Las ensaladas al uso están cada día más obsoletas gracias a las nuevas ideas que van surgiendo.

¿Alguien pensaba que las ensaladas solo podrían ser de hojas verdes? Si eres uno de esos, toma buena nota de la siguiente receta porque vas a alucinar.

La base es principalmente de quinoa, pero le añadiremos calabaza y espinacas para hacer un triple combo en fibra. Son ingredientes muy fáciles de encontrar; si bien la cabalaza es una fruta de la temporada de otoño, normalmente solemos encontrarla en los supermercados envasada al vacío o junto a preparados de verduras. En esta ocasión te pedimos puré de calabaza y, por supuesto, preferimos que sea casero para evitar el abuso de sodio y conservantes.

El resto de componentes de esta ensalada puedes variarlos según tus gustos: si no te gusta la cebolla, si prefieres echar otras especias, si no quieres añadir queso…

En cuanto al queso, no te hemos especificado que sea light, ¿por qué? Si realmente encuentras algún queso rallado light con “leche pasteurizada” como primer ingrediente, genial. Lo normal es que te cueste, así que preferimos que tomes queso de calidad con valor nutricional saludable; que, además, no vas a tomar un paquete entero.

Ingredientes

  • 3 tazas de quinoa cocida (1 taza sin cocer)
  • 1 taza de puré de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3/4 de taza de queso parmesano rallado
  • 4 puñados de espinaca fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Cuece la quinoa

Si no tienes la quinoa cocida, hazlo según las instrucciones.
1 taza de quinoa cruda = 3 tazas cocidas

En una sartén...

Engrasamos la sartén con la cucharada de aceite de oliva. Añadimos la cebolla cortada previamente muy fina y en pequeños trozos. Echamos también el ajo cortado y lo cocinamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Agregamos el puré de calabaza, el caldo de pollo y sazonamos al gusto.

Dejamos que se cocinen a fuego bajo durante 5 minutos. Una vez pasado el tiempo, añadimos el queso y esperamos a que se derrita.

En un bol grande...

Coloca la quinoa junto a las espinacas frescas y lavadas.
Vuelva la mezcla de la sartén y muévelo hasta que quede homogéneo.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
80%