Pronto desaparecerán estos 96 suplementos para deportistas

A menudo, muchos deportistas utilizan suplementos para mejorar su rendimiento físico y potenciar así los resultados. Siempre y cuando se tome con responsabilidad, no sucede nada. Ahora la historia cambia y el problema llega por parte de los fabricantes de complementos nutricionales que en su etiquetado hacen reclamos publicitarios que no están permitidos por la Unión Europea, de ahí que el Ministerio de Consumo de España haya avisado a diferentes empresas notificándoles la retirada de esos suplementos para deportistas.

Empecemos por el principio, la Comisión Europea tiene algunos requisitos a la hora de lanzar un complemento alimenticio y es que hay algunos ingredientes que no se pueden usar, y no solo eso, sino el uso que se hace de esos ingredientes y ahí es donde entran los dudosos reclamos publicitarios.

Cafeína y creatina, sí, pero con varias condiciones

Se puede usar la cafeína, pero no algunos de sus supuestos beneficios como reclamos publicitarios en complementos nutricionales para deportistas. Es decir, si en el etiquetado vemos «aumenta el estado de alerta», «mejora la resistencia física», «favorece la recuperación muscular», «retrasa la fatiga y reduce el cansancio», «ayuda a perder peso», «aumenta la energía», «mejora la concentración y la memoria», etc. Debemos saber que todo eso está fuera de la ley.

Todas las propiedades de la cafeína que se usan como reclamo publicitario en este tipo de productos alimenticios son contrarias a lo que dicta el Registro de la CE.

Dos hombres tomando complementos nutricionales

De igual forma sucede con otro ingrediente estrella en los complementos nutricionales para deportistas, como es la creatina. Ésta sí se permite cuando se hace mención a sus propiedades reales y demostradas científicamente como son el aumento del rendimiento físico en actividades de alta intensidad y el efecto que tiene la creatina sobre la fuerza muscular en mayores de 55 años.

Sin embargo, cuando en el etiquetado vemos cosas del estilo «aumenta la resistencia», «ayuda al crecimiento de huesos y cartílagos», «aumenta la velocidad», «refuerza las defensas naturales», «mejora la memoria y las capacidades cerebrales», «previene la fatiga», «regenera el músculo», etc. Todas aquellas alusiones a otros supuestos beneficios son contrarias a la ley.

37 empresas deben retirar sus productos del mercado

Esto lo han descubierto tras un informe realizado por varias universidades españolas donde se resalta el incumplimiento de la normativa europea. A raíz de ahí, se vio que muchos complementos nutricionales para deportistas usaban la cafeína y la creatina para llamar la atención y forzar la compra.

Ministerio de Consumo vaya a retirar del mercado 96 suplementos para deportistas de los 209 que han analizado las universidades. Las 37 empresas propietarias de esos productos «ilegales» (en base a su etiquetado erróneo) ya han sido notificadas y deben subsanar la situación lo antes posible.

El objetivo es que cada producto tenga un etiquetado honesto, ético y fiel a la realidad, en lugar de ser engañoso y perjudicial. Además, esta situación podría convertirse en un arma de doble filo y algunos clientes podrían demandar a la empresa por información falsa o publicidad engañosa.