almendra
  • Extracto de vainilla
Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo45 minutos

Ingredientes

  • 450 gramos de avena en copos
  • 1 taza de nueces
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 taza de almendras
  • 1 taza de uvas pasas
  • 80 gramos de semillas de chía
  • 1 taza de coco rallado
  • 1 taza de arándanos
  • 1 pizca de canela
  • 3 cucharaditas de miel
  • 2 huevos

Preparación

Hacemos una primera mezcla
En un bol, pon la avena, el coco rallado y las semillas de chía. Mueve muy bien hasta mezclarlo todo. Añade las uvas pasas y los arándanos. Seguidamente, introduce también las nueces y almendras troceadas muy finas.
Añade los ingredientes líquidos
Vierte la miel y el aceite de oliva. Mezcla muy bien para después añadir la clara de huevo. Sigue mezclando para obtener una masa bien distribuida.
¡Al horno!
Precalienta el horno a 120ºC. Pon la granola en una bandeja para horno, sobre un papel vegetal. Cocina en el horno unos 20-30 minutos, mirando de vez en cuando y dando la vuelta para que no se queme.
Añade canela
Retira la granola casera del horno y vierte un poco de canela por encima. Vuelve a mezclarlo todo.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!