Cómo elegir un buen pienso para mascotas

Cómo elegir un buen pienso para mascotas

Sofía Pacheco

En la actualidad existen infinidad de formas de alimentar a un perro o a un gato, pero la más recomendada suele ser el pienso seco e intercalar algo de comida húmeda varias veces por semana. La dieta Barf se desaconseja, así como la dieta vegana y a lo largo de este texto entenderemos porqué. Elegir un pienso para perros y gatos no es fácil, asó que con esta guía acertaremos de pleno.

Los piensos para perros y gatos suelen ser un alimento completo, es decir, que no es estrictamente necesario complementarlo con otros alimentos como potros piensos, latas, verduras cocidas, frutas etc. Lo que pasa es que es muy importante reforzar el sistema inmune del animal y ampliar el abanico nutricional agregando futas y verduras como premio o postre tanto para nuestro perro como para nuestro gato.

Con respecto al pienso, aquí debemos puntualizar una cosa, y es que por muy bonito que sea el anuncio o el envase, no quiere decir que el pienso sea de muy buena calidad. De hecho, los piensos premium suelen tener un embalaje bastante básico y sencillo. Precisamente porque lo bueno está en el interior y no necesitan llamar la atención de forma exagerada.

Vamos a dar claves básicas para aprender a leer las etiquetas de los piensos para perros y gatos, y ser capaces de darle a nuestros peludos la alimentación más recomendable. Cabe decir que, aunque elijamos el mejor, puede que le siente mal o que lo rechace. No tenemos por qué forzar al animal a comer algo que no le gusta.

Hay que buscar otro pienso y probar suerte. Si vemos que vomita o tiene diarreas, hay que retirar ese alimento de inmediato. Si los vómitos continúan, puede que nuestro gato o perro esté intoxicado o tengan algún tipo de problema en el sistema digestivo.

Lo mismo sucede con la dieta Barf, y es que los animales actualmente han evolucionado y su sistema digestivo ya no está preparado para carne cruda y huesos. La dieta vegana es insuficiente para ellos y carece de ingredientes claves para la buena salud de los perros y gatos.

Factores a tener en cuenta

Antes de elegir un pienso, tenemos que conocer algunos aspectos básicos de nuestro animal. En el mercado existe una gran variedad de marcas de comida, pero no todas son validad para todos los perros y los gatos.

Pienso para perros y gatos

Partiendo de la base de que un gato debe comer comida de gato y un perro comida de perro, vamos a conocer qué otros detalles tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un pienso para perros y gatos:

  • Edad: hay que dividir por etapas, hay piensos para cachorros, para jóvenes, adultos y senior. Cada uno tiene unas características y unas necesidades nutricionales diferentes.
  • Tamaño: el tamaño de nuestro perro es importantísimo a la hora de elegir el pienso, ya que eso hará que varíe el tamaño de las croquetas, la información nutricional, la dosis, etc. Nuestro perro puede ser adulto (más de 1 año), pero ser de tamaño pequeño o mediano, por ejemplo. Eso precisa un tipo de alimentación con un diseño de croqueta específico.
  • Peso: hay piensos para perros y gatos obesos, o que necesitan recuperar peso tras una enfermedad o intervención médica. Si el pienso es de mala calidad y el animal no realiza actividad física, es muy probable que tienda al sobrepeso, sobre todo si está castrado.
  • Raza: en la actualidad hay piensos hasta por razas específicas, tanto para perros como para gato. Cada raza suele tener unas necesidades concretas, por ejemplo, necesitan una fácil digestión, o las bolas de pelo, tendencia a las alergias, etc.
  • Salud: hay que conocer la salud de nuestro can o de nuestro michi. Es decir, si hay alergias, problemas estomacales, obesidad, problemas de corazón, insuficiencia renal, etc.
  • Actividad: si nuestro perro o gato es muy activo, podemos introducir un alimento rico en grasas y proteínas. Suelen ser piensos específicos para perros de trabajo, deportistas y similares.

¿En qué hay que fijarse?

Vale, ya sabemos cómo es nuestro perro o nuestro gato. Ahora hay que agarrar el paquete de pienso y leer la etiqueta, tanto los valores nutricionales como la composición de estas croquetas.

La ley obliga que, en las etiquetas de pienso para perros y gatos, los ingredientes estén colocados de mayor cantidad a menor cantidad, por lo tanto, el primero será el que mayor porcentaje tenga. Esto nos va a venir muy bien para identificar un buen pienso de un mal pienso.

Ingrediente principal

Debe ser carne o pescado, o ambos incluso. Para considerar que es un pienso premium hay que ver que haya más de 80% de carne fresca o pescado y que en los ingredientes aparezca como: carne fresca de pollo, ternera, cordero, pato, etc. También es de buena calidad si aparece como carne deshidratada o también como carne hidrolizada.

Aquí si debemos prestar muchísima atención, y es que, si se trata de un pienso de calidad, el porcentaje de proteínas deberá estar entre el 20% y el 40%. Estos aminoácidos son de vital importancia porque ayudan a desarrollar funciones estructurales y metabólicas en los canes y felinos.

En el momento en el que veamos «subproductos», debemos dejar el paquete en su sitio y elegir otro. Los subproductos son los restos de los animales que ni siquiera son para consumo humano como nervios, huesos, tendones, cartílagos, etc.

Su vemos que pone «harina de…» también lo desechamos, ya que será un pienso o carne húmeda de baja calidad y empeorará la salud de nuestro can o felino a corto y largo plazo.

Pienso para perros y gatos premium

Los cereales

Es habitual ver que los piensos tienen cereales, e incluso los hay sin cereales. Lo importante aquí es que el porcentaje de cereales nunca sea superior al de la carne o pescado. Un pienso de buena calidad no tendrá nunca más de 15% de cereales, de hecho, debería tener incluso menos de 10%.

Otra cosa es que el pienso para perros y gatos esté complementado con frutas y verduras, como patatas, zanahorias, guisantes, calabaza, frutos del bosque, manzana, etc. En ese caso, los porcentajes pueden variar, pero nunca superiores al 15%.

¿Aditivos? ¿Colorantes? ¿Aromas artificiales?, no gracias

Hay que huir de todos esos piensos con colorantes, aditivos, aromas, etc. Esto no aporta ningún tipo de valor nutricional, ni tampoco son necesarios. Al revés, los aditivos empeoran la salud de los animales a corto y largo plazo. Algunos ejemplos son: BHA (butylated hydroxyanisola), BHT (butylated hydroxytoluene), Etoxiquín o Ethoxyquin, Propyl gallate o Propylene glycol, entre otros.

Lo que importa es que haya condroprotectores, vitaminas y minerales, lecitina, biotina, glucosamina y condroitina, probióticos y prebióticos, etc.

Taurina (solo para gatos)

La taurina es un aminoácido esencial para los michis, porque ellos no la fabrican en cantidades suficientes y necesitan ese extra para el normal funcionamiento de su sistema musculoesquelético, corazón, visión y reproducción.

Los gatos precisan de 500 mg de taurina todos los días, así que tendremos que estar muy pendientes del tipo de pienso que le estamos dando a nuestro felino. Un pienso de calidad media y calidad alta suele venir bien suplementado con taurina, aunque si este pienso tiene un mínimo de 30% de proteínas animales de calidad, será suficiente taurina para un gato adulto sano.

Cómo saber si es un buen pienso

Lo más normal, aparte de comprobar todo lo anterior, es ver cómo está nuestro perro y nuestro gato. Su aspecto físico y su estado anímico es clave. Además, un pienso para perros y gatos de calidad, y una alimentación buena en general, eso incluye ofrecer zanahorias, manzana, calabaza, etc. hará que su salud mejore y visitemos menos al veterinario.

La clave está en que nuestro gato o perro tenga buen peso; esté activo y tenga ganas de jugar; la boca esté sana sin dientes rotos ni heridas y no haya mal aliento; sus heces salgan completas y que apenas haya diarreas a lo largo del año; que no haya calvas en su piel, sino un pelaje brillante y suave; que no haya heridas en la piel o manchas oscura; que no haya infecciones de orina, etc.

¡Sé el primero en comentar!