¿Sabes por qué tu perro aúlla?

¿Sabes por qué tu perro aúlla?

Sofía Pacheco

Durante nuestra evolución, todos aquellos animales que hemos domesticado han evolucionado con nosotros, pero sigue habiendo algunos rasgos que se mantienen en la actualidad, a pesar de las diferencias que existen entre los «perros» de hace cientos de años y los que tenemos en la actualidad. Buena muestra de esto es cuando escuchamos un aullido, ¿qué significa?

Que un perro aúlle lo solemos relacionar con el miedo. Sabemos que los perros y gatos tienen un oído mucho más desarrollado que nosotros, así como el olfato. Concretamente, un perro tiene un olfato casi 10.000 veces más desarrollado que su gusto y con un olfateo pueden cubrir más de un metro cuadrado de superficie. Con respecto a la audición, un can escucha sonidos de hasta 50.000 Hz, mientras que los humanos solo oímos hasta 20.000 Hz. Asimismo, cualquier sonido como petardos, disparos, sirenas, música, portazos, racheos de sillas y muebles, golpes, frenazos, etc. los perros y los gatos lo perciben hasta 4 veces más alto que los humanos.

Todo esto lo queríamos explicar como contexto a los aullidos de los perros. Este comportamiento suele darse tanto en perros que vienen en parcelas, jardines y campo abierto, como en perros de ciudad, siendo en los rimeros un comportamiento más común. No se trata de algo aleatorio o por aburrimiento, sino que los especialistas han identificado una serie de causas que desencadenan el aullido de nuestro amigo peludo.

¿Qué significa el aullido que realizan los perros?

Según los especialistas, ese sonido tan característico de los perros y que lo vemos en los lobos en libertad, lo emiten para expresar emociones. El perro actual es descendiente del lobo y aunque ya no sean los mismos, hay algunos rasgos que se mantienen en su ADN.

El aullido es una de las características innatas de muchos perros actuales. Este sonido es muy característico y ellos son capaces de oírlos a kilómetros de distancia para comunicarse entre sí. Recordemos que el can es un animal social por naturaleza y en su genética está el vivir en manada.

A través del aullido pueden comunicarse y avisarse de ciertos peligros, por ejemplo, o simplemente para ubicarse en un lugar (no está del todo demostrado), así como también para celebrar alguna situación, como haberse reunido con su manada.

Es importante saber identificar el aullido de nuestro perro para saber cómo actuar. Debemos tener presentes que los perros también usan técnicas de manipulación, por lo que muchas veces lloraran levemente para lograr lo que quieren, como recibir más comida, subir al sofá, entrar en la casa, etc.

Tampoco ignoremos esas señales, ya que puede tratarse de un sentimiento real y el perro nos muestra su dolor y malestar. Ellos también pueden decidir si prefieren un juguete u otro, dormir en una cama o en el suelo, salir a pasear o no. Solo los dueños sabrán si se trata de algo real o un chantaje.

Un perro blanco aullando

Causas principales del aullido del perro

Los perros aúllan a veces de noche, otras veces de día, e incluso pueden aullar en el veterinario, en el coche o en otras circunstancias que nos dejan trastocados porque no entendemos esa reacción. Por eso venimos a dar un poco de luz explicando las causas que llevan a nuestro perro, ya sea cachorro o adulto, a aullar con gran ímpetu.

Estrés y ansiedad

Qué malo es el estrés y la ansiedad, ¿verdad? Pues es algo que afecta, y mucho, a los animales. Es por esto por lo que puede ser una de las principales causas que lleven a nuestro can a aullar con gran intensidad.

Cuando un perro se estresa es bastante probable escucharlo aullar, con ese indicativo debemos prestar atención al animal, ya que se está comunicando. La mejor opción es sacarlo a hacer ejercicio o jugar con él, ya que puede ser estrés por aburrimiento, o porque lleva muchas horas solo, o por alguna causa similar.

También podemos escuchar al perro aullar cuando tiene signos de ansiedad por separación. Esta situación es muy complicada de tratar y los perros sufren mucho porque no quieren estar solos, puede ser porque no les gusta estar solos, por miedo (traumas del pasado en caso en ser un perro rescatado o adoptado), porque se sienten inseguros o porque están muy apegados a su dueño.

Respuesta a un sonido

La gran mayoría de veces cuando un can aúlla es porque responde a un ruido o sonido, como puede ser la sirena de unos bomberos o ambulancia. Recordemos que hemos escuchan más que nosotros y puede que la percepción de esos sonidos difiera con nuestra percepción. Es por esto por lo que nosotros podemos identificar que es una ambulancia, por ejemplo, pero ellos no lo saben y quizás identifiquen ese sonido con un grave peligro.

También les gusta imitar sonidos agudos, y las sirenas de ambulancias lo son, por eso, tras pasar una con las sirenas a todo volumen, los perros se quedan un rato aullando.

Esto suele darse sobre todo en perros que viven en ciudades, tanto en zonas cercanas al centro como en zonas algo retiradas donde aún se escucha el bullicio. Las ciudades, sobre todo las grandes capitales, son el escenario perfecto para cientos de ruidos diferentes a cada hora, por eso los perros suelen reaccionar aullando.

Alegría por el reencuentro

Hemos vuelto a casa después de una jornada laboral que se ha alargado algo más de lo normal, hemos regresado después de habernos ido en un momento que él no identifica como que tocaba una ausencia nuestra, ya estamos en casa tras varios días o semanas de ausencia por trabajp0, vacaciones, enfermedad o algo similar, etc. Hay multitud de razones por las que alegrarse.

Recordemos que cada raza de perro reacciona de una forma diferente y que hay algunas más propensas al aullido que otras, sobre todo aquellas que guardan cierto parecido con el lobo.

Entre los motivos de alegría están los de reunirse de nuevo con nosotros como ya hemos explicado, e incluso también reunirse con amigos suyos, por eso es común ver perros aullando en parques, veterinarios, guarderías caninas, etc.

Aullido de dolor

Los perros son muy expresivos, a diferencia de los gatos, y cuando sienten un dolor intenso como un hueso roto, un corte, una caída, un atropello, suelen reaccionar con un aullido, un «grito», un llanto, un quejido, etc. Si el aullido de nuestro perro se torna más agudo y se entrecorta es señal de que está sufriendo mucho dolor, por lo que tenemos que prestarle toda la atención posible y toda la ayuda.

Es la forma que tienen los perros de vocalizar su dolor, pudiendo incluso empatizar con nuestro dolor y aullar si sienten que estamos muy mal. De ahí que sean famosas miles de historias donde en muchos bloques de pisos se han escuchado aullidos de perros mientras su dueño o dueña se apagaba lentamente.

Un perro ñanzando un aullido

Expresar su soledad

En esta parte del texto se nos rompe el alma, y es que, si alguna vez hemos vivido en un campo, hemos acampado en zona abierta, hemos estado en una casa rural, o algo similar, y por los alrededores había perros abandonados, seguro que los hemos escuchado aullar por la noche, y es una respuesta natural y lógica al miedo, a la soledad y al desamparo.

Los perros son seres sociables y les gusta estar en manadas y acompañados, es por esto por lo que al sentirse solos e indefensos pueden aullar varias veces al día e incluso durante largos periodos de tiempo. Este tipo de aullidos suele ser de un tono más agudo y donde se entremezclen otros sonidos como gemidos y llantos.

Aullido para manifestar un hallazgo

Los perros de caza y los perros de rescate, emiten el mismo aullido, pero con diferente causa. Los primeros pueden aullar y ladrar como señal de haber cazado, localizado o matado a su presa. Sin embargo, los segundos, son perros entrenados para que aúllen cuando encuentran un rastro, una víctima, un objeto o algo que ayude en la localización de una persona.

Es un tipo de aullido grave, en tramos más o menos cortos y en muchas ocasiones son varios aullidos seguidos. Ya depende del animal o del entrenamiento que haya recibido. Con ese aullido lo que indican es que han encontrado algo interesante y alguien tiene que ir a revisarlo de inmediato.

Para defender su territorio

Los perros son muy territoriales, no nos olvidemos de eso, a pesar de lo sociables que son. El aullido es una forma primigenia de comunicación con su misma especie y que ayuda a los perros a expresar situaciones y sentimientos. A veces aúllan para saber si hay una respuesta a ese aullido cercana y posiblemente dentro de su territorio o no.

Aunque los perros actuales no tengan territorio que proteger, al menos no como los ancestros, muchas noches, sobre todo en zonas de campo y alejadas de la civilización, se escucha una especie de orquesta de aullidos y ladridos y todo empezó por un perro que decidió iniciar la llamada. Con suerte, al cabo del rato la orquesta termina su función y todo vuelve a la paz habitual.

¡Sé el primero en comentar!