Tampones con dióxido de titanio, ¿es peligroso?

Tampones con dióxido de titanio, ¿es peligroso?

Carol Álvarez

Muchas mujeres optan por las compresas cuando tienen la regla, aunque algunas se han pasado a métodos menos peligrosos como las copas menstruales. Sin embargo, aun quedan algunas que usan tampones sin tener en cuenta la presencia de dióxido de titanio.

Por eso es posible que nos alarmen las afirmaciones en las redes sociales sobre los tampones. Algunos alegan que un ingrediente común que se encuentra en muchas marcas de tampones llamado dióxido puede causar sangrado excesivo, infertilidad e incluso cáncer.

Puede causar cáncer

El dióxido de titanio es una sustancia natural que suele usarse en alimentos y otros productos tópicos para crear una apariencia más blanca y brillante. De hecho, este pigmento blanco aclara  pinturas, revestimientos de papel, protectores solares, harinas y productos lácteos. Y funciona de la misma manera en los tampones: el dióxido de titanio sirve como agente colorante para hacer que los productos para el período se vean más blancos.

Pero realmente no se sabe si es seguro. Según los expertos, las dosis reguladas de dióxido de titanio no son dañinas, pero esto también varía según el uso. Por lo general, las dosis más altas se pueden usar tópicamente de manera segura. Por ejemplo, cuando la sustancia se aplica a través de un protector solar, el dióxido es seguro y eficaz.

Sin embargo, grandes cantidades de dióxido podrían ser dañinas si se ingieren. De hecho, en 2021 se declaró que el dióxido de titanio ya no es más seguro como aditivo alimentario. La sustancia química también parece tener un impacto potencialmente negativo en el microbioma intestinal. La exposición al dióxido de titanio puede destruir los microbios intestinales buenos, causar disfunción intestinal y aumentar la inflamación intestinal.

Aunque el dióxido de titanio de los tampones puede causar cáncer cuando se ingiere o se inhala, no es concluyente si tiene el mismo impacto cuando se absorbe por vía vaginal. No hay estudios publicados sobre el dióxido que causa sangrado excesivo, infertilidad o cáncer, por lo que es difícil decir si es peligroso para la salud de las mujeres o no.

¿Cómo saber si los tampones tienen dióxido de titanio?

La mayoría de los tampones enumeran sus ingredientes en la parte posterior del paquete. Pero si no vemos la palabra dióxido de titanio, no significa necesariamente que el químico no esté en los tampones. A veces, la sustancia también se menciona como pigmento blanco 6 o pigmento blanco.

Sin embargo, los datos no son concluyentes sobre si estos productos están realmente relacionados con el sangrado excesivo, el cáncer y la infertilidad, por lo que no es correcto o incorrecto continuar usando estos productos según la información disponible actualmente.

Cuando se trata de productos para la menstruación, la prioridad debe ser usar productos con los que nos sintamos cómodas y que sean accesibles. Si el dióxido de titanio nos genera una ansiedad que no podemos evitar, hay muchos productos para el cuidado de la regla y marcas de tampones confiables que podemos probar sin este químico.

¡Sé el primero en comentar!