¿Por qué no hay entrenadoras en el fútbol femenino?

El fútbol femenino parece asentarse totalmente entre los deportes más destacados en mujeres. Las niñas al fin tienen referentes femeninos en los que inspirarse y motivarse, ¿pero qué sucede con las entrenadoras?

Un reciente estudio analiza a los entrenadores en de los equipos de fútbol femenino entre 2011 y 2021 para comprender qué oportunidades están disponibles para las entrenadoras y quién controla realmente este deporte femenino.

El informe incluye los equipos que participaron en la temporada más reciente de la FA WSL inglesa, la Liga de Campeones Femenina, la NWSL de EE. UU., La Frauen-Bundesliga alemana, la División 1 de Francia femenina y la Primera División española. También se incluyó a los 25 mejores equipos clasificados en la Clasificación Mundial Femenina de la FIFA.

Hay más entrenadoras que nunca, pero son minoría

Parece una paradoja, pero es cierto que la actualidad cuenta con más entrenadoras de fútbol femenino que nunca. Claro que tampoco es demasiado complicado teniendo en cuenta que es un deporte nuevo. De hecho, el 72,06% de los entrenadores del fútbol femenino son hombres.

Lo cierto es que ser entrenadora es bastante complicado de conseguir en Estados Unidos y Europa. Actualmente, menos del 25% de los entrenadores son mujeres en cada una de las NWSL, Frauen-Bundesliga, Division 1 Féminine y Primera División Femenina de España.

Sin embargo, en Inglaterra, la FA WSL parece liderar el camino hacia la igualdad. El 56,26% de las primeras entrenadoras permanentes en 2021 han sido mujeres. Esto se ha transformado del 25% de mujeres en 2015, y a pesar de que los hombres dominan las posiciones de primer entrenador en el fútbol femenino.

En 2021, el 72,06% (98 de 136) de los entrenadores del fútbol femenino han sido hombres. Es un dato que ha disminuido desde 2015, cuando el 83,96% eran hombres. No obstante, aún hay más de 2 entrenadores masculinos por cada entrenadora en el fútbol femenino.

mujeres jugando al futbol femenino

Fútbol femenino sin entrenadoras calificadas

De los 111 clubes y selecciones nacionales que se han analizado en esta investigación, se han identificado 320 entrenadores. De estos, 251 (78,44%) eran hombres y 69 (21,56%) eran mujeres. Solo 61 de los 111 equipos han tenido un entrenador masculino y femenino en los últimos 10 años. Otros 3 equipos solo han tenido una entrenadora durante los últimos 10 años.

Esto deja a 47 clubes y equipos internacionales en las principales ligas de Estados Unidos y Europa, además de los 25 primeros de la clasificación de la FIFA sin una sola entrenadora en los últimos 10 años. Y, a pesar de que existe una grave falta de oportunidades para las entrenadoras en todas las demás ligas principales, el fútbol internacional se excluye de estos datos, ya que el 44% de los entrenadores de las selecciones nacionales son mujeres.

Esto quiere decir que faltan entrenadoras calificadas o que los responsables de la toma de decisiones no creen en el liderazgo femenino, ni siquiera en el fútbol femenino. De cualquier manera, hay problemas sistémicos que deben abordarse para ver más entrenadoras femeninas en el terreno de juego.

En un mundo donde las mujeres están casi completamente excluidas del fútbol masculino, no parece justo que los hombres dominen una posición tan importante en el fútbol femenino. Para que el fútbol femenino siga creciendo, es importante tener mujeres en puestos directivos clave, tanto en la sala de juntas como en el banquillo.

Estos datos muestran que aún queda un largo camino por recorrer antes de que las mujeres reciban el respeto que se merecen, incluso en su propio deporte.