Aceite de CBD para mascotas, ¿es bueno?

Aceite de CBD para mascotas, ¿es bueno?

Sofía Pacheco

El CBD se ha puesto de moda en las últimas semanas, pero ha llegado hasta el punto de que se administra en animales, como en perros y gatos. A lo largo de este texto vamos a explicar los tipos de CBD que hay para mascotas, recomendaciones de usos y dosis, si tiene beneficios reales y las principales contraindicaciones.

Parece mentira, pero el CBD se está administrando en mascotas y a lo largo de este camino nos encontramos con detractores y con multitud de defensores. Algo que vamos a dejar claro desde el inicio es que no es el mismo aceite de CBD para humanos que para animales, así que, si nosotros hemos probado este aceite, no es recomendable dárselo al perro o al gato.

Se trata de algo que debe recetar un especialista, y queremos dejar claro esto, porque en ningún momento estamos dando permiso para que podamos administrar estas cantidades a un can o a un felino. Solo aportamos información sobre el tema.

Tipos de aceites

El aceite de CBD no es un psicotrópico, sino un psicoactivo, es decir afecta a la actividad mental como el azúcar, la cafeína, el cacao, etc. Estos efectos se consiguen en los seres vivos con columna vertebral y médula espinal.

Si es cierto que, para lograr este aceite, es necesario cosechar la planta de cannabis, prepararlo, separar flores y semillas y dejar secar el tallo que después se humedece y se extrae el aceite. Mucha gente usa el aceite de CBD como sustituto de la marihuana, porque no colca y sin embargo se consiguen beneficios similares como la relajación.

Ya hemos dejado claro que no es el mismo aceite para humanos que para animales, y la diferencia reside en la cantidad de concentración de cannabidol. Aquel aceite destinado a animales tiene menor concentración que el destinado a humanos. No, ni, aunque lo diluyamos en agua o le demos solo una gota, no deberíamos ofrecerle a un can o a un gato un producto para humanos.

Los tipos son los siguientes:

  • Pastillas.
  • Cremas.
  • Aceite.
  • Aerosol

Recomendaciones de uso y dosis

Nosotros en ningún momento estamos recomendado el uso de este producto en perros y gatos, ni en otros animales. Solo contamos la información y entre tantos datos, conviene saber que los grados del aceite de CBD se dividen en porcentajes de 5% en 5% para humanos.

Pero en animales, el porcentaje varía bastante siendo el 3% la concentración máxima, por lo que la recomendación de uso es la siguiente: Por cada kilo de peso se recomienda 1 mg de CBD máximo por día, es decir, si nuestro perro pesa 10 kilo, deberemos darle máximo 10 mg en un día.

Se recomienda empezar a administra con 0,1 mg por kilo cada 12 horas para ver cómo reacciona el perro. Así durante una semana, e ir aumentando muy lentamente. Normalmente se administra por vía oral y suele gustarles mucho, aunque también podemos echarlo encima del pienso, la comida húmeda, las chuches, etc.

Es muy importante que el aceite que se compremos tenga menos de 0,2% de THC, esté libre de productos tóxicos y venga suplementado con ingredientes de alto valor nutricional como aceite de pescado.

CBD para mascotas

Beneficios

Los supuestos beneficios que aporta el CBD a los animales son los siguientes, pero no debemos administrarlo sin la aprobación de un veterinario. Mucho menos si nuestro perro o gato padece alguna enfermedad del corazón, hígado o riñón, o está tomando algún tipo de medicación.

Estimula el apetito

Si un perro o gato no come, es muy mala señal. Por lo que deberíamos acudir a un veterinario lo nates posible, ya que la vida de nuestra mascota podría estar en riesgo. Siempre hay que mirar por ellos antes que, por nosotros, por lo que estimular el apetito con CBD para mascotas debería ser una última opción, siempre lo primero es mirar por su salud, después cambiar la alimentación, motivarle con cariño y juegos, etc.

Combate la ansiedad

Hay perros que son muy ansiosos jugando, con otros perros, con niños, con la comida y tal. Hay quienes lo usan para calmar la ansiedad. No olvidemos que, al usarlo, estamos anulando la personalidad de nuestro perro o gato, por lo que se puede considerar maltrato animal.

El CBD puede ayudar a equilibrar las fluctuaciones químicas del cerebro y equilibrar a nuestro animal. Esto podría usarse en caso de tener mucho jaleo en casa, noche de cohetes y fuegos artificiales o situaciones similares.

Alivia los dolores

Aquellos perros y gatos que tengan algún tipo de lesión y sufran dolores, tomar CBD para mascotas puede ayudarles a calmar el dolor. Esto lo consigue de una forma muy curiosa, y es que el CBD entra en el cerebro y bloquea e impide que el receptar del dolor se active.

Esto tiene un lado negativo y es que llegará un punto en el que el animal necesitará más y más cantidad para calmar su dolor, puesto que, al hacer desaparecer esa señal de dolor, el perro o el gato se activará y se moverá, por lo que cuando el efecto del CBD pase, las consecuencias podrían ser negativas.

Posibles inconvenientes

Hasta comernos un plátano puede tener efectos adversos, y no estamos exagerando, así que el aceite de CBD para perros, gatos y otros animales, no iba a ser menos. Hay quienes le dan esto a los peces, tortugas, vacas, caballos, etc. No entramos a valorar, solo informamos.

El aceite de CBD tiene efectos adversos graves para nuestros perros y gatos, estos pueden aparecer por un exceso de consumo o por una reacción del organismo. Lo mismo nos pasa a nosotros, nos puede sentar bien, o podemos terminar vomitando.

Los perros y gatos pueden sufrir convulsiones, baja presión arterial, somnolencia, problemas de hígado, baja salivación, picores, agresividad, etc.

Debemos consultar con veterinarios nuestra decisión de administrar CBD para mascotas, ya que él puede informarnos mejor o puede ponernos en antecedentes o experiencias que ha vivido con casos similares al de nuestro perro o gato. De esta forma no ponemos en riesgo la vida de nuestra mascota, ya que todo lo que sea causar daño innecesario al animal se considera maltrato animal y es un delito tipificado en el Código Penal.

¡Sé el primero en comentar!