Europa sugiere el consumo de grillos por este motivo

El consumo de insectos no termina de integrarse totalmente entre la sociedad europea. Pese a que otros países degustan todo tipo de bichos, nosotros no pasamos de los caracoles y las gambas. Los defensores de este tipo de alimentos señalan que son una buena fuente de proteínas, y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (ESFA) ha querido confirmar que los grillos domésticos (Acheta domesticus) son ventajosos desde el punto de vista nutricional.

Las aplicaciones alimentarias propuestas para los grillos domésticos incluyen formatos de snacks e ingredientes alimentarios en una variedad de productos dirigidos a la población en general. La seguridad de la nueva fuente de proteína alternativa fue examinada por el Panel de Nutrición, Nuevos Alimentos y Alérgenos Alimentarios (NDA) de la ESFA en tres formulaciones: congelada, seca y molida.

La EFSA señala que las concentraciones de contaminantes en los grillos domésticos como fuente de alimento dependen de los niveles de presencia de estas sustancias en el alimento para insectos. No existen preocupaciones de seguridad con respecto a la estabilidad del nuevo alimento si se cumple con los límites de especificación propuestos durante toda su vida útil. Así que no debemos temer por su procedencia, al igual que tampoco lo hacemos con el pescado o la carne.

Los principales componentes nutricionales de los grillos domésticos son proteínas, grasas y fibra (quitina). Es por eso que el valor nutricional ha ido ganando terreno comercial en Europa, o al menos eso se espera en los próximos años.

bandeja de grillos

Los grillos no tienen riesgo de genotoxicidad

Desde la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria se observa no hay estudios de genotoxicidad ni de toxicidad subcrónica con grillos domésticos. Así que teniendo en cuenta que no existen problemas de seguridad a lo largo del uso de los grillos domésticos o de los datos de composición, Europa no espera otros problemas de seguridad más allá de la alergenicidad.

Es cierto que los expertos consideran que el consumo de este nuevo alimento, poco introducido en la dieta europea, podría desencadenar una sensibilización primaria a las proteínas de A. domesticus y provocar reacciones alérgicas en personas alérgicas a crustáceos, ácaros y moluscos.

Este nuevo alimento es seguro en los usos y niveles de uso propuestos, por lo que no debería causar problemas más allá de acostumbrarnos a su textura y sabor.

Nuevas vías comerciales para los insectos

Tras la reciente aprobación regulatoria de la Unión Europea, las metas comerciales para los ingredientes de insectos parecen estar más cerca. Las proteínas del gusano de la harina son cada vez más reconocidas como una fuente de proteínas de alta calidad y sostenibilidad. Hay estudios que aseguran que es la nueva fuente de alimento igual de beneficiosa desde el punto de vista nutricional como la proteína láctea.

Sabemos que la mayoría es aún reacia a estos cambios en la alimentación, pero algunas investigaciones aseguran que se muestra cierto interés de los consumidores de Europa occidental por los productos de nutrición deportiva que contienen proteínas de insectos. Así que se espera que haya un debilitamiento del estigma que rodea a los insectos comestibles para un futuro próximo.