¿Sabes que los perros contagian enfermedades a los humanos?

Siempre se dice que los perros son el mejor amigo del hombre, pero ¡cuidado! También pueden ser su peor enemigo. Los perros y los humanos compartimos hasta 300 enfermedades y muchas de ellas nos las pueden contagiar los canes como la rabia, la sarna, Leptospirosis, tiña, etc. De ahí la importancia de mantener a nuestro perro siempre sano, limpio y cuidado, para reducir al máximo las posibilidades de contagio.

Los perros son seres maravillosos y su salud depende exclusivamente de nosotros, y queremos dejar claro esto porque muchas veces se culpa a los perros de sus actos, cuando ellos son animales que se guían por instintos y no tienen conciencia sobre las consecuencias.

Es decir, ellos hacen sus heces, no es problema de ellos que estén contaminadas y que nosotros al manipularla nos contagiemos. Es responsabilidad nuestra como sus dueños los que tenemos que usar una bolsa para recoger sus heces y desecharlas en la basura de orgánicos, en lugar de cogerlas con las manos con el peligro que acarrea eso.

A esto se le suma que, si un perro tiene al día su cartilla de vacunación, revisión y desparasitaciones, no debería haber problemas de salud ni enfermedades. Por lo tanto, la responsabilidad vuelve a recaer en nosotros, y no en ellos que desde ya aseguramos que no querrían tener parásitos, ni problemas gastrointestinales, ni la rabia, ni sarna, ni alergias, ni ninguna otra enfermedad que puede pasar fácilmente a nosotros.

Parásitos internos

Un perro que tiene parásitos internos puede contagiarlos a los humanos. Por ejemplo, los nematodos son unos gusanos (lombrices intestinales) que se contagia de padres a hijos a través de la placenta y la leche materna o que un perro se coma un roedor contagiado. Los cachorros son los que más sufren esta enfermedad y si se contagia a un humano lo que tendremos será larva migrans visceral.

Hay otros como las tenias. Esta enfermedad también son gusanos y las pulgas son el agente transmisor y de los perros puede pasar a los humanos. También nos podemos contagiar al ingerir agua contaminada y nuestros hijos se pueden contagiar si ingieren una pulga.

Las giardias es un protozoo que causa diarreas profundas en perros vulnerables como son los cachorros. Nosotros nos podemos contagiar al beber agua contaminada y las consecuencias son dolorosas y graves, por lo que hay que acudir al médico de inmediato y explicar todo.

Pareja besándose rodeada de perros

Sarna y tiña

Son dos enfermedades graves que sí pueden contagiarse de perros a humanos y con bastante facilidad. La tiña es una enfermedad provocada por hongos y causa lesiones en la piel del can y de los humanos de forma redondeada. Todos aquellos humanos y animales que convivan en el mismo espacio se pueden contagiar rápidamente.

Por su parte, la sarna es un ácaro que lo que hace es «excavar» en la piel provocando alopecia y salpullidos. Es una enfermedad altamente contagiosa y suele afectar a las personas y animales con un sistema inmune muy débil. Si tenemos sospechas, lo mejor es acudir a un veterinario lo antes posibles, ya que toda la familia podría terminar con sarna.

Rabia

Una de las enfermedades más famosas de los perros, y aunque no lo creamos, se puede contagiar a los humanos. Esta enfermedad está prácticamente erradicada en Europa, pero aún hay casos puntuales de transmisión entre perros y humanos en todo el mundo y con altas tasas de mortalidad.

Se trata de una enfermedad vírica con vacuna y que es la única forma de combatirla. Este virus perjudica gravemente al sistema nervioso y nos podemos contagiar al estar en contacto con la saliva del perro infectado o también a través de un mordisco considerable.

Capnocytophaga

Tenemos ante nosotros otra enfermedad que se transmite mediante la saliva de los perros ya contagiados. Esto se debe a que se trata de una bacteria habitual en la boca de los canes y se encuentra ahí de forma natural y normal. Cualquier lametón o mordida puede contagiarnos, por eso los expertos no recomiendas dar besos a los perros ni que ellos nos les den.

Si nos contagiamos tendremos fiebre muy alta, dolores en la espalda, malestar general, náuseas, mareos, la herida del mordisco se infectará con rapidez, etc. Normalmente la enfermedad no va a más y se pasa, pero si tenemos un sistema inmune debilitado, podríamos tener consecuencias más graves.

Una mujer dando besitos a su perro

Leptospirosis

Otra enfermedad que se contagia por la saliva, pero en este caso también por la orina. Se trata de una bacteria que causa lesiones en la piel, en las mucosas nasales, bucales y oculares. Cuando nos contagiamos nos puede parecer un simple resfriado tonto y pasa desapercibida, pero en su segunda fase tras no administrarse el medicamento adecuado, la situación alcanza ciertos niveles de gravedad

Podemos terminar con los riñones muy afectados, así como el hígado y otros órganos importante llegando incluso a producirse ictericia, hemorragias, fallo renal, arritmias, e incluso la muerte. Algunos síntomas son: fiebre muy alta, apatía, orina oscura, gastroenteritis, vómitos con sangre, diarreas con sangre, deshidratación, etc.

Parásitos externos

Las enfermedades más comunes casi siempre se deben a parásitos externos como piojos, pulgas y garrapatas. Mucho cuidado con las garrapatas que no son ninguna broma.

A través de las picaduras de esos parásitos se puede sufrir el contagio de alguna enfermedad como la enfermedad de Lyme. Se trata de una bacteria que acarrea varios problemas de salud como artritis, deformación en las articulaciones, fiebre, inflamación del corazón, fallo renal, etc.

Estos parásitos también pueden picarnos a nosotros y poca broma con eso, ya que puede no pasarnos nada si estamos muy sanos y con un sistema inmune muy fuerte, que igual con la picadura de una pulga podemos sufrir infecciones sobre todo si nos rascamos las picaduras ya que podría entrar en contacto con nuestra sangre.

En el caso de una garrapata podemos sufrir enfermedades como el Lyme y también la conocido como fiebre maculosa de las Montañas Rusas. Si estamos en contacto con animales de granja, en el campo, y hay garrapatas, lo mejor que nos protejamos debidamente y luego nos lavemos bien.

¡Sé el primero en comentar!