Las mascotas podrían ahogarse si usan pijamas navideños

Hacemos una foto de familia, y nuestro perro o gato, que también pertenece a nuestra familia, aparece vestido igual que nosotros. El nuevo boom de Instagram que empezó hace ya unos años, pero que este año se nota que viene pisando fuerte a solo 1 semana y media del 24 de diciembre. Vestir a los perros no es bueno, mucho menos a los gatos y vamos a explicarlo brevemente.

Es muy gracioso, lo reconocemos, ver a un perrete con un chaleco de navidad o un pijama navideño a rayas. También resulta simpático ver a los gatos disfrazados con chalecos con estampado navideño. Pero detrás de esos minutos de fotografías familiares para conseguir muchos likes en Instagram, hay un sufrimiento real.

Las organizaciones en defensa de los animales alegan que el hecho de usar pijamas para perros es ir en contra de sus derechos y se puede considerar como violencia y maltrato. Vestir a los animales no es del todo buena idea, pero a veces es necesario en algunas circunstancias. Desde luego para una foto, no, pero sí para pasear en invierno, por ejemplo.

Hay que evitar el sufrimiento innecesario, ya que para el can o para el gato no es un momento de felicidad, por muy gracioso que se le vea, aunque mueva la colita y parezca que pose para la foto como uno más de la familia.

Pijamas para perros

No negamos que pueda haber perros o gatos que les guste sentirse protagonistas, pero hay que tener cuidado, ya que las prendas están enfocadas a abrigar o cubrir una necesidad concreta en referencia a la climatología.

Es decir, si le ponemos un chaleco, y dentro de la casa no hace frío, el perro o el gato aumentarán su temperatura corporal y podrían pasarlo mal, sobre todo los perros chatos que ya de por sí tiene problemas de respiración.

En el caso de los gatos, tener una prenda apretada, le priva de libertad de movimiento y no será capaz ni de mantenerse en pie, se sentirá incómodo, confundido, desorientado y no entenderá qué está pasando. Podrá mostrarse irritado, lo que hará que rehúya de nosotros e incluso nos ataque. Al intentar quitárselo podría incluso romperse un dedo. Es un daño que se infringe de forma consciente y no es necesario en absoluto.

La foto perfecta también tiene un precio

Amazon, Primark, Lefties, Gap, etc. ya tienen conjuntos preparados con pijamas para perros y chalecos navideños para las fotos navideñas donde podemos vestir todos iguales.

Si finalmente queremos una foto perfecta para Instagram, y queremos que nuestro michi o nuestro perro aparezca vestido igual que nosotros, solo podemos resignarnos y dar algunos consejos para que el animal no sufra demasiado:

  • Que sea un tejido ligero y transpirable.
  • Usar una talla adecuada.
  • Que tenga libertad de movimiento.
  • Evitar que le aprete mucho en la parte del pecho o abdomen.
  • Deben caber entre 2 y 3 dedos nuestros, para comprobar que no está demasiado ajustado.
  • Si vemos que sufre, lo retiramos de inmediato.
  • Colocarlo solo para el momento de la foto.
  • Que no tengan costuras.
  • Tejido hipoalergénico.
  • No cubrir pieles con heridas o alergias, porque al sudar, podría intensificar el dolor y el picor.
  • No obligar al animal a llevarlo.
  • Evitar abalorios y decoraciones con ruidos y luces. Recordemos que a los gatos les irrita el tintineo del cascabel.
¡Sé el primero en comentar!