¿Dolor en pulgares al usar el móvil? Esto te interesa

Si usamos mucho el móvil es probable que nos duelan los tendones de las manos, en especial los pulgares. Nuestras manos no están adaptadas aún a estos gestos, aunque poco a poco nos vamos adaptando. Es normal que surjan dolores, pero hoy explicamos cuáles son sus síntomas, algunos ejercicios para aliviar la tensión y el dolor y algunos consejos para evitar la tendinitis.

Usar el móvil en exceso tiene consecuencias negativas y las vamos a ver a continuación. Con esto no queremos decir que no usemos, el móvil, pero sí hacer un uso respetuoso y controlado o incluso alternar de mano a mano. Al final del texto daremos consejos para evitar esta tendinitis tan común en la actualidad.

¿Dónde se localiza la lesión?

Se localiza en las manos y surge por la inflamación de varios tendones, dependiendo de la zona exacta que nos duela, esos serán los tendones afectados. Lo más común es que duelan los tendones localizados en los pulgares, también conocidos como extensor largo y extensor corto, además, es habitual una leve molestia en la muñeca, ya que ambos pasan por esa zona en concreto.

Si sentimos dolores en esa zona o en otros tendones, lo mejor es acudir a un traumatólogo y que nos examinen la mano, ya que aparte de tendinitis por usar el móvil puede haber otro tipo de lesiones de fondo. El dolor podría volverse crónico llegando a perder fuerza y agarre en la mano y eso nos restará calidad de vida.

Las lesiones osteomusculares por el uso del móvil son muy comunes, incluso los dolores de cuello, contracturas e incluso hay quienes están desarrollando joroba antes de los 35 años. Hay que ser conscientes de que tener toda nuestra vida en un móvil es un avance maravillo, pero nuestra salud está en juego si no podemos remedio a tiempo.

Síntomas

Los síntomas de la tendinitis por uso del móvil son algo claros, pero como hemos dicho antes, debemos ir a que nos los revise un especialista, ya que podría haber otras lesiones, sobre todo si hacemos deporte como tenis, pádel, baloncesto y otros deportes donde las manos so protagonistas y reciben impacto.

Los síntomas más comunes son los siguientes, pero debemos aclara que pueden o no coincidir con nuestro caso:

  • Dolor en la mano.
  • Dolores en las muñecas.
  • Pesadez en el brazo e incluso hombro y cuello.
  • Hormigueo en las manos y antebrazo.
  • Adormecimiento de manos y brazos.
  • Pinchazos en manos, muñecas y antebrazos.

Lo más común es la fatiga muscular, es decir, esa sensación de cansancio en el brazo sin motivo aparente. En el siguiente apartado vamos a dar varios ejercicios con los que entrenar las zonas afectadas en caso de sufrir tendinitis por usar el móvil.

Estos entrenamientos también nos servirán para fortalecer la musculatura, tendones, articulaciones y ligamentos y así evitar lesiones futuras como la tendinitis de la que hablamos hoy.

Un hombre con tendinitis por usar el móvil

Rutina de ejercicios

Existen diferentes rutinas de ejercicios para aliviar esa tensión y ese dolor, e incluso son ejercicios que podemos hacer para evitar y retrasar la aparición de esta molesta tendinitis.

Hacer bolas con plastilina

Sí, parece una tontería, pero el hecho de jugar con plastilina o algún material similar ayuda a la musculatura de las manos y los antebrazos a fortalecerse y evita la tendinitis. Si no tenemos plastilina, una pelota antiestrés también es buena idea. Las hay pequeñas y grandes. Recomendamos ambas, así podemos simular las bolas de la plastilina con las pequeñas y con la grande mejorar el agarre y la fuerza en caso de que la tendinitis nos duela mucho y estemos perdiendo fuerza.

Masajes relajantes

Ir a un fisioterapeuta de vez en cuando para aliviar tensiones en brazos, manos y cuello es de las mejores opciones. Además, los especialistas podrán detectar a tiempo ciertas lesiones y ayudarnos a ponerle solución, nates de que aparezcan de verdad o se vuelvan crónicas, como pasa con algunos dolores de hombro y muñeca.

Además, podemos pedir a nuestra pareja, amigo o familiar que masaje suave nuestras manos y cada dedo con crema hidratante o aceite esencial, así aliviaremos tensión, aumentaremos la movilidad de las articulaciones, descargaremos tensiones de los tendones y ligamentos y evitaremos lesiones.

Estirar dedos y muñecas

No nos referimos a crujir, eso no, nos referimos a realizar estiramientos concienzudos en manos, muñecas, brazos, hombros y cuellos, ya que la tensión de los dedos sube hasta el cuello.

  • Estiramos el brazo hacia el frente y levantamos la palma, como si señaláramos el cielo, y con ayuda de la otra mano estiramos la palma hacia atrás. Y después igual, pero con la palma hacia abajo, como si señaláramos el suelo. De esta forma estamos relajando todos los tendones de la mano, la muñeca y el antebrazo.
  • Otro estiramiento poner las palmas juntas como en posición de rezo y hacer presión con amabas y bajar lo máximo que podamos. Hay que aguantar unos 15 segundos como máximo.
  • También podemos sacudir las manos, tal y como se muestra en el vídeo que hemos puesto unos párrafos más arriba.
  • Con los brazos estirados, podemos hacer puños hacia fuera y después hacia dentro.

Consejos para evitar tendinitis

Existen consejos útiles para evitar y retrasar este tipo de tendinitis. Algunos son básicos, pero todos son muy útiles y nos van ayudar a prevenir este molesto contratiempo que puede volverse crónico.

  • No mantenernos inmóviles mucho tiempo en la misma postura.
  • Realizar ejercicios y estiramientos de manos, muñecas, antebrazos, brazos y hombros.
  • Cambiar postura al escribir en móvil.
  • Alternar entre mano y mano, aunque es mucho mejor usar las dos a la vez.
  • Los dedos y las muñecas debemos mantenerlos en una aposición neutral y donde no sufran ni estén en posturas forzadas.
  • No chatear más de 20 minutos seguidos.
  • Tener el móvil a la altura de los ojos para evitar malas postura y futuros dolores de hombro y cuello.
  • Estar siempre apoyados. Por ejemplo, apoyar los codos en la mesa mientras usamos el móvil a la altura de los ojos.
  • Alternar entre pulgares y otros dedos para manejar la pantalla del teléfono.
  • Si sentimos hormigueos, hay que acudir a un especialista
¡Sé el primero en comentar!